sábado, 25 de septiembre de 2010

Fürstenberg, la cerveza de Bismarck

  

Cambiando de estilo de cerveza, en esta ocasión voy a hablar sobre una lager, o cerveza de baja fermentación: la producida por la reputada cervecera Fürstenberg, originaria de la preciosa región de la Selva Negra en Alemania.

La historia de esta famosa cervecera se remonta allá por la edad media, en la época en la que el rey Rudolf von Habsburg otorgó el dominio sobre el condado rural de Baar en Donaueschingen, al conde Heinrich von Fürstenberg. Y uno de los principales privilegios feudales de dicha propiedad  feudal era el derecho a elaborar cerveza, lo cual era de suma importancia en la época, ya que podía proporcionar pingües beneficios.
Históricamente la cerveza que otorgó el reconocimiento y reputación de la cervecera por toda Alemania, fue la "Fürstenberg Salvator" creada por el maestro cervecero Josef Munz en 1886. Y uno de los factores que también influyeron en la publicidad de la cerveza en aquella época, fue que incluso el canciller Otto von Bismarck llegó a proclamar a la Fürstenberg Salvator como su bebida predilecta.
Años más tarde, el famoso y experimentado maestro cervecero Munz deleitó a sus contemporáneos por segunda ocasión, con una cerveza elaborada a la manera Pilsener, con la mejor cebada, fuerte sabor a lúpulo y un agua de muy baja mineralización. El último emperador alemán, el Kaiser Wilhelm II, quedó tan maravillado con esta nueva cerveza, que llegó a incluirla en la "tabla de alimentación de Su Majestad el Kaiser". El maestro cervecero de Fürstenberg siempre creyó en elaboración de una cerveza que pudiera acompañar muchos momentos agradables a gente de todas las edades y países del mundo y desde aquel día hasta la actualidad, muchas generaciones de bebedores de cerveza en Alemania y otros países, han sido fieles consumidores de esta cerveza, producto de la tradición germana. 

Actualmente la compañía produce diferentes variedades de cervezas:
-Lager
-Heffe Dunkel
-Heffe Hell
-Weizen Kristall
-Premiun Pils
-Edelbrau
-Y sin alcohol

Siendo la lager la comentada en el post de hoy.



CATA:
En su formato embotellado viene presentada en una botella tiene de estilo elegante, y con un etiquetado frecuente en las cervezas alemanas en las que incluyen letras góticas.
Elaborada con lúpulo seleccionado de Hallertau, la mejor de levadura y agua de manantial de la Selva Negra.
La particularidad de esta cerveza es que (siempre según información de la compañía) el nivel de fermentación es del 84%, lo que transforma una mayor cantidad de azúcar en alcohol y la hace más digerible.

Graduación: 5,3º
Color: Amarillo claro, dorada, viva, burbujeante, coronada por una atractiva y consistente capa de espuma blanca.
Aroma: Claramente a malta. Ligeros matices herbales.
Sabor: Se trata de una lager en la que predomina el dulzor proporcionado por la malta, que es la que imprime el carácter de esta cerveza. De cuerpo medio, finaliza con un suave y breve amargor en el regusto.
Ideal para tomar en cualquier momento.

Nota: 7,5/10

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Summer Lightning, relámpago de verano


Hola amigos cerveceros, hoy nos toca quedarnos de nuevo en suelo británico en nuestro recorrido singular por los distintos países con tradición cervecera, y por ende vamos a hablar uan vez más de una cerveza made in England. Estamos hablando de la Summer Lightning, cuyo nombre (relámpago de verano) es ciertamente apropiado para la época en la que estamos, ahora que acabamos de dejar atrás el verano, y llegan las tormentas y lluvias de otoño, aunque resta por delante el veranillo de San Miguel. 
Esta cerveza es el producto estrella de la Hopback Brewery (lo que literalmente podría traducirse como el regreso del lúpulo), y que ha logrado numerosos premios y galardones otorgados por la CAMRA (Campaign for Real Ale).
Fue en 1986 cuando comienza la particular historia que dio origen a la HopBack Brewery. En aquel año John y Julie Gilbert adquieren el pub The Wyndham Arms en las afueras de Salisbury (ciudad con un centro medieval muy acogedor y una catedral impresionante), en la región de Wiltshire, en el corazón de la vieja Inglaterra. El sótano del propio pub junto con el jardín de la trastienda, fueron los lugares donde comenzaron a trabajar en la elaboración de sus propias cervezas artesanales para consumo del pub. Fueron adquiriendo tal reputación que tan sólo dos años más tarde comenzaron a recibir galardones por sus cervezas. A comienzos de los 90, concretamente en octubre de 1991 fue cuando la Hop Back Brewery Limited inició su andadura oficial como compañía cervecera de cara a hacer frente al aumento progresivo de la demanda.  Fue tal el crecimiento de la compañía que al año tuvieron que dejar de fabricar la cerveza en su propio pub y alquilar una fábrica para ello. A partir de ese momento, y en años posteriores, fueron adquiriendo más fabricas, almacenes y pubs.
En los siguientes años Summer Lightning, su cerveza estrella, logró recibir un montón de premios y en 1998 pasó a ser vendida en una conocida cadena de supermercados, incluso exportada a Estados Unidos. Entre 2002 y 2005 ya disponían de mas de media docenas de pubs, alojamientos para huéspedes, almacenes, etc. y llegaron a producir hasta 16.000 barriles al año. Y la filosofía de la compañía es la de continuar creciendo y hacerse cada vez más fuerte.


CATA
Esta cerveza se distribuye habitualmente en botella de 0,50cl, con un atractivo diseño de etiquetado.
Se trata de un cerveza un tanto singular en la industria cervecera ya que se trata de una cerveza de verano que es producida durante todo el año. Se trata también de una cerveza que tiene una segunda fermentación en botella, con restos de levadura que son claramente visibles.

Aspecto: De color amarillo paja, algo turbia, con mucha burbuja, y con una capa de espuma de grosor medio a corto.
Aroma: El aroma está marcado claramente por el lúpulo, ya que se trata de una cerveza que en nariz es profundamente herbácea y con un toque algo afrutado o cítrico (naranja?) Las maltas quedan disimuladas bajo este manto de olor a frutos y plantas silvestres.
Sabor: En boca es una cerveza de cuerpo medio a ligero, que entra muy fácil. En paladar aparece de forma sutil la malta en un comienzo, que queda matizada por el profundo amargor provocado por el lúpulo. Finaliza con un prolongado retrogusto seco y amargo. Resulta muy refrescante, ideal para tomar en verano, e incluo siriviéndola a muy baja temperatura, consigue mantener su carácter lupulado en aroma y sabor.

Nota: 8,25/10

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Hopus... lupulus

 
Desde hacía ya algún tiempo, en diferentes círculos cerveceros, de amigos, foros y demás, había oido hablar de una cerveza belga que era considerada por muchos, como una de sus favoritas.  Lo normal es que  hablando de cervezas belgas, entre las predilectas de la gente en general, se encuentre alguna cerveza de abadía o alguna trapense. Pero en esta ocasión no era así. Se estaban refiriendo a la Hopus, catalogada por muchos como una IPA (Indian Pale Ale), quizás por su alto contenido en lúpulo, aunque en la etiqueta de la botella se define como una strong bitter. En cualquier caso, cuando había tantas buenas opiniones que provenían de distintas fuentes, sería por algo y fue lo que despertó mi interés por probarla, y he de adelantaros, que la experiencia fue muy satisfactoria. Así que en este caso, se hizo bueno el refrán de que "cuando el río suena, agua lleva"...

La cerveza Hopus es producida por la compañía belga Lefebvre situada en Quenast, en el corazón de  la región de Valonia Brabante, la zona francófona de Bélgica. El origen de esta compañía se remonta al año 1876 cuando Jules Lefebvre, el guardabosques de la zona, y a  la vez granjero, tabernero y cervecero, inauguró su nueva cervecería. Rápidamente se abrieron numerosas cantinas y pubs alrededor de las canteras de la zona, a los que los numerosos obreros que trabajaban en ellas acudían a refrescarser y saciar su sed debida al esfuerzo de trabajar la  la piedra.
Actualmente continúa siendo una compañía familiar, heredera del fundador de la cervecera, y goza de un notable prestigio en el mundo de la cerveza. Aparte de la Hopus, también fabrica otras cervezas afamadas y reconocidas como la Floreffe (no confundir con la Florís), o la Barbar.

La Hopus es una cerveza especial belga, similar a una triple ale, de alta fermentación, no filtrada, ni pasteurizada y con segunda fermentación en botella. Se trata de la última creación de la cervecera y ha supuesto una cooperación perfecta entre todos los miembros de la familia que actualmente trabajan en la compañía, abarcando todas las  áreas dentro de la producción de la cerveza: desde la selección de la materia prima, hasta  el diseño de la imagen y la campaña de marketing.
En cuanto al origen del nombre de la cerveza, hay una versión que circula en la red, y que parece ser cierta., y es que proviene de una combinación del vocablo inglés o flamenco hop (lúpulo) y del latín opus (trabajo u obra). Por lo que podría significar, algo así como "obra de lúpulo".

La presentación de la cerveza francamente es atractiva, con una botella de forma achaparrada y con tapón de porcelana, como el que se utiliza para otras cervezas como la holandesa Grolsch, o los mismos que se usaban para las antiguas botellas de la Casera, que seguramente conozcáis.
El etiquetado es igualmente original, con una curiosidad: los ingredientes y el lema de la cerveza viene en varios idiomas: inglés, neerlandés, francés y... latín.
Otra peculiaridad de esta cerveza es que dispone de su propia copa diseñada para degustarla, con forma de tulipa, muy bonita. Y además cuando esta cerveza es servida en una cervecería, después se sirve un vaso de chupito para consumir por separado los restos de levadura de la segunda fermentación que se encuentran depositados en el fondo de la botella. De este modo el público en general , va adquiriendo la costumbre  (por otro lado, conocida y aplicada por los amantes de la cerveza) de saborear los beneficiosos restos (muy nutritivos, por cierto) de la fermentación en botella por separado.



Cata:
Graduación: 8,5º
Aspecto: De color amarillo pálido, y de aspecto turbio. La corona de espuma formada en vaso en el momento de servirla es amplia, densa y generosa. De color blanco níveo,
y con larga duración, tanto que prácticamente dura hasta que se ha apurado la copa por completo.Debido a su espuma y burbuja, resulta muy atractiva visualmente. Es precisamente este, uno de los aspectos donde destaca.
Aromas: Se caracterizan por la influencia de los lúpulos que forman parte de la composición de la cerveza. Por ello abundan las notas florales y herbáceas. También se detectan suavamente notas de especias y levaduras.
Sabor y textura: Se trata de una cerveza robusta con cuerpo, con fuerza. de densa textura Notablemente carbonatada, resulta algo seca. El sabor está marcado fuertemente por el alto y variado contenido en lúpulo,  y el regusto resulta profundamente amargo por este motivo.
Debido a mi debilidad por las cervezas amargas, esta característica le aporta varios puntos a favor. Una gran cerveza, muy refrescante y fácil de tomar.

Puntuación: 9/10

sábado, 11 de septiembre de 2010

Shepherd Neame 1698, el sabor de una antigua tradición

Tras un periodo de descanso estival, voy a comentar una cerveza más. En esta ocasión vuelvo a rondar las cervezas británicas, y concretamente en una cerveza producida por una de las cerveceras más prestigiosas y con más tradición en la vieja Inglaterra. Estoy refiriéndome concretamente a la ale 1698, de la cervecera Sheperd Neame. Se trata de la cervecería más antigua de toda Inglaterra, cuyo origen se se remonta a 1698 (por lo que podréis comprender rápidamente el motivo del nombre de la cerveza que comentaré). La compañía se encuentra situada en Faversham, en pleno corazón del "jardín de lúpulo" del condado de Kent.

La historia comenzó en el año 1698 cuando el alcalde de la población de Faversham, el capitán Richard Marsh fundó una fábrica de cerveza en Court Street. Por aquella época, a finales del siglo XVII, Faversham gozaba de un notable prestigio debido a una tradición cervecera ancestral que se remontaba al siglo XII, entres los muros de una abadía benedictina, construida a muy poca distancia del lugar actual que ocupa la fábrica de cerveza, y donde se encontraba un manantial de agua pura, muy apropiada para la elaboración de cerveza . Cuando el capitán Marsh falleció en 1727, la fábrica pasó por manos de diferentes herederos suyos hasta que finalmente paso a ser de propiedad de Samuel Shepherd, a quien debe parte del nombre actual de la cervecera. Julius Shepherd, su hijo, fundó una sociedad familiar con hijos y nietos hasta 1819, cuando el negocio pasó a ser controlado únicamente por su bisnieto.
La cervecera pasó a ser de propiedad compartida por diferentes socios, y con motivo de estas distintas asociaciones, la empresa cambió de nombre en numerosas ocasiones, como por ejemplo: Sherpherd y Hilton, Shepherd & Mares y, por último, cuando uno de estos socios Percy Beale Neame se unió a la asociación en 1864, la cervecera pasó a llamarse Shepherd Neame & Co, que es con el nombre con el se conoce en la actualidad, tras cinco generaciones de la misma familia al frente de la compañía.
Más de tres siglos después de su fundación, la fábrica de cerveza que fundó Richard Marsh, continúa siendo una empresa familiar independiente, comprometida con la elaboración de la cerveza manteniendo las recetas tradicionales usadas desde siglos atrás, en combinación con los estándares de servicios contemporáneos y los más recientes avances tecnológicos.
A modo de curiosidad y como secreto de elaboración, la cervecera sigue utilizando máquinas de vapor y un par de maceradores de teca rusa que se remontan a comienzos del siglo XX.
Shepherd Neame produce una gama de cervezas tradicionales que, literalmente se podría decir que se trata de cervezas vivas, o lo que es lo mismo, que dichas cervezas siguen fermentando en barrica, tras sus elaboración. Cada una de las cervezas tiene su propio sabor diferente, pero todas están elaboradas con una regla singular, la de usar el agua más pura de ricos manantiales. De entre este conjunto de cervezas destaca la Bishop's Finger, que comentaré en otro post más adelante.

Cata:

Según información proporcionada por la propia compañía, la 1698 es una Real Ale, o Ale acondicionada en botella, lo que provoca que contenga levaduras en  el fondo de la botella, lo que le proporciona una notable complejidad. Fue elaborada por vez primera en 1998 con motivo del tercer centeanrio de Shepherd Neame y, en su receta sólo se usan lúpulos y maltas de Kent, en combinación con el agua extraída de pozos artesianos.
Sus omnipresentes matices herbales provienen de un lupulizado en tres fases, número equivalente al de los leones presentes en su etiqueta, que recuerda el vínculo del pueblo de Faversham, con la nobleza y el ejército británico. 

Graduación: 6.5º
Color: De color ambar intenso, similar a la miel. La fina capa de espuma formada en copa, presenta un aspecto frágil, disipándose en pocos minutos, lo que le resta atractivo visual.
Aroma: Lo mejor de esta ale británica. Compleja en aromas. Afloran notas de toffee, frutos secos, pan, miel y caramelo, también frutales y a hierbas.
Sabor: En boca se presenta como una cerveza de cuerpo medio a ligero, y con una carbonatación notable. En paladar, resulta dulce al comienzo, algo almibarada. Con un toque a caramelo y alcohol siempre presentes, finaliza con un ligero amargor y acidez en el regusto.
Sin ser una cerveza rechazable, ni mucho menos, para mi gusto no alcanza el nivel de algunas otras cervezas de su estilo, dentro de incluso su propio país. Particularmente, me inclino más por otras como la London Pride, y que ya comenté en este mismo blog.

Nota: 6,5/10