lunes, 11 de julio de 2011

Pelforth Brune, la cerveza del pelícano



Hasta hoy no he hablado de ninguna cerveza elaborada en nuestro país vecino, Francia. Cierto es que Francia, al menos es la impresión general de la gente, no tiene mucha tradición cervecera. Aparte de la archiconocida y comercial Kronenbourg, y alguna otra cerveza que podemos encontrar en las grandes superficies, hasta España no suelen llegar muchas cervezas francesas, y lo cierto es que hay bastantes cervezas muy interesantes, en especial las procedentes de dos regiones: la Alsacia y el Paso de Calais al norte del país, en las cercanías de la frontera con Bélgica. Tal es el caso que nos ocupa hoy, la Pelforth Brune. Una cerveza oscura de fino gusto muy recomendable.

La Pelforth es una fábrica que fue fundada por tres maestros cerveceros en 1914, al comienzo de la Primera Guerra Mundial, en la localidad de Mons-en-Baroeul situada al norte del país cerca de la ciudad de Lille. Inicialmente la compañía se creó con el nombre Pelican, utilizando como imagen de la marca un pelícano y que ha perdurado hasta la actualidad, debido al auge de un baile muy popular en aquellos años. A pesar de nacer con la primera gran contienda europea del siglo XX, se llegó a detener la producción durante la Segunda Guerra Mundial, volviendo a ponerse en marcha la fábrica en 1950. El nombre de la cervecera se cambió por el de Pelforth en 1972, manteniéndose este nombre hasta nuestros días. Hay una curiosa explicación para la elección de este nombre y que circula por la red. "Pel", procede del nombre original Pelican, "fort" por considerar a sus cervezas fuertes por su gran contenido en malta, y la "h" del final para darle un toque anglosajón. Más adelante, la compañía fue adquirida por uno de los gigantes de la industria cervecera: el grupo Heineken International en 1988, pero la cervecera continúa produciendo las cervezas de la marca Pelforth. Entre la variedad que fabrica la Pelforth, destacan: la Blond con 5,8º, la Ambar con 6º y la Brune con 6,5º, que es la que comentaré en la cata. Además la Pelforth fabrica para el grupo Heineken la George Killian con 6,5º, una cerveza ámbar irlandesa y que he llegado a ver (y probar) en alguna ocasión en España.



Cata:

Graduación: 6,5º

Aspecto: De color marrón oscuro, y con ciertos brillos en los bordes de la copa que van desde el rubí al granate, genera una capa de espuma de color crema y con buena retención pero no gran espesor.

Aroma: Se trata de una cerveza compleja en aromas y de olor ciertamente agradable. Predominan los olores a malta, con matices afrutados a manzanas asadas, frutos dulces, como higos o pasas, un toque de caramelo y ahumado.

Sabor y textura: Cerveza de cuerpo medio-alto, con peso, pero a la vez de fácil trago. Tiene buena carbonatación y la textura es suave, aterciopelada. Sabe predominantemente a malta con un toque ahumado, y matices dulces a caramelo que se intensifican en algunos momentos gracias a que aparece el alcohol en el trago, pero no en exceso. Bastante bien balanceada con una carga de lúpulo suficiente para rematar con un regusto final amargo y prolongado. Una cerveza muy recomendable para acompañar un buen asado de carne.

Puntuación: 8,5/10

1 comentario: