lunes, 10 de mayo de 2010

Britain vs. Deutchsland



Hoy voy a hablar sobre la curiosa competencia que existe entre 2 compañías cerveceras: la Brewdog, de Escocia y la Schorschbräu de Alemania. Parece que ambas compañías se han empeñado en sumirnos en una espiral de escalada alcohólica con las cervezas que se han dedicado a producir durante los últimos años.
Las dos compañías están especializadas en la elaboración de cervezas de muy alta graduación, mucho más que algunas cervezas belgas que alcanzan o incluso superan los 10º. Estamos hablando de cervezas que alcanzan los 20º, 30º o 40º como si se trataran prácticamente de un whisky.

Como ya apunté en mi primer post, mucha gente mantiene la idea de que la cerveza es una bebida alcohólica, de baja graduación, simple, y que se toma esencialmente como bebida refrescante, con la que alternar el aperitivo y que debe ser consumida a temperaturas muy bajas para ser degustada.
Para los que conocemos un poco más el mundo de las cervezas de importación, no nos supone tanta sorpresa el conocer la existencia de cervezas que duplican holgadamente la típica graduación de las cervezas pilsener, pero lo de estas compañías, francamente he de reconocer que sí me ha sorprendido. Jamás sospeché que una cerveza pudiera ofrecer tal concentración alcohólica.


Por ahora la batalla la va ganando la escocesa BrewDog, que con su última cerveza estrella, una IPA (Indian Pale Ale) llamada Sink the Bismark (ahí, han estado muy agudos los escoceses), han conseguido desbancar del primer puesto de cervezas, en cuanto a grados de alcohol se refiere, a la alemana Schorschbock, por tan sólo 1 grado, llegando a alcanzar los 41º. Ahí es nada.
Ahora bien, quien tenga interés por degustarla va a tener que rascarse un poco el bolsillo, porque la botella de 33cl cuesta la nada despreciable cantidad de 40 libras. Hay que pagar más de una "pound" por cada grado.
La empresa escocesa ya tenía en el mercado dos cervezas de muy alta graduación: La Tactical Nuclear Penguin (de nuevo con nombre bélico) con 32º y la Tokyo con 18.2º.
Como detalle curioso, no dejéis pasar la oportunidad de echar un vistazo a los spots de la compañía escocesa, dentro del la propia web. Sus videos de promoción son la mar de ingeniosos, con un humor tan ocurrente como ácido. Otra muestra de su ingenio es el propio nombre que le han dado a la cerveza: El nombre de la cerveza está inspirado en la película "Hundan el Bismarck" que trata de la  operación de caza que llevó a cabo la marina británica al buque de guerra alemán del mismo nombre, como si en su particular competición con la cervecera bávara, tratasen continuamente de darles caza. El título de la película surgió a su vez, de una conocida cita perteneciente al mismísimo Winston Churchill, que esgrimió durante una intervención en la Cámara de los Comunes, después de que el acorazado nazi Bismarck hundiera al buque británico Hood, lo que causó una gran conmoción en el Reino Unido.


La que hasta ahora era la cerveza más fuerte, la Schorschbock de 40º, procedía de la fábrica de cerveza alemana Schorschbräu en la región de Oberasbach, al norte de Baviera. Ésta tiene un grado de alcohol menos que la cerveza escocesa. En este caso eligieron una presentación para la cerveza que hiciera honor a su singularidad. Vienen embotelladas en recipiente de cerámica y selladas a mano con cera.

En ambos casos estas cervezas no se encuentran disponibles en España, o al menos no he encontrado en ningún distribuidor o tienda de cervezas de la red, que las ofrezca a la venta en España. Hay que recurrir a la página web propia de las compañías para poder comprarlas, pero incluso en el caso de la alemana, tampoco es posible, ya que no sirven las cervezas a particulares del extranjero, y aunque proponen un par de tiendas virtuales internacionales donde adquirirlas, no he conseguido localizarlas. Una verdadera lástima, porque me hubiera gustado poder hacer de árbitro en esta particular contienda, y al margen de los grados de cada cerveza poder decidir, por cuál me decantaría. Aunque, el elevado precio, en especial de la escocesa, también hace que tenga mis reticencias. Lo cierto es que termina resultando un capricho algo caro.
Por el momento, mantendremos nuestra neutralidad, a la espera de que resulte algo más sencillo conseguirlas y a que el precio sea un poco más asequible.

Bueno, bueno, bueno... últimas noticias a 10 de Mayo de 2010: los alemanes no se rinden y vuelven a la carga, en las novedades de su página web (05/2010) anuncian el lanzamiento de una nueva Schorschbock de 43º!!! que tienen que decir los escoceses al respecto? Esta guerra desde luego que no ha acabado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada