sábado, 22 de mayo de 2010

Los 4 ases de la baraja Pilsner Alemana.

Hoy voy a hablar de las cervezas de estilo Pilsner Alemán. Qué gran país Alemania! Qué gran variedad de ricas cervezas! No sé si ya lo he llegado a comentar en alguno de mis anteriores posts, pero no lo puedo ocultar, y es que tengo debilidad por el país teutón, y en especial, por Baviera y su capital Munich, la cual he visitado en más de una ocasión. Su arquitectura, sus animadas calles, sus ambiente tanto por el día, como por la noche, su tradicional gastronomía, el carácter de la gente, mucho más abierto de lo que gente podría suponer de los alemanes, su cultura y gusto por la cerveza, el Oktoberfest, esos "biergarten" tan animados en verano, ...

La cerveza pilsner de estilo alemán, es uno de los tipos de cerveza más extendidos por todo el mundo, aunque el estilo pilsner es originario de la región de Bohemia, en la República Checa, concretamente en la ciudad de Plzen, de donde toma el nombre. La cerveza pilsner alemana, se caracteriza por seguir la Reinheitsgebot, o ley de la pureza bávara de 1516, impuesta por el duque Guillermo IV de Baviera, y que desde entonces forma parte de las leyes que en Alemania, que han de cumplir todos aquellos que deseen producir cerveza en el país.

A continuación voy a comentar las que para mi son las 4 cervezas más importantes de este estilo en Alemania, aunque hay infinidad de marcas, como por ejemplo: Tucher, Spaten, Kostritzer, Erdinger, Warsteiner, etc.

Bitburger: La Bitburger, fue fundada en 1817. Una de las principales especialistas en pilsner de Alemania y del mundo. Ha llegado a ser conocida gracias al patrocinio internacional de encuentros deportivos, y es considerada por muchos, como la mejor fábrica de cerveza pilsner de barril. El secreto de elaboración se basa en la utilización del agua del propio pozo de la fábrica a 300m. de profundidad y en el empleo de la cebada cervecera (Hordeum distichum) de verano.
Bitburger Premium Pils:
De color amarillo dorado, con aromas a malta y lúpulo, el sabor es ligeramente dulce, muy equilibrada, de cuerpo medio, finaliza con un regusto seco. Resulta efervescente, ligera, distinguida, llena de sabor y refrescante. Mi favorita.


Diebels: La Diebels fue una empresa particular entre 1878 y 2001, año en el que fue absorvida por el gigant Inbev, del cual un día hablaremos. La Düsseldofer Alt es la marca de cerveza más famosa y vendida en Alemania. Aunque en esta ocasión nos centraremos en la Diebels Pils.
Diebels Pils:
De color ambarino, y con una corona de espuma blanca duradera, en su aroma se aprecia moderadamente la malta y cereales tostados, como a heno. Con una carbonatación suave, resulta dulce al comienzo, dando paso a un amargor moderado, que es más apreciable en el prolongado regusto que deja.



Krombacher: Es en el año 1803 cuando se tiene constancia escrita, por primera vez, de la existencia de esta compañía, pero no fue hasta principios de siglo, en el año 1908 cuando se consideró a la marca Krombacher, como realmente arraigada. La empresa flaqueó bastante en el periodo entreguerras, pero finalmente comenzó a crecer de nuevo a partir de 1990. Desde 2005 es la marca premium lider en Alemania, llegando a producir 500 millones de litros de cerveza al año.
Krombacher Premium Pils:
De color oro, con una densa capa de espuma blanca, su olor tiene notas dulces de malta, y algo más leves de lúpulo, como a hierbas y pino. Ligera en boca, con una carbontación apreciable, su persistente final amargo es bastante agradable, y hace que resulte altamente refrescante


Löwenbäu: Löwenbräu es una de las marcas más famosas del mundo, y una de las más antiguas también, llegando a tener más de 5 siglos de historia. En 1948, tras la segunda guerra mundial, comenzó a exportar cerveza, primero a Suiza y luego a lugares más lejanos. En 1997 se unión con otra gran conocida cervecera, la Spatenbräu, formando parte ambas del gigante Anheuser-Inbev.
Löwenbräu Premium Pils:
De color amarillo brillante. Con una corona media de espuma, es una cerveza burbujeante, con una carbonatación moderada. Los aromas son los clásicos de una pilsner alemana, puros, a malta y a plantas silvestres.Con un cuerpo de ligero a  medio, el sabor es al comienzo a malta, pero va aumentando a lúpulo al final, que se prolonga en un regusto amargo seco.




No hay comentarios:

Publicar un comentario