sábado, 5 de junio de 2010

Chimay... el oro azul


Continuando con el tema iniciado de las cervezas trapistas o trapenses, voy a comentar la que quizás muchos consideran la reina de esta familia de cervezas. La Chimay es sin dudas, la cerveza más conocida de entre las 7 cervezas trapistas existentes, aunque no es la que más botellas produce. Recordemos, que la WestMalle, anteriormente comentada, es la que mayor volumen produce de entre las cervezas trapistas. La podéis encontrar de forma relativamente fácil. En la sección de cervezas de importación de cualquier gran superficie la podéis adquirir. En particular, en el Hipercor, que para mi es el almacén con la mejor sección de cervezas de importación podéis encontrar de las 3 variedades de Chimay, por un precio que oscila entre los 2,20 y 2,75 euros aproximadamente.


La abadía de Scourmont, llamada así por encontrarse en una pequeña colina llamada Scourmont, también llamada Notre Dame, se encuentra cerca de la aldea de Forges-les-Chimay, no lejos de la ciudad de Chimay, también cercana a la frontera con Francia, en la provincia de Hainaut. La abadía, de estilo románico, fue construida en 1850, y desde 1861 comenzaron a fabricar cerveza. Mientras que las abadías de la época, en principio, elaboraban la cerveza para sus propias comunidades, Chimay fue él primero en vender su cerveza con fines comerciales. El padre Pere Theodore, fue tras la Segunda Guerra Mundial quien impulsó la producción de cerveza de la abadía, llegando a ir a la Universidad de Lovaina para estudiar los procedimientos contemporáneos empleados para la fabricación de cerveza.
Chimay produce en la actualidad 3 variedades de cerveza, en función del color empleado para las etiquetas y tapas de las botellas: La roja, la blanca y la azul. Elegido es en referencia a esta última, el título del post.

Como es habitual en las cervezas trapistas, se trata de cervezas con una alta graduación alcohólica, así que tened cuidado, que en cuanto menos lo esperéis  podéis agarrar una simpática "turca". Son cervezas para disfutar pausadamente y en cantidades razonables.


Chimay Roja:

Fue la primera cerveza que se produjo en la abadía. Cerveza de tipo doble. Con 7% de alcohol, tiene una segunda fermentación en botella.
Color: Marrón rojizo.
Aromas: Dulce, a caramelo.
Sabor: Cerveza afrutada, algo avinada, de sabor firme y con regusto agridulce. Se aprecian las levaduras, acentuadas por la segunda fermentación en botella que experimenta la cerveza. El regusto es duradero y se va haciendo más intenso con el paso de los segundos.

Nota: 8
Chimay Blanca:

La Chimay Blanca es la última creación de los monjes del monasterio de Forges-le-Chimay. Se trata de una rubia triple, también llamada Capsule Blonde. Con un 8% de alcohol, experimenta como sus "hermanas" una segunda fermentación en botella.

Color: Ambar intenso.
Aromas: Dulce, y con un dejo a  los lúpulos empleados.
Sabor: Con mucho cuerpo. El sabor es agridulce, a uva y notas herbáceas, dando paso a un regusto amargo, por los lúpulos. Puede recordar a un vino blanco seco.
Nota: 8,5
Chimay Azul:
La Chimay Azul, la cerveza estrella de la abadía contiene un 9% de alcohol, es la de mayor graduación de las producidas en el monasterio, y es la que mejor fermenta y madura en botella. Podemos conservarla durante años guardada celosamente, a la espera de degustarla.  Fijaros, como detalle, que en la chapa viene anotado el año de fabricación. 
Como las otras dos de la abadía son cervezas, a las que yo califico como avinadas, me recuerdan algo al vino, y en este caso podemos considerar a la Chimay Azul, casi como un vino, con permiso de los enólogos y amantes del vino en general.
Color: Tostada oscura.
Aroma: Complejo, incomparable, e hipnotizador. 
Sabor: Muy complejo, como sus aromas. Comienza por un sabor a maltas tostadas, a frutos dulces como ciruelas, uvas, con un regusto ligeramente amargo a lúpulo.

Nota: 9,5

La tres botellas se fabrican en 2 formatos, el pequeño en botella achaparrada de vidrio ambarino, y en botella grande achampanada de 75cl, como si fueran botellas de cava.

Las versiones en este último tipo de botella, reciben su propio nombre:
- La Chimay roja, se denomina Premiere.
- La Chimay blanca se denomina Cinq Cents.
-La Chimay Azul, se llama Grand Reserve, teniendo además un nuevo formato llamado Magnum (esto me recuerda a la película Zoolander,,jejeje) en botella de 1,5 litros, para un festín apoteósico.

3 comentarios:

  1. En el caso de que sea un festín macroapoteósico también existe la versión de la Chimay Azul Grand Reserve en formato de 3 litros, para que nadie se quede con las ganas de una cervecita más. ;) Nosotros la tenemos aquí en la tienda y también alguna de Triple Karmeliet de 9 litros. No estaría mal una Chimay de 9 litros, pero creo que no la fabrican.

    ResponderEliminar
  2. Guaaaaaau! 3 litros! Menudo festín se puede montar con semejante "botellón". Y la Tripel Karmeliet de 9 litros, la llevas a una comida de amigos, y eres el rey de la fiesta con total seguridad.

    ResponderEliminar
  3. En L'Auberge de Poteaupré, el sitio especial para la degustación de Chimays, a 2 km de la abadía, existe una cuarta variedad de Chimay que solo distribuyen allí, la Chimay Spéciale Poteaupré. La verdad es que el sitio, merece mucho la pena conocerlo.

    ResponderEliminar