sábado, 17 de julio de 2010

Fiddler's Elbow



Hoy voy a hablar de una de las cervezas que produce una peculiar cervecera británica, la Wychwood.
La cervecera Wychwood, se encuentra escondida en una pequeña calle, justo detrás de la calle principal del pueblo de Witney, en el condado de Oxfordshire, en el corazón de Inglaterra. Se trata de una región repleta de mitos ancestrales, misterios y leyendas de siglos de antigüedad, lo que influyó en la imagen elegida por esta cervecera, la cual gira entorno a la brujería, duendes, trolls, y otros personajes de fantásticas historias. De hecho en las chapas de las botellas podemos apreciar la silueta de una bruja en su escoba.


Pero volvamos por un momento a la ciudad origen de esta peculiar cervecera, Witney. Esta ciudad es conocida en Inglaterra por las 3 B's (bread, blankets, and beer) es decir: pan, mantas, y cerveza, y es que en esta ciudad se ha elaborado cerveza durante siglos.
La primera cervecera de importancia en Witney  fue fundada en 1841 por John Williams Clinch, el hijo de una familia de banqueros, quien estableció la fábrica de cerveza, cerca del lugar donde se encuentra actualmente la Wychwood Brewery. La cervecera Clinch tuvo un gran éxito durante más de 120 años, llegando a tener en propiedad más de 70 pubs y llegando a conseguir numerosos premios en numerosos certámenes y concursos de cervezas. Sin embargo, tras la venta de los activos de la compañía por parte del ayuntamiento, la cervecería Clinch fue cerrada en 1961, marcando el final de una era. Y es que la cerveza tradicional inglesa sufrió mucho en las últimas décadas del siglo XX con la entrada de los grandes grupos cerveceros en el Reino Unido que absorbían a las cerveceras pequeñas, y que con sus grandes campañas de publicidad en televisión dirigidas mayoritariamente a los jóvenes, cambiaron los hábitos y costumbres de consumo pasando de las ales tradicionales a las lager. Así cerraron muchas fábricas pequeñas. 

Pero, como para la cerveza Ale tradicional existía un mercado, han ido resurgiendo fábricas pequeñas con cervezas de calidad y mucha variedad de cervezas tradicionales como Porter, Indian Pale Ale etc. Así, en 1983, la original cervecera Clinch fue comprada por Paddy Glenny, un fabricante de cerveza Inglés que se habían formado en Alemania. Esta cervecera recibió inicialmente el nombre de la Eagle (que obviamente no tenía nada que ver con nuestra cerveza El Aguila). La cervecera Eagle comenzó en  el  sótano de la actual "Eagle Maltings", edificio que ahora alberga las oficinas de Cervecería Wychwood. En 1990 la cervecera pasó a llamarse con el nombre actual: Wychwood. 

En 1988 se le pidió a la fábrica de cerveza elaborar una cerveza especial de celebración del casamiento de la hija de un terrateniente local. Chris Moss, que se unió a la cervecera años atrás, creó la cerveza de su vida:  The Legendary Hobgoblin. En enero de 1996, se sacó al mercado la primera cerveza embotellada de Hobgoblin, que además resultó ser la primera cerveza en botella en el Reino Unido que tenía una etiqueta delantera con motivos pictóricos, en comparación con las cervezas embotelladas hasta entonces que sólo tenían las palabras del nombre.

Las etiquetas (así como también las botellas) son algo altamente distintivo y peculiar en la imagen de esta cervecera, que como comenté al comienzo del post, gira entorno a personajes fantásticos y de leyenda, haciéndolas más atractivas, y de esta forma ha ido despertando el interés de los jóvenes abriendo el mercado de las cervezas tradicionales inglesas a un público más amplio. De hecho, la Wychwood tiene multitud de fans actualmente, llegando a producir 50.000 barriles (o lo que es lo mismo: 8 millones de litros) al año.
Actualmente la Wychwood, no produce únicamente la Hobgoblin, si no que además produce las siguientes cervezas:
- La Black Wych.
- La Scarecrow.
- La Goliath.
- La Fiddler's Elbow, que es la que comento a continuación.
- Y otras cervezas de temporada.

CATA:

La Fiddler's Elbow (el codo del violinista, en español), viene embotellada en formato de 50cl. La botella, como en el resto de las cervezas de esta compañía, tiene una forma peculiar. De vidrio oscuro, tiene el emblema de la compañía (la silueta de una bruja montada en su escoba), grabada en ella. En la chapa negra, se aprecia en dorado dicho emblema.
En la etiqueta de la botella podemos apreciar a un misterioroso personaje tocando el violín, en medio de unos campos de cultivo.

Graduación: 4,5º

Color: De color miel, intenso. La capa de espuma formada, de ligramente color crema,  es amplia y esponjosa.
Aroma: Aromas predominantemente cítricos, como a pomelo, y florales.
Sabor y textura: Cerveza con cuerpo. Ofrece una mezcla de sabores cítricos y  otros ligeramente dulces como a cereal y pan, debido al empleo combinado de maltas de trigo y cebada, dando paso a un marcado amargor provocado por el lúpulo (Styrian Golding).

El resultado final es una maravillosa combinación de sabores a frutos cítricos y un final prolongado lupulado.


Nota: 7,75/10

2 comentarios:

  1. Hace poco me tome una Hobgoblin, pero de las demas no tenía conocimiento.

    Me interesaría saber de algun bar/tienda en España donde traigan cervezas de Wytchwood. Muchas gracias.

    ResponderEliminar