martes, 20 de julio de 2010

St Bernardus Abt 12, la creme de la creme

Hoy le toca el turno en el blog, a una cerveza única, y que probablemente se encuentre entre las mejores del mundo según la opinión de los mejores críticos de cerveza. Estoy hablando de la St. Bernardus Abt. una cerveza de abadía única, tan famosa, característica e inimitable como puede ser la Sachertorte en los postres.
Se trata de una cerveza proveniente de Watou (Bélgica).
A comienzos del siglo XX, por motivos políticos, se produjo el éxodo de la comunidad de la abadía de Catsberg en Francia al pueblo de Watou en Bélgica, situado a unos pocos kilómetros de distancia, donde fundaron una pequeña abadía utilizando una antigua granja.
Una vez instalada la comunidad, comenzaron a dedicarse a la elaboración de queso tradicional, para la obtención de los ingresos suficientes como para poder financiar la actividad en la abadía, y así fue. A los pocos años, la comunidad de la abadía regresó de nuevo a Francia, pero Evarist Deconinck, adquirió los derechos para la producción del queso en Watou, construyendo una primera fábrica a tal efecto.
Tras los años de la Segunda Guerra Mundial, la abadía de los Trapenses St. Sixtus de Westvleteren (una de las 7 abadías productoras de cerveza trapense, que ya comenté en un anterior post) decidió recurrir a medios externos para la comercialización de la cerveza que elaboraban.Y eligieron para llegar a tal acuerdo al señor Deconinck, de modo que la cerveza que era elaborada tras los muros de la abadía, sería exclusivamente para consumo de los monjes, para la venta a particulares en las mismas puertas de la abadía y para la venta en 3 tabernas de la zona. El señor Deconinck, en cambio, elaboraría y comercializaría las cervezas St Sixtus bajo licencia. Para verificar la buena marcha del acuerdo, la abadía de Wetvleteren envío al maestro cervecero que tenían, de origen polaco, a la fábrica de Deconinck, supervisando de este modo la calidad de las cervezas producidas. El acuerdo concesionario para la elaboración de la San Sixtus se firmó por 30 años.
Años más tarde Deconinck decidió terminar con la producción de quesos y dedicarse por completa en la de cerveza. Al principio de los años sesenta, fue precisamene el yerno del señor Deconinck, Guy Claus, quien tras entrar en la empresa, negoció con la abadía la renovación del acuerdo de concesión. El nuevo contrato fue firmado renovado por otros 30 años más hasta 1992.
Pero tras la aparición del sello de calidad y denominación de origen "Trapense", caduca el acuerdo y la cervecería continúa con su producción de cerveza simil a la Westvleteren pero bajo el nombre de St Bernardus. Para la imagen de la compañía se eligió un simpático dibujo de un santo, con unos llamativos y sonrojados mofletes, un tanto borrachín.
St. Bernardus fabrica actualmente las siguientes variedades de cerveza, cada una de ellas con un color de etiqueta diferente, pero con el mismo logo del santo:

- St. Bernardus Abt. 12, con la etiqueta de color azul, la joya de la cervecera, que comentaré a continuación. Aparte de estas, también fabrica la Watou Tripel, y la Grottenbier con un etiquetado diferente.
- St. Bernardus Prior 8, con la etiqueta de color rojo.
- St. Bernardus Pater 6, con la etiqueta de color amarillo.
- St. Bernardus Tripel, con la etiqueta de color verde.
- St. Bernardus Witbier, una cerveza de trigo, con la etiqueta de color plata.
El secreto de las cervezas de St Bernardus se debe en gran parte a que el agua de gran pureza, empleada en su elabroación es extraída de unos pozos de 150 metros de profundidad, y no sólo eso, sino que además este agua es un agua con historia, ya que según la página web de la propia St. Bernardus, un grupo de científicos comprobaron que el agua de estos pozos proviene de lluvia de la época de Juana de Arco, nada menos! Este agua se filtró debido al tipo de suelo arenoso y permeable desde la región de St. Omer en Francia hasta Watou. 

Después de su elaboración, la cerveza madura de forma natural a lo largo de tres meses, para ser embotellada sin filtrar. Añadiendo azúcar y levadura, se logra producir una segunda fermentación en la botella. Es precisamente debido a esta segunda fermentación, el motivo por el que la cerveza se satura de gas carbónico de manera natural.


CATA:
La St. Bernardus Abt. 12 se trata de una cerveza de abadía de alta fermentación, con fermentación en botella, elaborada siguiendo la receta trapense, que incluso mejora si continua madurando en botella durante un tiempo. El nombre de la cerveza, que incluye la abreviatura Abt., que viene de "abad", es la cerveza de mayor graduación y prestigio que fabrica St. Bernardus. Es fácilmente reconocible por la etiqueta azul de la botella, y la imagen del santo impresa en ella.

Graduación: 10,5º.

Color: Oscura, y opaca.Servida en copa de cáliz, crea una capa de espuma densa, cremosa, color marfil, que le proporciona un aspecto muy atractivo.
Aroma: Olores frutales y florales, con notas de especias, caramelo, café y chocolate.
Sabor: En boca es una cerveza con cuerpo, densa, redonda, y equilibrada, que resulta chispeante, debido a su elevada carbonatación. En paladar es compleja, aunque esencialmente dulce, predominando el sabor a malta tostada, levadura, y caramelo, con notas de frutos rojos, y café. El final del trago es suave, pero con un creciente y agradable amargor.
A pesar de lo que pueda parecer por el elevado contenido alcohólico es una cerveza que resulta muy suave, e increiblemente agradable al paladar.
Sin duda alguna es una sublime cerveza de una calidad difícilmente igualable, y una de las mejores del mundo de este estilo de cervezas. Particularmente la considero la mejor cerveza de abadía entre las que he probado, y por eso le doy "10", a la espera de probar la ansiada trapista Westvleteren Abt, que dicen que posiblemente sea la mejor cerveza del mundo (aunque eso mismo decían los daneses de una de sus cervezas, archiconocida mundialmente, jejeje).

Nota: 10/10

3 comentarios:

  1. Desde unos años hasta ahora, mi cerveza preferida...

    ResponderEliminar
  2. De 10. Para ocasiones especiales, y las no tan especiales

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho la rochefort 10, esta(san bernardus) la pruebo en breve que compre una ayer

    ResponderEliminar