jueves, 14 de octubre de 2010

Schlappe Seppel, la cerveza del soldado cojo


De nuevo, de regreso a tierras germanas, y más concretamente por el sur de Frankfurt, al norte de la región de Franconia, voy a pasar a comentar una cerveza que goza de muy buena reputación por aquella región, por la que he tenido la suerte de viajar en más de una ocasión. Se trata de la Schlappe Seppel, originaria de la pequeña pero bella ciudad de Aschaffenburg. Una cerveza, detrás de la cual, existe una singular historia que explica su origen.
Corría el año 1631, justo durante la Guerra de los Treinta Años, cuando el rey Gustavo Adolfo de Suecia tomó la ciudad de Aschaffenburg. Tras la entrada del rey sueco en la ciudad, comenzaron a llevarse a cabo los preparativos para la ceremonia de recepción del monarca en el palacio real de Johannisburg en la misma ciudad. La sorpresa fue que la corte del rey, se encontró con que todas las reservas de cerveza de la ciudad se habían agotado durante los años guerra, ya que mientras que duró la misma no se producía en cantidad, por lo que no podrían utilizarla para calmar la sed del rey, aficionado a esta bebida. Finalmente encontraron un soldado que sabía cómo elaborar cerveza, por lo que reccurrieron a él para solventar el problema. Debido a que el soldado era cojo de un pie, era llamado de forma peyorativa "Schlappe Seppel", a modo de apodo, que significa "débil", y así fue como comenzó producirse la cerveza que tomó como nombre, el mote que recibió el soldado. Al menos es lo que cuenta la leyenda. De hecho, en las chapas de la botella, y en el logo de la marca, aparece este soldado con un pie encima de una barrica de cerveza.

Hoy en día, la cerveza es una de las favoritas de su región, y de toda Alemania y ha ganado numerosos premios internacionales. Existe una pintoresca taberna con el mismo nombre de la cerveza, en la ciudad de Aschaffenburg, situada en la calle del palacio y es popular entre los lugareños y turistas por igual.

Actualmente la Schlappe Seppel es producida por la cervecera Eder und Heyland, productora de otras marcas de cerveza como por ejemplo la Eder's y la Bavaria.
A su vez la Schlappe Seppel es producida en diferentes formatos: Export, Pilsner, Weissbier, Radler, Kellerbier y Dunkel, siendo esta última la comentada en la cata.



Cata:
 
Graduación: 5,2 º
Aspecto: De color marrón oscuro, casi negro, con un pequeño matiz granate o rojizo. Opaca, densa, y con una capa de espuma color crema, compacta, y consistente.
Aroma: Se percibe claramente el olor a malta tostada, a corteza de pan y cereal, con notas de café.
Sabor: Se trata de una cerveza con cuerpo, y cremosa. El paladar se inunda con el sabor a malta, complementado con notas de café, caramelo, y frutos secos (nueces). El lúpulo hace acto de presencia en logrado equilibrio con la malta. De final abrupto, el regusto resulta seco, y ligeramente amargo. En conjunto resulta una cerveza de excitante gusto ideal para acompañar un codillo rustido al estilo alemán. Uno de los mejores exponentes de las cervezas dunkel alemanas.

Nota 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada