martes, 16 de noviembre de 2010

La Porter y la Stout, oscuras como el ébano



Hace tiempo dediqué un post del blog a las cervezas de trigo, que cada vez van siendo más conocidas y aceptadas (con mucho éxito además) en nuestro país. En esta ocasión voy a dedicar la entrada a la cerveza negra, en especial a las Stout, y a las Porter, que son los dos estilos principales dentro de las cervezas negras. En España no han tenido demasiado tirón este tipo de cervezas, porque han sido consideradas por la mayoría de los consumidores, como demasiado fuertes, con mucho cuerpo, y amargosas. Tras muchos años cada vez son más las cervezas negras consumidas en nuestro país, aparte de las archiconocidas Guinness o Murphy's, y van teniendo una mayor y mejor acogida entre el público, hasta tal punto que hasta marcas como Mahou, en nuestro país, que son especialistas en cervezas rubias de tipo pils, han llegado a lanzar la Mahou negra, o las cervezas oscuras lanzadas al mercado por pequeñas cerveceras artesanales, como sin ir más lejos, la cerveza que recientemente comenté en el blog: la Stout de la catalana CCM.

Para ambos estilos de cerveza negra se emplean en su elaboración, maltas oscuras y muy tostadas, que contienen en contra de lo que supone la gente, azúcares más caramelizados que los que aparecen en las maltas más claras, y que recuerdan en su aroma y sabor al chocolate amargo y al café.

La Porter
La porter es una cerveza que últimamente está viviendo un renacimiento. Se trata de una cerveza de gran tradición llegando a ocupar el protagonismo de las veladas durante décadas en el revolucionario siglo XVIII. La porter es una cerveza oscura, fuerte, reconstituyente, nutritiva y especialmente idónea para saciar la sed. Fue la cerveza favorita de los porteadores de los mercados de Londres (porters, en inglés, de ahí el nombre). Fue tal su éxito, que sin saberlo se convirtió en la base sobre la cual evolucionaría la industria cervecera británica. Atrás quedaron los tiempos en los que tanques con cientos, miles de litros de porter ocupaban las bodegas de las fábricas de cerveza (como la Whitbread), donde se dejaba reposar y madurar la cerveza. 

A pesar del éxito cosechado por este estilo de cervezas, las ventas comenzaron a caer de forma progresiva y sin descanso a lo largo de los siglos XIX y XX, hasta tal punto que en la década de los 70 era un estilo que apenas era fabricado. La Porter estaba prácticamente enterrada, desaparecida. Pero en las últimas décadas (de los 90 hasta la acutalidad), la cerveza artesanal está viviendo una época de resurgimiento, que hacen preveer un esplendor cercano. Este movimiento "renacentista" cervecero ha sido principalmente inmpulsado por las pequeñas microcerveceras estadounidenses, y han sido precisamente estas últimas las responsables de resucitar las Porter, acompañadas posteriormente por las cerveceras británicas.
                                                              
Entre las Porter más conocidas tenemos la: Anchor o la Flying Dog de USA, o la Fuller's Porter de UK.

Dentro de las Porter, tenemos las Baltic Porter (Porters Bálticas), que suelen ser aún más fuertes, con propiedades casi medicinales, como la Polish Okocim Baltic Porter, o la Zwyec Baltic Porter.

La Stout:
Las Stout han tenido más suerte que las Porter, y no han dejado un momento de ser protagonistas dentro del sector desde su aparición. A comienzos del siglo XIX el cervecero irlandés Arthur Guinness se dedicaba curiosamente a elaborar Porter, pero se le ocurrió introducir una variación sobre la receta de la Porter: añadir cebada tostada a la masa de la malta parar obtener como resultado una cerveza tostada y seca. Así fue como nació la Stout típica irlandesa y Guinness se convirtió en una de las marcas de cerveza más extendidas y conocidas por todo el mundo.
La Stout modernas  siguen manteniendo esa cualidad seca y ahumada, pero en el caso de algunas microcerveceras, introducen algunos toques de las Porter, haciéndolas más dulces y apetitosas ofreciendo una buena gama de sabores afrutados y dulzones como chocolate incluso leche condensada y el contrapunto amargo de la moka o el café.
Entre las clásicas Stout tenemos a la Guinness, a la Murphy's, la Beamish, o la Tetley. Entre las modernas tenemos a la Rogue Shakespeare Stout, la Titanic Stout, o la Porterhouse's Wrasslers entre otras.
Dentro de las Stout, tenemos también alguna variación como sucedía con las Porter. Así tenemos por ejemplo: a las Stout de leche (más dulzonas, y menor graducación alcohólica), las Imperial Stout (con mayor cantidad de lúpulo y más alcohol, llamadas originalmente por motivos históricos Imperial Russian Stout, ya que eran muy apreciadas en la corte zarista rusa) y las Stout de avena (suaves y cremosas).

Dentro de las Imperial Stout tenemos por ejemplo: a la Samuel Smith Imperial Stout en UK, la Great Divide Yeti Imperial Stout y la Imperial Stout de Rogue, en USA.

En sucesivas entradas en el blog habrá representantes de todos estos estilos de cerveza, alguno de los cuales, como las Imperial Stout, que no había probado hasta hace poco, se han convertido en uno de mis estilos preferidos de cerveza, en dura competencia con las ales de abadía.

Bueno, y después de tanto hablar, va siendo hora de abrir una cervecita y disfrutar. Salud!

***** (Modificado el 16 de Nov. de 2010) *****

Para los que quieran profundizar más sobre el tema, dejo un enlace de la wikipedia donde describe con mayor profundidad las cervezas negras, incluyendo aún más subtipos. Muy interesante, pero eso sí, en inglés: http://en.wikipedia.org/wiki/Stout

*****



7 comentarios:

  1. Con lo que me gustan las cervezas oscuras se me ha hecho la boca agua al leer el artículo. Además has nombrado algunas de mis cervezas favoritas, como Samuel Smith, Yeti, y Zywiec Porter.

    Por cierto, has errateado la descripción de las Imperial Stout, has escrito "menos" en vez de "más alcohol".

    Buen artículo, ¡un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola, veo que eres de Pinto, así que te informo de que este viernes 19 organizamos en Madrid una degustación de las cervezas Domus Regia y Domus Summa de Toledo, en la tienda "Vino y compañía", Plaza de Olavide, 5. Vendrá Fernando, maestro cervecero de Cervezas Regia de Toledo. Es entre las 17h y las 21h, se puede ir a cualquier hora.

    Y el viernes siguiente, 26, vienen al mismo local y mismo horario las gentes de Montmirà de Castellón con sus tres variedades.

    Si es de tu interés pásate! Es gratis!

    (buscaba un correo tuyo por aquí para mandártelo pero no lo he encontrado, por eso lo pongo aquí de respuesta)

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, eso está en Chamberí, en Madrid capital ;)

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias txolo, lo apunto, lo apunto ;). La Domus Regia la probé hará cosa de un año, en el pub Livingstone del mismo Toledo.
    Si puedo me pasaré por ambos eventos, no me pilla nada mal comunicado desde el trabajo.
    Me has recordado incluir mi dirección de email en el perfil para que la gente pueda contactarme.
    Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por el apunte "Embracing Darkness" Efectivamente estás en lo cierto. Se trataba de un lapsus, no quería decir menos alcohol sino más. Aparte había alguna que otra pequeña errata más que también he corregido.
    Por cierto, de las que mencionas, he probado sólo la Yeti Imperial Stout, y... "Mutter der schone liebe", o lo que es lo mismo, "madre del amor hermoso!", sencillamente espectacular 8-). Estoy preparando una entrada amplia y detallada sobre las Great Divide y la Yeti en particular, donde daré buena cuenta de ella.
    Salu2 amigo.

    ResponderEliminar
  6. Hola socio!

    Ha sido un placer saludarte hoy aunque luego hemos entrado en la fase de estrés!

    Nos vemos!

    ResponderEliminar
  7. Igualmente Antonio. A ver si este viernes puedo escaparme de nuevo para la degustación y nos vemos.
    Salu2!

    ResponderEliminar