lunes, 29 de noviembre de 2010

Saison Dupont, máximo exponente de las cervezas de temporada


Dentro de los numerosos estilos de cerveza, hay uno del que no había hablado hasta el momento: las "saison" o cervezas de temporada. El término "saison" de hecho, significa temporada en francés. Se trata de un estilo típicamente belga, más concretamente proveniente de la región de Valonia, y también son denominadas "cervezas de granja", ya que eran elaboradas principalmente en granjas y casas de campo valonas. La tipificación de estas cervezas como cervezas de temporada se debe principalmente a que eran elaboradas de modo tradicional, especialmente para la estación de la cosecha en verano, para que fuera consumida por los trabajadores agrícolas que tenían derecho durante la temporada, a un máximo de cinco litros tras las largas jornadas de trabajo durante la época de cosecha. El proceso de fabricación de estas cervezas, por tanto se concentraba en los meses anteriores, en otoño e invierno especialmente. Esto era debido en un comienzo a la carencia de mecanismos de refrigeración en los lugares donde se producían estas cervezas, lo que podía provocar que se deteriorasen durante el proceso de elaboración si este se hacia en meses habitualmente más cálidos.

Las cervezas "saison" tenían que ser fuertes para evitar su deterioro durante el largo periodo de almacenamiento anterior a su consumo, pero al mismo tiempo no podía ser tan fuertes como para incapacitar a los trabajadores. Además, estas cervezas supusieron un factor de importancia en el desarrollo del sector del lúpulo, al emplearlo en abundancia, ya que actúa como conservante y tiene propiedades antisépticas.
Eso sí, una de las principales características de las cervezas saison es que tenían que ser refrescantes, ya que estaban concebidas con ese objetivo.

El color de las saison viene determinado por el tipo de malta utilizado para la fabricación de la cerveza. Aunque la mayoría de las saison son de color dorado, como resultado de emplear maltas pálidas, o tipo pilsner, hay casos en los que las saison son elaboradas utilizando maltas tostadas, dotando a la cerveza de tonos más oscuros que se tornan rojizos y ambarinos.

Las saison son cervezas de alta fermentación, realizada a temperaturas en torno a los 30ºC, lo que provoca que se trate de cervezas con ricos matices aromáticos.En cuanto al sabor se trata de cervezas claramente afrutadas y especiadas, empleándose como ingredientes adicionales cáscara de naranja, cilantro o  jenjibre, por ejemplo.

El nombramiento de la Saison Dupont, (que es la que nos ocupa la cata dentro de la entrada del blog), como la mejor cerveza del mundo por la revista Men's Journal en 2005, ha suscitado en los últimos años un incremento del interés por este tipo de cervezas, y un estilo que hace unos años parecía que estaba de capa caída, está experimentando un crecimiento notable, llegando a producirse cervezas de este tipo fuera de Bélgica. Además son fabricadas en cualquier momento del año.

La cervecera Dupont, encargada de fabricar la Saison Dupont, la cual puede considerarse, como uno de los mayores exponentes de las saison, fabrica esta cerveza cada invierno, desde 1844 en su granja-cervecería. Dupont elabora igualmente otras cervezas destacables como :
- La Moinette Blond.
- La Moinette Brune.
- La Bon Veux.
y algunas cervezas orgánicas.


Cata:

Graduación: 6,5º

Aspecto: Se trata de una cerveza bastante opaca, y de tonalidad intensa, de color dorado oscuro, algo anaranjado y cobrizo. La corona de espuma resulta llamativamente muy abundante, de un blanco pulcro, especialmente densa y bastante duradera. Se aprecia claramente que es una cerveza altamente carbonatada.

Aroma: Desprende un compendio de aromas que en conjunto ofrecen un buen contraste. En un comienzo aparece una base dulzona, afrutada (cítricos y manzanas verdes), sobre la  que destaca de forma clara y notable el lúpulo y matices herbáceos.

Sabor: Firme entrada en boca, donde la burbuja hace acto de presencia de forma cosquilleante, casi picante. Se trata de una cerveza de cuerpo medio y muy viva. Al comienzo se detecta el dulzor predominante de la malta, con matices afrutados (a cítricos como la naranja), y claramente especiados (como el coriandro). Del dulzor inicial de la malta que inunda la boca con celeridad se pasa al amargor explosivo del lúpulo (muy acentuado) para terminar con una notable acidez y un matiz metálico (que no llega a agradarme del todo), resultando un tanto terrosa y herbácea. El alcohol no distorsiona en ningún momento el conjunto, y el regusto resulta especialmente seco y muy prolongado.

En resúmen se trata de una cerveza dominada por el lúpulo y las hierbas empleados para la elaboración, altamente refrescante, distinta, con chispa, pero con un matiz metálico y terroso (como a tierra húmeda, si me permitís la comparación), tal y como he comentado antes, que hace que disminuya un puntito mi particular aprecio por esta cerveza. He de reconocer que mi opinión sobre esta cerveza ha ido mejorando con el paso del tiempo, apoyado por el hecho de consumirla más veces, y educar al paladar al gusto diferente que ofrece esta cerveza, y que hace que sea muy apreciada por muchos críticos.

Acompaña muy bien un pollo o un pavo asado, los guisos de aves de caza o una tabla de patés.

Nota: 8'25/10

1 comentario:

  1. Esta es la única cerveza de este estilo que he probado, y la verdad es que me encantó. Algún día de estos la comentaré también por Hipos :)

    ResponderEliminar