viernes, 11 de febrero de 2011

Schnneider Aventinus, una delicia de trigo


Sobre las cervezas de trigo ya he escrito en más de una ocasión, comentando las cervezas de este tipo tanto de forma genérica, como algunas otras, de forma más específica, entre las que se pueden encontrar las alemanas Paulaner Naturtrub o la Veltenburger Heffe, por ejemplo. De nuevo hoy le toca el turno a otra cerveza de trigo alemana, pero un tanto especial. Se trata de la Schneider Aventinus, una Weiss Doppelbock, tostada, con más alcohol y más cuerpo que las cervezas de trigo más habituales, ya fueran hell (rubias) o dunkel (oscuras). La marca Schneider es otra de las grandes marcas especializadas en cervezas de trigo existentes junto con la Franziskaner, la Paulaner, la Veltenburger, y la Erdinger, aunque hay muchas otras más, especialmente en Alemania y Austria donde este tipo de cervezas tienen gran aceptación.
El hecho de que me decidiera por la Schneider Aventinus, se debe a que no la había probado nunca (pero sí otras de la gama de Schneider) y sobre todo a las buenas opiniones que había oido al respecto. Ya os adelanto que no sólo se cubrieron mis expectativas sino que fueron superadas ampliamente. El nombre que recibe la cerveza es en honor al historiador bávaro Johannes Aventinus del siglo XVI, que se encargó de recopilar los anales de la historia de Baviera hasta su época, y de escribirlo en el idioma autóctono, el alemán.

Vamos a comenzar sabiendo un poco más acerca de la historia de esta compañía cervecera tan legendaria como lo es la Schnneider, que a pesar de su reconocida fama, mantiene muchos seguidores y detractores.

HISTORIA:
La familia Schneider ha estado vinculada a la producción cervecera de trigo desde hace más de un siglo. Georg I. Schneider adquirió los derechos para la elaboración de la cerveza de trigo, en el año 1872, durante el momento de mayor apogeo del reinado de Luis II de Baviera, apodado injustamente como "el rey loco". En aquella época la venta de cerveza de trigo en las cervecerías bávaras estaban experimentando un paulatino declive, por lo que muy pocos hubieran apostado entonces por un futuro prometedor para esta insgine bebida. Precisamente, al comprar los derechos, George I. Schneider se convirtió sin saberlo en aquel momento, en el salvador de la extinción de la cerveza de trigo.
Gracias a personajes pioneros y emprendedores como este hombre, podemos descubrir hoy en día delicias como la Schneider Aventinus que nos ocupa hoy. Fue el creador de la receta original que utiliza la cervecera para la producción de sus afamadas "weiss bier", que aún hoy se sigue manteniendo vigente y que es venerada por muchos amantes y conocedores de la cerveza de trigo, aunque también cuenta con algunos detractores.
En el mismo año, el fundador de la cervecería, del que hemos hablado, junto a su hijo George II. Schneider, adquirió una de las cervecerías más antiguas y tradicionales de todo Munich que hoy es conocida por el nombre de Weisses Brauhaus. Más adelante, en los años 20, para aumentar la producción, se adquirieron las cerveceras de trigo ducales de Straubing y Kelheim que se han mantenido hasta hoy en día, convirtiéndose en la factorías de cerveza de trigo más antiguas de Baviera, ya que anteriormente se había producido cerveza de trigo allí
sin interrupción desde 1607, año de su fundación. Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, la familia Schneider sufre quizás el golpe más duro dentro de la historia de la compañía. En 1944, la cervecería de Munich, buque insignia de la empresa es arrasada durante los bombardeos aliados. Como consecuencia de ellos, la producción se trasladó
por completo a la factoría de Kelheim antes mencionada, y que había resultado indemne a los bombardeos.
A partir de ahí las distintas generaciones de la familia Schneider se han volcado para incorporar modernización y ampliación a la compañía, involucrando incluso a las mujeres de la familia, algo no muy habitual en el sector, y eso sí, siempre con respeto a los métodos y recetas tradicionales de décadas de antigüedad.
La Schneider fabrica en la actualidad hasta 8 variedades de cerveza de trigo. cada una de ellas identificadas con el nombre la etiqueta tap + un número: tap1, tap2, tap3,... que en el caso de la Aventinus es la tap 6.


Cata:

Servida en botella, como la que aparece en la imagen, corresponde a la nueva estética que Schneider ha querido dar a sus cervezas. Adquirida en la sección de cervezas de un Alcampo (más concretamente en el de Parquesur de Madrid). No es fácil encontrarla en otros hipermercados como Carrefour, o incluso en otros Alcampo.


Graduación: 8,2º
Aspecto: Muy atractivo.Turbia, compacta y de tono a medio camino entre el marrón, y el ámbar oscuro. A pesar de ello se perciben los restos de levadura en suspensión. La corona de espuma es blanca, densa, cremosa, aterciopelada y de muy larga duración.
Aroma: De aroma intenso, se detectan olores a pan, levadura, frutos secos y caramelo, con notas afrutadas (manzana, plátano, pasas) y especiadas (clavo?).
Sabor: Increíblemente suave, y fácil de tomar, a pesar de ser una cerveza compacta y con bastante cuerpo. Ligeramente carbonatada es dulce al comienzo, con un toque de caramelo, azucar y frutos  como ciruelas o pasas, y finaliza de forma delicada y redondeada con un regusto amargo persistente pero no muy intenso. El alcohol, a pesar de sus 8,2º se acopla a la perfección en el paladar. En definitiva una cerveza redonda, para tomar de forma lenta y pausada, para poder disfrutarla al máximo. Puede tomarse tanto sola, como acompañando a asados de carne.

Nota: 9'5/10

3 comentarios:

  1. Aprovechando que comentas donde comprar esta cerveza, donde sueles comprar cervezas por madrid?? Las tipicas del carrefour, hipercor y demas las tengo bastante vistas. En alguna tienda de vinos tienen unas pocas, pero tambien suelen ser de las tipicas.

    Pd: Enhorabuena por el blog, mola ver la historia de la cerveceria y demas a parte de la nota de cata

    ResponderEliminar
  2. A mi me pasa algo parecido. Ya tengo muy vistas las cervezas de las secciones de Carrefour, Hipercor y demás. Aunque alguna vez se cuela alguna cerveza diferente pero depende de cada centro. En unos tienen una cosa y en otros no. En Madrid y alrededores te recomiendo 2 sitios: El cervecero en el Burgocentro de Las Rozas, que es una tienda muy recomendable y el dueño es un tipo majete. La tienda es pequeña pero muy bien aprovechada con una variedad que no vas a encontrar en ningún sitio por Madrid. Tienen página web (http://www.elcervecero.es/) y venden por internet, aunque yo he comprado en la tienda directamente. También tienes la Maison Belge (http://www.lamaisonbelge.com/) que abrió una delegación en Madrid hará cosa de unos 3 o 4 meses, en el Paseo de Sta. María de la Cabeza 42. La tienda está bien, pero obviamente "sólo" hay cervezas belgas y algunos otros productos típicos de Bélgica. Venden igualmente por internet. En alguna ocasión también me he decantado por la opción de internet con otras tiendas. Te dejo la dirección de las dos tiendas que conozco: http://www.estutienda.com/estucerveza/ y http://cervezalandia.es/ con buenos precios y mucha variedad. Ambas están en la Comunidad Valenciana y funcionan muy bien con el reparto y tal.
    Espero haberte servido de ayuda. Ah! y muchas gracias por opinar bien del blog. Me alegro de que te guste.

    Salu2!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por la información. El cervecero la conocía pero todavía no he podido ir por cuestión de transporte y lo de la Maison Belge no lo sabía, me pasaré algun dia a ver que tienen. Lo de comprar por internet no me lo habia planteado pero visto lo visto tambien habrá que probar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar