domingo, 20 de marzo de 2011

Para cada cerveza existe el vaso perfecto

Hace ya algún tiempo, que quería incluir un post en el blog dedicado a los vasos y jarras de cerveza, uno de mis preferidos objetos de coleccionismo cervecero. La importancia del recipiente empleado para tomar nuestra ansiada y amada bebida, es mucho más relevante de lo que se pueda pensar en un principio.
Aunque para muchos no lo parezca, el simple hecho de la elección de un vaso a la hora de tomar cualquier bebida no es algo trivial ni aleatorio. Cada bebida requiere su recipiente adecuado para degustarla: Un whisky de malta, un burdeos, un cognac, o un champagne, tienen destinada su propia y específica copa y no se han de servir en ninguna otra que no sea la adecuada. En caso contrario no se disfruta igual. Para la cerveza, en función del estilo al  que pertenezca, sucede análogamente lo mismo. Cada estilo de cerveza requiere un vaso en particular. Y en algunos casos más extremos, cada marca de cerveza requiere su vaso creado por la propia cervecera, como sucede con muchas cervezas: la WestMalle, la Orval, la Franziskaner, la Guinness,... Para que nos hagamos una idea de la importancia que ha ido adquiriendo el tipo de vaso o jarra, a la hora de degustar una cerveza, puedo comentar a modo de ejemplo, lo que sucede en algunos lugares como Bélgica, donde existe una gran tradición y cultura cervecera. Allí, el público suele exigir al barman que le sirvan la cerveza en su vaso correspondiente, ya que en caso contrario se consideraría casi imperdonable. Y en ciudades como Munich, en algunas cervecerías, como la muy conocida HofbräuHaus se llega a un extremo mayor: que es que el cliente habitual tenga su propia jarra o vaso para tomar la cerveza, guardada en su correspondiente vitrina bajo llave.
El objetivo al final que se persigue, es que con cada vaso se presente a la cerveza de la mejor forma posible, para poder apreciarla en toda su magnitud, pudiendo disfrutar tanto de su atractivo aspecto, como de los aromas desplegados, y por supuesto de su sabor en cada trago.

Podemos hablar entonces de los siguientes tipos de vasos de cerveza:

En forma de flauta: Son copas de cristal fino, pero resistente. Altas, alargadas y aflautadas, siendo algo más estrechas en la base que en la parte superior. Favorecen la formación de una capa de espuma muy amplia y esponjosa, así como la apreciación de la turbidez y gasificación de la cerveza. Los aromas se mantienen bien conservados, pero por contra es una copa que permite que se caliente más rápidamente la cerveza. Son las típicas copas para las cervezas de trigo. En mi humilde colección tengo de los vasos de la Franziskaner y de la Bischofshof que se pueden apreciar en la fotografía.


En forma de cáliz: Son copas anchas, y de cristal grueso, con una ancha base y buena peana, que permite asir la copa sin tocar la parte donde reposa la cerveza. Favorecen la formación de poca espuma, y permite recoger y amplificar los aromas de forma especial. Muy apropiadas para las ales belgas de abadía y trapenses. Igualmente van bien con las ales rojas belgas. Podéis apreciar en mi colección las copas de las trapenses: WestMalle, Chimay y La Trappe, junto con la de la ale belga de abadía Affligem. La siguiente en caer será la de la Orval, una de las más bonitas a mi parecer.


En forma de balón: Son amplias, con un cuerpo muy redondeado de forma casi esférica en la parte inferior, que se abre como una flor en la parte más alta, sobre un tallo de suelo plano. Este diseño permite al bebedor apreciar la cerveza y la suave corona de espuma a la par, además de percibir los delicados aromas. La belga Duvel, por ejemplo, tiene su propia copa con estas características. Esta no forma parte de mi colección, por lo que la fotografía la he encontrado en la red.

En forma de copa de brandy: Son copas no muy grandes de cristal fino, con forma de pera y buena base. Esta forma retiene bien los aromas, y el tamaño se presta adecuadamente para cervezas fuertes, intensas, potentes y de alta gradación como las barley wine, o las urbock alemanas. Por ejemplo la Samichlaus, de la que he hablado en este blog, tiene un vaso de estas características. En este caso, al igual que en el anterior la fotografía está descargada de la red.



Vaso en forma de probeta: El vaso típico de la Kwak, del que he hablado en el blog anteriormente. El vaso dispone de un diseño muy particular, similar a una probeta de un laboratorio. Como la parte inferior es redondeada, el vaso no se sostiene por sí solo encima de la mesa, por lo que ha de servirse sujeta a un soporte de madera, que en contra de lo que piensa mucha gente no ha de servir como asidero a la hora de tomarla. Muchas veces he intentado conseguir  este vaso, pero no me ha resultado finalmente nada fácil, por lo que la fotografía fue descargada de la red.


Vaso Tumbler: Vaso voluminoso de vidrio grueso y de aspecto consistente, con una base ancha. Típico de la Hoegaarden, que es quien ha popularizado este tipo de vaso, y habitual por extensión de las witbier belgas. Podéis observarlo en la fotografía que adjunto del vaso en cuestión de mi propia colección.


Vaso de pinta: Si viajamos a las islas británicas, y pedimos una pinta, lo más probable es que nos la sirvan en un vaso nonic, es decir, con los lados rectos y un anillo saliente a dos tercios de altura, o por contra, el tipo de vaso en forma de bulbo de tulipán, con unos contornos más suaves, y que es el que estamos más acostumbrados a ver. El último fabricante de los vasos conocidos como "pint pot" (jarra sólida adornada con grabados y hendiduras) cerró en 2001. Las cervezas más usuales y adecudas para este tipo de vaso son las stout, porter, y ales inglesas. Este tipo de vasos está muy extendido y es muy fácil de conseguir. En la fotografía se puede observar un claro representante de este estilo, el de la genuina Guinness, tomada de mi propia colección.


Vaso de tubo: Es el típico vaso de forma cilíndrica, cristal no demasiado grueso, y con capacidad para un tercio de litro. Son como pequeñas chimeneas de cristal donde podemos observar como ascienden las burbujas, y que en la parte superior acumula una exuberante corona de espuma blanca. Es el usado para las lager y para según qué variantes, la longitud y anchura del tubo de cristal cambia, como en el caso de las Kolsch alemanas, para las que se emplea un vaso más pequeño y liviano.

La "Mass": La típica gran jarra de cerveza alemana, de grueso vidrio y robusta asa, para poder cogerla con seguridad. Es la habitual de los biergarten, y los grandes festivales de cerveza, como el archiconocido de Munich. La que se aprecia en la imagen, es producto de un regalo de una promoción en el restaurante La Fábrica de la Cerveza.


Jarras de cerámica: Usuales para las lager bávaras o vienesas, construidas en barro cocido o cerámica más refinada, adornadas con grabados y pinturas de llamativos colores. Muchas de estas jarras incorporaban una tapa metálica que permitía conservar la cerveza a la temperatura servida. Algunas de ellas son verdaderas joyas de artesanía, por lo que tienen un carácter más estético que práctico. En la fotografía destaca la jarra con tapa de Praga, traída de allí mismo, tras uno de mis viajes por Europa.

Para concluir os muestro algunos vasos más que forman parte de mi colección de diferentes estilos y marcas (Mezquita, Carlsberg, Pilsner Urquell, y una rareza de Affligem)

Espero que os haya gustado la entrada y  la muestra de mi pequeña colección, que pienso seguir ampliando poco a poco.

19 comentarios:

  1. Yo, por cosas de la vida, tengo dos vasos de Kwak (y al final es una de las que menos veces bebo, pero planifiqué mal y acabé con los dos en mis manos :-D). En Bélgica lo encuentras sin problemas, y aquí también los he visto en alguna tienda (creo que en La Maison Belge lo venden).

    Y coincido, el de Orval es de los más logrados, es, junto con el de Aventinus, mi vaso favorito, para una de mis cervezas favoritas :-).

    ResponderEliminar
  2. Buen post compañero! Veo que lo tuyo son las jarras... En mi caso no tengo una colección muy extensa pero también son objetos que gozan de mi admiración.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Ahí vamos, poquito a poco aumentándola, en la medida que me lo permite mi mujer, jejeje, bueno realmente lo que me permite el espacio en la vitrina donde las guardo. Entre latas y copas, menos mal que no me da por guardar las botellas... aunque no creas que no me dan ganas en ocasiones. Los próximos en la lista serán:
    - El vaso de la Orval.
    - El de la Tripel Karmeliet, que es parecido al de la Duvel.
    - Y tendré que indagar cómo conseguir el de la Aventinus que comenta Deigote, que está francamente chulo.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  4. Pues... tanto el de Aventinus como el de Kwak como los dos que comentas (el de la Karmeliet también está en mi lista :-D) los venden en elcervecero.es (la tienda a la que suelo pedir cervezas por Internet)...

    Me suena que en cervezalandia.es tenían vajilla, pero muy poca. Y en La Maison Belge también venden por Internet, y creo recordar que tenían también bastantes cositas :-D.

    ResponderEliminar
  5. hola amigos de la cerveza, yo estoy haciendo una cerveceria y estoy buscando vasos tipo probeta como los de la Kwak pero mas grandes, solo el vaso ya que tengo un amigo tornero en madera y el me haria las bases, alguien sabe donde poder comprar unos 200 vasos de este tipo?
    os doy las gracias de antemano, un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Hola,
    He estado mirando un blog, y he visto una informacion muy valiosa, me gustaria saber si sabes de algun sitio o tienda en madrid donde venden vasos de cerveza??? es para un regalo.
    Gracias
    mi correo es: mirandoalinfinito@hotmail.com

    ResponderEliminar
  7. muy buen post, muy interesante y realmente tene una muy buena coleccion de vasos, yo por ahora los unicos que tengo son uno de ERDINGER y uno de kaiserdom, lamentablemente aca en argentina no e pueden conseguir muchos vasos o jarras de cerveza, si pudiera tendria una muy linda coleccion.
    te felicito por el post y espero que puedas seguir agrandando tu coleccion y que la compartas con el resto de los amantes de la cerveza.
    te dejo mi facebook asi si quieres un dia charlamos sobre cerveza. alexis.demarco1@facebook.com

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias amigo. Disculpa, pero se me había quedado "traspapelado" tu comentario. Será un placer que podamos conversar sobre nuestra amada bebida, claro que sí. Tomo nota de tu nick y ya te busco en Facebook. Salud!

    ResponderEliminar
  9. Muy buen artículo, siempre se aprecia más una buena cerveza con su vaso correspondiente, pero tener todos es...para tener un museo en casa!!

    ResponderEliminar
  10. Muy buen articulo.. pero echo uno en falta.. el vaso de caña!! (lo digo en serio..)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cierto es que no lo he mencionado. Y no lo crearás a lo mejor, pero en casa no tengo ninguno. Buen recordatorio. El vaso de quinto tiene todo el merecido honor de figurar entre la cristalería cervecera. No por ser el más corriente y popular no debe aparecer. Salu2!

      Eliminar
  11. Muy buen articulo, yo tengo dos vasos de la kwak xo sin el soporte, vienen en un pack con la botella de 75 cl. Son planos por la base cosa que facilita para bebertela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he visto esos packs que mencionas en ninguna ocasión. Es práctico que tengan la base plana para evitar que se caigan, pero si en el soporte de madera pierde un poco su gracia, no? Salu2!

      Eliminar
  12. Muy buen artículo, si señor.
    Otro aficionado a los recipientes de beber cerveza y que tiene una coleccion ingente de ellos es el director del Bars&Beers.
    Por mi parte, tiendo a pensar que los vasos, si bien tienen alguna influencia en la degustación (hay que porbar la Duvel con su copa y luego con otra de cava...), suelen ser mas bien un objeto divertido y agradable que aporta mucho al coleccionista y mucho más al fabricante de dichos vasos.
    He visto en Alemania degustaciones profesionales con vasos cilindricos de 1,5 dL!
    Yo suelo usar copa de tulipa de 2dL, sin marca ni nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En algunos casos está justificado el uso de un tipo de vaso u otro dependiendo del estilo de la cerveza. Hace poco vi, en una cervecería que se supone que cuidan estos detalles, servir una Chimay en un vaso de Schneider. Hasta hacía daño a los ojos! Pero cierto es que también hay mucho de mito en relación al vaso, y está enfocado en gran parte a los coleccionistas y a los que nos encanta este mundo. Yo particularmente para muchas cervezas, cuando quiero catarlas tranquilamente, uso una copa elegante diseñada para degustar cervezas. No sé si la conocerás. Es de tallo fino, siendo la copa ancha por la base y estrechándose con línea recta moderadamente hasta la boca donde al final tiene un reborde recto o hacia fuera. Resulta ideal. Cada vez la uso más. Por cierto, conocí a Alberto, el director de Bar&Beer la semana pasada, y tuve la oportunidad de hablar con él. Un tipo muy agradable. Salu2!

      Eliminar
    2. Alberto es un tipo cojonudo y una auténtica enciclopedia de la cerveza sobre piernas. Creo que nos tiene unos proyectos previstos que nos dejaran bastante contentos.
      Otro saludo cordial
      Albertcervesa

      Eliminar
  13. Más sobre vasos por si les interesa:
    http://www.bier-lexikon.lauftext.de/bierglas.htm
    Un saludo cordial.
    Albertcervesa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el enlace. Unos vasos preciosos. Y además la web está en alemán, lo que me viene de perlas para practicar. Salu2!

      Eliminar
  14. hola
    alguien sabe donde puedo comprar vasos de pinta tipo nonic, es decir tipo pub inglés?

    ResponderEliminar