miércoles, 30 de marzo de 2011

Titanic stout, una stout inglesa que navega con buen rumbo


Hoy voy a hablar de una stout inglesa de nombre claramente reconocible: la Titanic Stout, de la cervecera Titanic, que tuve suerte de adquirir por segunda vez recientemente junto con otras cervezas británicas, como muestro en la foto adjunta.

 

Alguien podría pensar que no es una buena idea poner de nombre a una empresa, el nombre del archiconocido buque que naufragó en las frías aguas del Atlántico en 1912. Como todo, o casi todo en esta vida tiene un por qué, y en el caso de la elección del nombre de esta cervecera no es diferente como comentaré más adelante.
La cervecería Titanic fue fundada en la localidad de Burslem en Stoke on Trent en  el año 1985 con el principal objetivo de producir buena cerveza usando equipos de la época victoriana alimentados con madera. Burslem es una pequeña ciudad inglesa, famosa por ser cuna de excelentes facturas de alfarería y cerámica. Aparte de eso, la fama le viene dada a este pueblo por ser donde nació Edward John Smith, que resultó ser más tarde capitán de navío, y que llegó a pasar a la historia, por ser el capitán al mando del Titanic, cuando se produjo el triste hundimiento del buque en 1912., a causa de un choque con un iceberg. Precisamente en honor a él, la cervecera toma el nombre del conocido trasatlántico, incluyendo dibujos con motivos que giran entorno al Titanic, y a elementos náuticos, tanto en sus logos para etiquetas, como en las chapas, como en el nombre de algunas de sus cervezas. Desde sus humildes inicios la cervecería Titanic ha ido creciendo  superando  todas las expectativas llegando a producir más de 17 millones de pintas de cerveza por año, y en contra de lo que hace pensar su nombre, se ha mantenido a flote con muy buena salud desde el comienzo. La cervecería es propiedad de los hermanos Dave y Keith Bott que han supervisado el aumento constante de la producción desde sus inicios.

Dave y Keith Bott se unieron para hacerse cargo de la cervecería Titanic en 1988, cuando el dueño original se vio inmerso en dificultades económicas. Keith ya se encontraba trabajando en la Titanic desde tiempo atrás, mientras que su hermano Dave vivía de otros negocios. Gracias al respaldo financiero de su padre, Keith se dedicó a desarrollar la marca, una vez que asumieron el control de la cervecera. Compraron su primer pub en el año 1992 en Burslem. Al comienzo no fue demasiado fácil, pero poco a poco la ciudad fue dando una cálida bienvenida a las cervezas servidas en el pub. Actualmente es uno de los bares con más éxito de Burslem siendo un gran lugar para probar la gama entera de las cervezas Titanic. 
En 2006 Dave se desprendió por completo de su anterior negocio y actualmente  se dedica de lleno a la gestión  de la fábrica de cerveza junto a su hermano; la experiencia al por menor de Dave constituyó un activo real para la empresa y ayudó a estabilizar el rumbo lo que permitió a Keith liderar una pequeña revolución de la cerveza local como Presidente de la Sociedad de Cerveceros Independientes (SIBA) a la que pertenece la Titanic. Keith abandonó el cargo de Presidente tras estar al frente del mismo durante un mandato de 4 años para pasar a ser presidente de la sociedad en la Conferencia Anual en febrero de 2007.
Dentro de la gama producida por la Titanic Brewery hay diferentes cervezas abarcando distintos estilos, donde destacan las siguientes (aparte de la stout, que podría ser considerada su cerveza estrella y  sobre la que versará la cata):
- La Captain Smith
- La Mild
- La Lifeboat
- La Steerage
- La Anchor
- La Iceberg (que comentaré en el blog más adelante)
- La White Star
La Titanic Stout, como su nombre indica es una cerveza negra de tipo stout, con 4,5 grados de alcohol, y que ha logrado numerosos premios, la mayoría de ellos otorgados por la CAMRA durante los últimos diez años, aunque el primero de ellos fue la medalla de oro  en el certamen The Guardian Bottled Beer of Britain del año 1994. Las ventas de esta stout subieron como la espuma tras la utilización de la cerveza en una receta de un famoso chef en un programa de televisión.
Presentada en una robusta botella típica de muchas ales británicas, el etiquetado es significativamente llamativo. En esta ocasión el motivo escogido son las chimeneas del TItanic representadas en vivos colores.

Cata:
Graduación: 4,5º

Aspecto: Muy oscura, cercana al negro, como el ébano. Opaca, con algunos pequeños brillos  amarronados en los bordes de la copa al trasluz. Buena corona de espuma de color beige, con densidad y espesor atractivos.  Muy cremosa, y con buena retención, aguantando hasta casi apurada la copa.

Aroma: Intenso olor a malta tostada, con notas de café torrefacto, ahumadas, frutas dulces  y más ocultas de chocolate. Se aprecia un ligero toque de lúpulo en el aroma, con matices de resina y terrosos.

Sabor y textura: Cerveza con bastante cuerpo y moderada carbonatación, entra con fuerza en boca, con un sabor a tostado y café amargo que se va suavizando según pasa el trago, donde aparece la malta con mayor presencia (matices a frutos secos), y notas de chocolate negro, para acabar con un largo regusto intesamente amargo, con reminiscencias de nuevo a tostado y café con matices de lúpulo. Muy buena stout, con buen acomplamiento del alcohol, que deja muy buen sabor en boca. No resulta difícil de tomar para ser una stout, aún así le falta un puntito de sedosidad para mi gusto, para alcanzar el sobresaliente. Ideal para acompañar un postre dulce de crema, como unos miguelitos, o un pastel de manzana.

Nota:8'25

5 comentarios:

  1. JAB, si no es mucha indiscreción, ¿de dónde has sacado esas birras? Uno, que ve cosillas y no se queda tranquilo hasta conseguirlas...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Son traidas de Gibraltar, y más exactamente de los almacenes Morrison's. Casualidades de la vida, varios conocidos/familiares han viajado al sur e hicieron una excursión al peñón, así que aproveché para hacer un pequeño encargo, jejeje.

    ResponderEliminar
  3. Y habría la posibilidad que no tiraras las botellas vacías? Ya sabes, uno que quiere la etiqueta. Si sabes quitarlas y no son adhesivas, podemos hacer un envío (todo a mi cargo, evidentemente).

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Sí, tranquilo. La de la Titanic Stout no la he tirado. Puedo intentar despegar la etiqueta. Tienes algún método particular para quitarlas? con agua caliente, quizás? Por lo del envío no te preocupes. Unas etiquetas no pesan nada. Se pueden enviar como carta ordinaria, y eso son céntimos. Cortesía de la casa ;).

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas gracias!!! Te debo una!

    Pues sobre como quitar, si ves que puedes levantar los bordes es que se trata de papel y cola que con el agua se quita fácil. Si no puedes ni levantarla o ves que está pegada ya es un poco más compleja. La mayoría de belgas y alemanas son de simple papel y se quitan con agua caliente. Si ves que es igual está hecho en un boleo (30 min en remojo). Rezo porque no sea adhesiva!!!

    ResponderEliminar