martes, 5 de julio de 2011

Feldschlösschen Original, todo un clásico en Suiza


Hoy le va a tocar el turno a una cerveza muy extendida en la pequeña Suiza, un país que a pesar de no tener mucho renombre en cuanto a tradición cervecera como sus vecinos centroeuropeos, puede resultar interesante para los aficionados a nuestra amada bebida. Generalmente la cerveza suiza mantiene muchas semejanzas con las cervezas elaboradas en los países vecinos como Alemania o Austria. En el país predominan fundamentalmente las cervezas lager si hablamos en general, aunque debido al carácter local de la industria cervecera suiza, en función de la zona del país proliferan más un tipo de cervezas u otros. Si nos centramos en los cantones de la parte occidental del país, de habla francesa, la industria cervecera está marcada por las importación de cervezas belgas y otros países de habla francesa como el este de Canadá, y la producción de cervezas artesanales por parte de pequeñas microcerveceras. Mientras que si nos dirigimos a la parte oriental del país, donde se encuentran los cantones de habla germana, las cervezas están marcadas por la tradición alemana, siguiendo en el caso de muchas cerveceras, la Reinheitsgebot y es donde predominan fuertemente las lager, siendo el tipo de cerveza preferido por la clientela de la zona.
El panorama cervcero de Suiza resulta pues, bastante variado, gracias además a la proliferación de pequeñas mircrocerveceras que ofrecen servicios gastronómicos de cara al público. Este tipo de microcerveceras han ido  evolucionando hacia un perfil más avanzado y profesional tanto en las técnicas de producción como en las estrategias de promoción y marketing haciendo uso de la páginas web, cada vez más sofisticadas y a las redes sociales, lo que les permite incrementar sus ventas tanto a nivel nacional como internacional, gracias al carácter universal de la difusión de la imagen del producto a través de la red, pudiendo llegar  a todos los rincones del planeta. En el año 2003, los mayores productores de cerveza suizos eran Feldschlösschen, de la que hablaremos hoy, Elchoff y Heineken, ya que las grandes compañías internacionales también habían llegado a introducirse con fuerza en el mercado suizo, como ha sucedido en otros muchos países.
La cervecera Feldschlösschen fue fundada en el siglo XIX en el año 1877, en la localidad de Rheinfelden, en las proximidades de Basilea por Theophil Roniger y Mathias Wütrich. El nombre de la fábrica procede de la forma almenada del edificio de la compañía que aparece representado en el logo de la compañía, aunque haciendo gala de una imagen de fantasía a modo de castillo medieval. En 1898 se convirtió en la primera cervecera de la Confederación Helvética, y ha mantenido ese título gracias las fusiones sucesivas en 1992 con su principal rival Cardinal y en 1996 con Hurlimann. El grupo Feldschlösschen además ha absorbido a otras cerveceras pequeñas, aparte de fabricar cervezas para importantes compañías como la danesa Calrsberg y la alemana Schnneider.
Dentro de la gama producida por esta importante cervecera suiza hablaré concretamente de la Feldschlösschen Original, una lager de amplio consumo entre los suizos.


Cata:
Difícil de conseguir en España, me la trajeron unos amigos junto a un par de cervezas más desde la misma Suiza. En este caso el tipo de envase fue en lata, lo cual le ha venido muy bien para mi colección.

Graduación: 4,8º

Aspecto: De color dorado pálido, muy cristalina. Forma una buena capa de espuma blanca porosa, pero  que llega a ser bastante duradera. Por contra, apenas deja surcos o rastros adheridos al cristal.

Aroma: Con aroma predominante a malta y cereal. Presenta algunas notas a lúpulo y hierbas silvestres.

Sabor y textura:
Es una lager típica, con burbuja no muy abundante y de cuerpo ligero, que resulta bastante bien equilibarada, con sabor suave a malta, y con un carácter acentuadamente seco. Ofrece un buen contrapunto de lúpulo con una dosis correcta de amargor, finalizando con un retrogusto prolongado que acentúa la sensación refrescante. No es una mala cerveza, pero dentro de su estilo es bastante común. Ideal para saciar la sed en verano, o acompañar cualquier plato típico de comida bávara, como unas bratwürst con chucrut o una tabla de patatas.

Nota: 6/10

5 comentarios:

  1. ¿sabe si existe algún sitio en España donde se pueda comprar esta cerveza?

    ResponderEliminar
  2. Hola. Tengo una pequeña distribuidora en Málaga capital y la importamos en lata de 50 cl. para varios clientes de la Costa del Sol.

    ResponderEliminar
  3. Soy de Colombia y que cerveza tan buenaaaa

    ResponderEliminar
  4. Hola, me interesa! Puedes pasarme algún tipo de medio para contactar contigo?

    ResponderEliminar
  5. hola, donde puedo conseguirla en mexico?

    ResponderEliminar