martes, 2 de agosto de 2011

El top ten de las cervezas

Hace unos días, en un suplemento del conocido diario económico Expansión, aparecía un artículo titulado "Diez birras sublimes", por lo que llamó enseguida mi atención. El escrito versaba sobre las que posiblemente son las 10 mejores cervezas del mundo, eso sí, siempre según la información recopilada y posteriormente expuesta por el autor del artículo mencionado. El asunto de la elaboración de una lista top de cervezas es algo controvertido y difícil de establecer. Entran muchos factores de carácter subjetivo en juego, cuando no, intereses comerciales o publicitarios de diferente índole, aparte de la dificultad que supone aunar los diferentes y múltiples estilos de cerveza existentes en una lista común. No digamos ya si lo que intentamos es acotar este conjunto de las 10 mejores cervezas y reducirlo a una sola, otorgando de este modo el título de la mejor cerveza del mundo a una única cerveza. Es algo que siempre que oigo lo dejo en cuarentena, ya que cada persona tiene su criterio propio, y aunque se coincida en la apreciación de las cualidades de una buena cerveza, otro tema es que sea de gusto común, ya que cada bebedor tiene sus propias preferencias en cuanto a estilo y sensaciones que busca en una cerveza. 

En la web hay un par de páginas interesantes para todo buen cervecero que son Ratebeer y Beer Advocate, en la que miles de usuarios aficionados a la cerveza critican y votan las cervezas que prueban. Como resultado de estas votaciones se elaboran una serie de rankings sobre las mejores cervezas puntuadas por los usuarios de forma global, y por estilos, que quizás sea algo más acertado.



De vuelta al artículo que mencionaba al comienzo del post, otro aspecto que llamó mi atención, es que en la primera parte del mismo, el periodista exponía algunas reflexiones que ya recogió un servidor en el primer post de este blog, en referencia al diferente trato recibido por la cerveza con respecto al vino, y como ejemplo de este hecho constatar cómo es posible encontrar cartas de vinos con numerosas y variadas referencias en un restaurante, y sin embargo no es posible contar con la análoga carta cervecera, salvo excepciones que afortunadamente resultan cada vez más frecuentes. Y también cómo en los últimos años, especialmente los 2 más recientes, algo está cambiando en el panorama cervecero español, con la cada vez mayor proliferación de microcerveceras y tiendas especializadas, esperemos que no como fruto de una moda pasajera y oportunista, sino como una base sobre la que se consolide una industria cervecera de futuro que vaya dotando a nuestro país de una mayor cultura cervecera.
Las diez cervezas incluídas como top-ten en la lista del artículo eran:
1.- Te Deum Tripel, una triple de abadía belga de la cervecera du Boqu, cuya receta proviene de un maestro cervecero español: Jose Luis Ramírez fundador de la legendaria cervecería Oldenburg de Madrid
2.- Cooper's Extra Stout, una stout potente originaria de las antípodas, e incluida en el olimpo de las cervezas de los aficionados a la Guinness.
3.- Bamberg's Schlenkerla, probablemente la mejor rauchbier (cerveza ahumada) de Bamberg que exista, con un característico e intenso sabor ahumado, proporcionado por la malta ahumada y secada con brasas de madera de arce.
4.- Infinium, otra maravilla alemana de sabor afrutado, de la prestigiosa Weihenstephan, en colaboración con la norteamericana Samuel Adams.
5.- Deus Brut de Flanders. Cuvee Prestige 2004. Similar a un cava, procedente de Reims, la capital del Champagne.
6.- Tripel Karmeliet, una delicia que mezcla maltas de tres tipos diferentes: trigo, cebada y avena.
7.- Westvleteren 12, la considerada pòr los expertos como la mejor cerveza del mundo, una trapense difícil de conseguir fuera de Bélgica, provocado por la política comercial de los monjes que la fabrican, que en teoría obliga a que su compra sean directamente en la abadía..
8.- Hop Back Entire Stout, una cerveza británica, oscura, de aroma intenso que ha recogido numerosos premios dentro de su estilo.
9.- Joseph Holt Sixex, una típica strong ale británica de color caoba, que procede de Manchester, de la conocida cervecera Joseph Holt fundada en 1849.
10.- Suffolk Vintage Ale, una rareza inglesa elaborada de una mezcla de cervezas jóvenes y añejas.

De todas ellas, no he llegado a probar 3: Ni la Infinium, de la que sí vi publicidad, ni la Deus Brut de Flandes achampanada, ni la vintage Suffolk. Del resto coincido en algunas en mi lista top, que tendría más de 10 cervezas en verdad, (como la Tripel Karmeliet, o la Schlenkerla) pero sin embargo, excluiría a otras que no llegarían a mi parecer a ese nivel, como la HopBack Entire Stout o la Joseph Holt Sixex.
En esta lista igualmente echo de menos algunas joyas deliciosas como una St Bernardus Abt., una WestMalle Tripel, una Chimay Azul envejecida, una Orval, una Schnneider Aventinus, la Yeti de Great Divide, la Struise Pannepot, la IPA de Anderson Valley, una Traquair Jacobite, una Cantillon, una Breakfast Stout de Founders, y muchas más. Como se puede comprobar resulta muy sencillo que exista cierta polémica y disparidad de opiniones a la hora de confeccionar estas listas, ya que como comentaba al comienzo del post entran muchos factores a la hora de valorar una cerveza, y no todos son objetivos.


He dejado para el final una cerveza de la lista, en particular: La Westevleteren 12, la que es considerada como la mejor cerveza del mundo. Es tal la fama de esta cerveza, que para mi y durante mucho tiempo se convirtió en una pequeña obsesión. Si teniendo en cuenta la existencia de auténticas maravillas cerveceras, en numerosos foros, guías de cerveza, y comentarios de los más afamados críticos, la Westvleteren 12 era considerada como la mejor cerveza tenía que ser por alguna razón especial, aunque tenía cierto temor, a que me decepcionara, ya que como decía, una afirmación tan categórica, como decir que una cerveza es la mejor del mundo, siempre la tomo con cierta prudencia. Aún así, dado que era la única cerveza trapense de las siete existentes, que no había probado, y si además le unimos el cierto aura de clandestinidad que rodea la comercialización de esta cerveza, provocado por la restricción impuesta por los monjes que fabrican la cerveza, que no permite la venta de la cerveza fuera de la abadía, pues la ansiedad generada es aún mayor.  No veía la forma de adquirir esta cerveza, salvo que viajase hasta Bélgica (una vez más), ya que en España, lo veía prácticamente imposible. Esta cerveza se había convertido en una espinita clavada, con tintes de leyenda inalcanzable, hasta que leí un post en el blog de lupuloadicto, en referencia a este diamante legendario que es la Westvletern 12, lo cual de nuevo me animó a intentar adquirila, ya cuando había casi dado por abandonada su búsqueda. Y resulta que se dio la ocasión: unos amigos decidieron hacer su luna de miel hará un par de meses, por París y Bélgica, por lo que les pedí que me trajeran una westvleteren 12, y efectivamente tuvieron éxito! Uno de mis sueños cerveceros se vio cumplido, probar la considerada mejor cerveza del mundo. Puedo adelantaros que colmó en gran parte las expectativas creadas, aunque puedo asegurar no haber llegado a tocar el cielo tras probarla. Mi experiencia con esta cerveza la reservo para mi próximo post, que irá dedicado de nuevo a las cervezas trapenses y en concreto a la belga Westvleteren, "posiblemente" la mejor cerveza del mundo, como decían unos daneses ;).

3 comentarios:

  1. Yo no me atrevería a confeccionar un TOP TEN, pero desde luego tengo claro que muchas, la mayoría, de las que aparecen en este ranking, de atreverme, no sólo no estarían en él, sino que no estarían siquiera en un TOP FIFTY.
    Echo de menos tanto referencias como estilos. Me parece una lista muy pobre y simple.
    Pero lo de siempre: Para gustos, colores y cervezas.

    ResponderEliminar
  2. Eso es, efectivamente resulta muy complicado y osado confeccionar una lista con las 10 mejores, y más si se intenta que sea única para todos los estilos. Sólo me hice eco de una lista del estilo publicada en un diario de tirada nacional, lo que llamó mi atención. Para mi resultaría necesario ampliarla a 20, 30 o 50 como comentas. En el post mencioné algunas que figuran entre mis favoritas, y quedaron muchas otras por incluir, como las canadienses de Unibroue, o algunas maravillas selectas de entre la gama producida por la cervecera holandensa De Molen, o la danesa Mikkeller, o la noruega Nogne, o la alemana Ayinger. Como bien dices, para gustos... cervezas.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  3. Como bien decís, elaborar un ránking de cervezas es una tarea en vano, porque depende totalmente de los gustos de la gente. Una cerveza muy amarga, por ejemplo, puede ser un placer para muchos de nosotros, y un sufrimiento para otros; al igual que puede pasar con cualquier alimento. Por otra parte, me has dejado con ganas de catar la Westevleteren 12...

    ResponderEliminar