sábado, 29 de octubre de 2011

Rogue Dead Guy Ale, los muertos también beben cerveza


Estando cercanos a la fiesta de Halloween, que ha calado tan profundamente en España durante los últimos años, me he decidido a comentar una cerveza que tanto por su nombre como por su etiquetado, va a la perfección con esta original fiesta de origen anglosajón, y su iconografía de sobra conocida por todos, con sus calabazas, esqueletos, y disfraces de todo tipo de monstruos. Me estoy refiriendo a la Dead Guy Ale (la ale del chico muerto), fabricada por la cervecera estadounidense Rogue.
También hay otras cervezas (norteamericanas, cómo si no) muy adecuadas para la fiesta de Halloween, como las Jolly Pumpkin con sus etiquetas tétricas de fantasía, que harían las delicias para cualquier aficionado al sello artístico de Tim Burton.



Sobre la cervecera
La cervecera Rogue es actualmente una de las más afamadas y reconocidas de la costa Oeste de los Estados Unidos. Fue fundada en el año 1988 por tres amigos (Jack Joyce, Boob Woodell y Rob Strasser) en la localidad de Ashland en el estado de Oregón. Abrieron su primera taberna-cervecería o brew-pub en la misma ciudad. Al siguiente año abrieron otro en Newport, donde tienen ubicada la central actualmente. El nombre de la cervecera fue elegido a causa del río Rogue que cruza la ciudad de Newport en Oregón, pero al mismo tiempo hicieron uso de un juego de palabras, ya que coloquialmente en inglés, rogue significa también pilluelo. Esto es algo totalmente intencionado, ya que este sentido del término guarda relación con la filosofía revolucionaria de la cervecera, expresada a través de sus cervezas.
John Maier, que entró en la empresa un año después de su fundación, es el actual maestro cervecero de Rogue, y se ha ganado una reputación tanto en los Estados Unidos como fuera de sus fronteras, gracias a la fabricación de cervezas muy innovadoras. Uno de los puntos más destacables dentro de las elaboración de las cervezas es el uso de una cepa de levadura propia denominada Pacman, especialmente indicada para la maduración de ales en botella, y que constituye uno de los secretos de elaboración de Rogue. Las cervezas de Rogue han ganado cientos de premios y galardones en diferentes competiciones de cervezas, y ha propiciado el nacimiento y expansión de una iniciativa llamada la "Nación Rogue", una comunidad de fans ávidos de cada cerveza de edición limitada que lanza al mercado la cervecera de Oregón. Hasta la fecha han producido más de 60 ales, sin pasteurizar, y sin aditivos con ingredientes totalmente naturales. Entre las ales de su amplio portfolio destacan:
- La Shakespeare's Oatmeal Stout. 
- La Brutal Bitter Ale.
- La Mocha Porter.
- La Chocolate Stout.
- Y la Dead Guy Ale, entre otras.
Actualmente aparte de la fabricación de cerveza en Newport y otras micros de las que son propietarios en Newport y Portland, regentan varios restaurantes y cervecerías a lo largo de la costa de Oregón, y en otros estados como Washington y California. Además llevan unos apartamentos para turistas llamados "Bed and Beer", y organizan tours temáticos sobre cerveza para visitantes.

Sobre la cerveza
Una de las primeras cosas que nos llama poderosamente la atención de esta cerveza es su etiqueta en la que se muestra a un simpático esqueleto con sombrero sentado sobre un barril de cerveza. Y no es la única, ya que las etiquetas de Rogue son una tentación para todo buen coleccionista de etiquetas. Según la información de la propia compañía, se trata de una cerveza de estilo  Maibock (estilo procedente de Alemania) y es producida con la levadura Pac-man, que ya he mencionado y que es exclusiva de la cervecería Rogue. Para su elaboración se emplean hasta cuatro variedades diferentes de malta: Northwest Harrington, Maier Munich, Klages  y Carastan, y dos clases de lúpulo: los Perle y los Saaz de Centroeuropa.
Además si deseamos hacer nuestros pinitos como maestros cerveceros, podemos intentar emular la cerveza original mediante un kit específico para hombrewers que hay a la venta:


Cata:

Graduación: 6,5º
Temperatura de servicio: Unos 7ºC
Tipo de vaso recomendado: Vaso de pinta americano de paredes rectas.
Aspecto: De color a medio camino entre miel y un ámbar intenso, casi rojizo. Con un notable grado de turbidez, genera una capa de espuma de entre 2 y 3 dedos de espesor, muy blanca, de apariencia compacta, y larga duración. Deja rastros de espuma en forma de anillos muy finos, en los primeros tragos.
Aroma: Compleja, con aromas intensos a malta tostada y algo de caramelo con un toque marcadamente afrutado. Notas herbáceas y terrosas por debajo, que incluyen plantas silvestres, abeto y un toque cítrico dulzón, como una mezcla entre pomelo y miel y frutas tropicales.
Sabor y textura: Con un buen nivel de carbonatación y de cuerpo medio, es una cerveza en la que predominan las sensaciones maltosas por encima de los lúpulos, en un comienzo, aunque en el retrogusto se consigue balancearla en parte con un amargor con matices cítricos, que resulta más patente a medida que vamos apurando el vaso. No resulta difícil de tomar y el alcohol hace aparición en su justa medida, aunque al final se acrecenta un poco la sensación de ardor. En conjunto es una buena cerveza bastante aceptable, aunque para mi gusto les falta corregir algo con el lúpulo para hacerla más redonda.
Maridaje: La carne de cerdo va estupendamente con este estilo de cervezas por lo que combina bien, por ejemplo, con un codillo asado con una guarnición a base de puré de patata y cebolla frita.

Nota: 7,5/10

3 comentarios:

  1. Con esta cervecera debo tener un mal ojo o algo por el estilo, ya que he probado unas cuantas y no acabo de pillarles la gracia. Le he dado la oportunidad a muchas, recorriendo toda clase de estilos, incluso una de chocolate, pero en general me parecen cervezas correctas, bien hechas y lo que quieras, pero me falta algo, no sé. Ésta que comentas por ejemplo me gustó, es una buena cerveza pero la misma tónica, falta de sabor, o de cuerpo o no se... Bueno, no me hagas caso, jaja!
    La excepción (siempre hay alguna...) fue un barril de 5L de Rogue Yellow Snow IPA, muy fácil de tomar al tiempo que sabrosa y adictiva...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, yo con las que he probado he tenido sensaciones dispares. Ha habido de todo. En este caso para mi falta también algo, pero creo que es con la forma en la que han introducido el lúpulo, lo que hace que prometa más en el aroma, y se quede a medio camino en el sabor, quedando algo descompensado y sin la fuerza suficiente en el amargor. Pero hay una cosa que tengo totalmente clara, y es que para forjarse una opinión adecuada sobre una cerveza lo recomendable es probarla varias veces. Ya me ha pasado con más de una cerveza, que al probarla una segunda o tercera vez ha cambiado mi apreciación, aunque la mayoría de los casos no en gran medida. Pero hay algunas segundas veces que sorprenden.

    ResponderEliminar
  3. bueno la probe y la verdad me encanto, no tiene mucho alcohol pero es densa al paladar y algo afrutada. se puede beber unas cuantas que no sienta mal...

    ResponderEliminar