miércoles, 5 de octubre de 2011

St. Christoffel Robertus, una holandesa al más puro estilo bávaro


La cervecera Sint Christoffel es una de la más conocidas de los Países Bajos, y cuenta con un número de adeptos considerable. Actualmente es una de las empresas de mayor éxito entre las nuevas cerveceras holandesas, que se han ido creando desde comienzos de la década de los 80. Fundada en 1986, en la ciudad minera holandesa de Roermond por Leo Brand, miembro de una larga y afamada dinastía de cerveceros, la familia Brand. La decisión del nombre resultó bastante sencilla, ya que optó por hacer uso de una tradición bastante arraigada en España y en otros países, y que consiste en tirar de santoral, por lo que decidió darle el nombre del patrón de la ciudad.
Leo empezó trabajando a pequeña escala en el patio trasero de su propia casa, pero el negocio comenzó a tener éxito rápidamente, por lo que creció considerablemente y en 1995 optó por trasladar la producción a un edificio pensado para ello, de mayores dimensiones y con nuevas instalaciones para la elaboración, fermentación y maduración de la cerveza. En cuanto a la fabricación propiamente dicha, han adoptado los procedimientos tradicionales para poder elaborar una cerveza de calidad, como contrapunto a los métodos de producción en masa, utilizados por las grandes compañías cerveceras. Todas las cervezas de Sint Christoffel se elaboran según la Ley de Pureza Bávara de 1516, resultando llamativo que una cervecera holandesa se rija precisamente por esta ley de origen bávaro.
La primera cerveza elaborada por Sint Christoffel se llamó simplemente Christoffel Bier, pero al aparecer la cerveza que comentaré en la cata hoy, la Christoffel Robertus, la cambiaron el nombre por Christoffel Blond. Aparte de la Blond y de la Robertus, que son las más conocidas, la Sint Christoffel elabora una gama más amplia que incluye además una bock, y una cerveza de invierno, entre otras.
Todas estas cervezas son elaboradas en la misma planta de la ciudad original, Roermond, pero dado que el éxito de la cervecera ha crecido considerablemente, la distribución y venta de sus cervezas no se quedan sólo en Holanda, y actualmente llega a cruzar las fronteras, exportándose a varios países de Europa y a los Estados Unidos.
La Christoffel Robertus es una cerveza compleja, elaborada al estilo tradicional de las dunkel bávaras de Munich.Como detalle llamativo decir que las cervezas de Sint Christoffel se embotellan en las llamativas botellas de tapón con cierre mecánico, pero existen también otros formatos de hasta 2 litros, en llamativos botellones con asas, verdaderamente preciosos. En El Cervecero de Las Rozas, he visto alguno de estas enormes y bonitas botellas, que parecen más bien un jarrón, o un recipiente de una antigua botica, y dan ganas de llevarse alguna, la verdad.


Cata:
Graduación: 6º
Aspecto: Entre el anaranjado y el rojo rubí oscuro, de aspecto compacto, genera una capa de espuma de color beige de amplitud media y bastante duración, que deja rastros visibles y permanente de espumosa puntilla pegada al cristal.
Aroma: Aroma dulce a malta y afrutado con un toque de manzana, toffee y con algún matiz especiado. Bastante elegante en conjunto.
Sabor y textura: De gusto agradable algo dulce y bastante fácil de beber tiene un nivel de carbónico medio bien ajustado. De cuerpo medio es una cerveza de con un marcado sabor malteado, con matices de caramelo, toques de frutos secos, algo de azúcar y poca presencia de lúpulo, con un matiz cítrico, lo que proporciona un leve amargor de fondo. Finaliza con una sensación de astringencia y agridulce en el regusto.

Nota: 7,25/10

3 comentarios:

  1. Si no recuerdo mal (y mi memoria "etiquetística" va tieniendo sus lagunas con tanto nombre...) la que más me gustó de la marca fue la de la etiqueta verde, St. Christoffel Nobel.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. La azul es la bock, la amarilla es la blond y la naranja es esta, la Robertus. Sé a cuál te refieres, pero no la he probado aún. Otra más a la lista. Las voy apuntando en un bloc, donde tengo las notas de cata y demás, pero es que son ya tantas y tantas cervezas :)

    ResponderEliminar
  3. Interesante saber que tienen Christoffels en Las Rozas, así podré centrarme en otras birras en mi próximo viaje a Holanda... Salu2!

    ResponderEliminar