lunes, 26 de diciembre de 2011

Cervezas de Navidad again (iv), y a pares: Delirium y Brewdog

Continuando con la serie de posts dedicados a las cervezas de Navidad o de invierno, y dado que estamos inmersos en plenas fiestas navideñas, con el frío recién instalado en nuestras calles, voy a aprovechar la ocasión para comentar no sólo una, sino dos cervezas invernales, en una misma entrada.
La primera de ellas es la Delirium Christmas; perteneciente al sello belga Delirium, que a su vez produce la cervecera Huyghe, es un característico ejemplo entre las cervezas de Navidad provenientes de Bélgica.
La segunda es la Porter Christmas. Una rareza, obra de la un tanto revolucionaria e  irreverente cervecera escocesa Brewdog, artífice de algunas buenas cervezas como la Punk IPA, o la Hardcore IPA. En este caso han lanzado para la temporada navideña una Porter a la que han añadido cacao, chile y otras especias.

Delirium Christmas

Muchos de vosotros conocerá las cervezas Delirium, en especial la Delirium Tremens, y no sólo por su nombre, sino porque su peculiar botella pintada imitando a cerámica, con su original etiqueta no pasa fácilmente inadvertida entre los estantes de los hipermercados, ni en la barra de las cervecerías. El origen de este sello de cervezas producida por la cervecera Huyghe, se remonta a la navidad del año 1989, con el lanzamiento de su primera cerveza, la ya mencionada Delirium Tremens. La cervecera Huyghe produce varias marcas de cervezas como por ejemplo, las Mongozo, las Florís, las St. Idesbald, las Guillotine,  las Artevelde...  y las Delirium. El nombre elegido para la primera cerveza de este grupo, hace referencia al estado transitorio de locura que sufren algunos alcohólicos cuando se ven sometidos al síndrome de abstinencia. Durante tal estado son frecuentes los temblores y las alucinaciones, entre las que se encuentran las de ver animales tales como serpientes, gatos, perros, etc. y elefantes de color rosa, siendo la más asociada con la locura. De ahí que un elefante rosa sea el protagonista de la singular etiqueta de esta cerveza, junto con otra serie de animales.
Aparte de la Delirium Tremens, está la Delirium Nocturnum, que para mi gusto es la mejor de todas las pertenecientes a este sello comercial, la Delirium Red y la Delirium Christmas (o Delirium Noel, en otras ediciones).
La Delirium Christmas continúa manteniendo en su etiquetado a su célebre elefante rosa, pero con un toque navideño tanto en la indumentaria, con el típico gorro de Papá Noel, como en el entorno, con un paraje nevado y montado sobre unos esquíes. 


Cata:

Graduación: 10º
Temperatura de servicio: 10 ºC-12ºC aprox.
Tipo de vaso recomendado:Vaso de cáliz, o de tulipa.
Aspecto: De tono rojizo cercano al anaranjado o ámbar oscuro. Forma una buena capa de espuma de bastante densidad, de un par de dedos de espesor, pero que no tarda demasiado en desaparecer. Deja escasos restos de la espuma en el cristal.
Aroma: Dulzón e intensamente afrutado. Destacan las notas a frutos dulces como higos y pasas, y a frutos rojos, como cerezas o guindas. También se aprecia un fondo aromático terroso provocado por el lúpulo, con matices especiados, donde destacan el clavo y la nuez moscada. También es apreciable el alcohol en el aroma.
Sabor y textura: Densa, cremosa y sabrosa. Con un nivel de carbonatación medio -bajo,  es una cerveza con bastante cuerpo y de gusto predominantemente dulce y afrutado. Las especias contribuyen a balancear el sabor, complementando los matices frutales, y entre ellos existe una compensación entre frutos maduros y otros algo más ácidos. El alcohol en todo momento se encuentra presente, aunque sin desagradar, provocando una sensación de calor y ardor en boca y garganta. Finaliza con un regusto seco. Un buen ejemplo de cerveza de Navidad, pero que para mi gusto queda un escalón por debajo de la Delirium Nocturnum, dentro de la misma casa.
Maridaje: Es un buen complemento a una sobremesa con una ración de panetone con pasas y perlas de chocolate.

Nota: 8,25/10



Brewdog Porter Christmas

De la escocesa Brewdog, ya he hablado en más de una ocasión en el blog. Esta cervecera fundada en 2006, ha irrumpido en el panorama cervecero internacional con una gran fuerza, y hoy en día a pesar de su corto tiempo de vida, ha alcanzado una gran reputación gracias a su política empresarial, su agresiva y acertada campaña de marketing, y por insuflar un soplo de aire fresco y un tanto transgresor dentro de la producción cervecera. Sus cervezas no dejan indiferente a nadie, y sus recetas tratan de aportar originalidad, intenso sabor y un carácter muy marcado.
Para esta temporada de Navidad han lanzado una porter, a la que le han puesto el nombre de Porter Christmas (no se han esforzado mucho eligiéndolo). Está basada en una cerveza de  estilo similar, una baltic porter, y que ya producían con antelación, la Alice Porter, a la que han querido dar un toque especiado acercándola a las tradicionales cervezas navideñas pero manteniendo el mismo grado de alcohol. A la cerveza le han añadido cacao, especias y chile, y ya puedo adelantar que esta extraña combinación, para mi gusto, ha desmejorado una cerveza que podría haber sido mucho más.

Cata:

Graduación: 6,2º
Temperatura de servicio:12 ºC  aprox.
Tipo de vaso recomendado:Vaso de pinta inglés.
Aspecto: De color marrón profundamente oscuro, cercano al negro. A pesar del ligero nivel de carbónico, forma una aceptable cabeza de espuma de color beige, de textura cremosa, pero muy porosa, siendo de mediana retención. Apenas quedan residuos de espuma adheridos al cristal.
Aroma: Con matices ahumados, destacan sobre todo las notas a chocolate, como era de esperar, malta torrefacta, un toque de café, y notas especiadas y herbales.
Sabor y textura: De cuerpo medio, en un comienzo parece aproximarse mucho a una típica porter, con su base de malta torrefacta, con los típicos matices a café, cacao (aunque en menor medida que el detectado en el aroma), pero a los pocos segundos se descubren unos matices ahumados como a tabaco y especiados, donde destaca especialmente un sabor, que debe estar provocado por el chile, que provoca sensaciones dispares que van desde la naranja amarga, hasta un gusto algo picante y agrio, que no me resultó muy agradable. Un contrapunto un tanto extraño que no me encaja con la porter. Una rareza de los chicos de Brewdog que por lo menos para mi gusto particular no ha logrado convencerme demasiado. Podría haber sido una porter bastante aceptable, pero han querido darle un toque especiado fuera de lo común, que para mi no ha sido muy acertado, lo que provoca que le reste bastante puntuación.
Maridaje: Para esta porter había elegido una presa ibérica, con champiñones rellenos,  patatas y salsa de champiñones.
Nota: 6,5/10

10 comentarios:

  1. A mi la Christmas porter no me ha parecido tan mala, tal vez porque para mi el picante hacia destacar las notas de cafe de esta porter.

    La que no me convencio nada, de brew dog, fue la "there's no santa" una ale especiada con jengibre y canela con tanta especia que deja de saber a cerveza, una pena.

    ResponderEliminar
  2. Es lo que sucede con las especias, y no sólo en la cerveza, sino también en la cocina. Hay que saber usarlas y dosificarlas muy bien. Por ejemplo, hace unos días, comenté la Hoppin'Frog de Navidad, en la que aparecen fuertemente algunas especias como la nuez moscada y sobre todo la canela, lo que contribuyó a hacerla muy empalagosa, y a pesar de que me gustara más que la porter de Brewdog, condicionó la puntuación final. Salu2!

    ResponderEliminar
  3. No me volvió especialmente loco la Delirium xmas, me dejó bastante indiferente de hecho.
    Claro, que quizá he hecho mal en el orden de ir probando navideñas, porque he empezado por la Gouden Xmas y la verdad, para mi ninguna de las que llevo se le acerca. Ya solo el olor me tiene enamorao. Pero todavía me quedan... jeje

    ResponderEliminar
  4. Muy buena entrada JAB. tengo la delirium en casa ya os contare. que bueno lo de la brewdog, a ver si el año que viene la puedo encontrar por ahi:)

    ResponderEliminar
  5. Flip, efectivamente la Christmas de Gouden Carolus es una maravilla, probablemente la mejor para mi gusto de entre las navideñas belgas, y después estarían la St. Feullien y la Du Bocq. En cualquier caso la de Delirium es una representante del estilo muy digna. Pero como todo, claro está, va en función de los gustos.
    Muchas gracias Alberto, espero que la Delirium no te decepcione, ya leeré tu entrada sobre ella. Y en cuanto a la Brewdog, si tienes oportunidad pruébala. Es una porter diferente, a la que quizás le encuentres el punto que yo no pude pillarle.
    Salu2!

    ResponderEliminar
  6. Hola,

    Pues ya la probe anoche y la verdad es que ya la subire al blog con mis impresiones pero es de sobresaliente bajo mi punto de vista. Muy alcoholica en boca, con olor a frutos rojos y un reguste a caramelo. me gusto mucho, a mi me toco el elefante en patines, pero sé que hay mas etiquetas jje

    ResponderEliminar
  7. Buenas compañeros!

    La Delirium para mí es excesivamente dulzona y sobretodo alcohólica. Descompensada me atreviría a decir. Le falta fondo para tanto alcohol. Aunque esa es mi opinión, claro está.

    Sobre la Brewdog, no me he hecho con ella pero la verdad que me dejas intrigado con eso del chile porque de Mikkeller probé varias que tienen chiles, también Porters y quedé absolutamente pasmado (en lo positivo). Si consigues hacerte con la Texas Ranger (la que no es versión en barrica) ya me dices a ver que te parece la mezcla con el chile.

    Ah, y totalmente de acuerdo con la Gouden Carolus. Para mi, una de las mejores belgas navideñas.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  8. Alberto, a mi la Delirium Christmas como has podido comprobar al leer la entrada, me gustó mucho, aunque como dice Pau, a mi parecer se pasa un poquito de dulzona y alcohólica, pero sin llegar a resultarme ni desagradable ni desequilibrada. En cuanto a la Porter de Brewdog, Pau, realmente no sé si el gusto agrio no muy agradable que detecté se debía al chile, o a la combinación de especias. Realmente se lo achaco a él, porque no había probado ninguna cerveza que incluyese este ingrediente. Anoto la referencia que me comentas, para tener una segunda opinión. Realmente si no hubiera sido por ese matiz, la cerveza sería más que notable. Salu2!

    ResponderEliminar
  9. JAB, no se si me he explicado mal, jeje! No te quería rebatir tu opinión de la Brewdog ni que pueda ser un cervezón. Como te dije, no la tengo ni para probar así que ni idea. Solamente te comentaba la otra opción, la Mikkeller, para que vieras que tal te parece la unión entre chile y una porter, que a mi desde luego me dejó fascinado. Repito, si esta cerveza dices que es algo rara es por algo, jeje!! Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Hemos probado el otro día la delirium y nos gustó, dulce y alcohólica como decíais por ahi

    ResponderEliminar