miércoles, 14 de marzo de 2012

Ayinger Celebrator, para celebrar lo que se tercie


Hacía varios meses que andaba detrás de las cervezas de una firma alemana que algunos conoceréis pero que desgraciadamente no se suelen prodigar con demasiada frecuencia dentro de nuestras fronteras. Me estoy refiriendo a Ayinger, célebre y reputada por sus excelentes cervezas, en especial por su doppelbock, la Celebrator, que con semejante nombre, ya podemos hacernos a la idea, de que no se trata de una cerveza corriente ni mucho menos. Afortunadamente tuve la suerte de poder probarla en alguna ocasión, pero la última se remontaba hacía más de 2 años ya, por lo que estaba ciertamente algo ansioso por encontrarla en alguna de las tiendas que usualmente suelo frecuentar. Cuando me enteré de que en Cervezorama iban a tener una remesa especialmente reseñable de cervezas alemanas, me mantuve especialmente atento al momento en que llegaran las tan esperadas Ayinger, entre otras. El pasado viernes, en mi última visita a la tienda, la tenían junto con la Weisse de la misma marca, y algunas otras alemanas. Objetivo conseguido por tanto, y no tardé prácticamente nada en dar buena cuenta de una de las botellas que había adquirido.

Sobre la cervecera
El nombre de la cervecera proviene de la pequeña localidad de Aying fundada hace más de 12 siglos, y que se encuentra situada a unos 25 kms al sudeste de Munich, hacia la frontera austríaca. Precisamente la torre del campanario de la iglesia del pueblo se encuentra representada en el etiquetado de las botellas de esta cervecera con más de cien años de historia a sus espaldas. El tatarabuelo del actual director, Franz Inselkammer, Johann Liebhard fue quien fundó la fábrica en 1878, de gran reputación en toda Baviera tras haber ganado numerosos galardones por su amplia variedad de nada menos que 15 cervezas. Naturalmente, tal y como viene a ser habitual en la mayoría de las cerveceras alemanas, de acuerdo a la Reinheitsgebot de 1516. Ayinger emplea para la elaboración de sus cervezas, los conocidos lúpulos aromáticos Hallertau y Spalt, tan habituales en las cervezas alemanas, su propia cepa de levadura desarrollada especialmente para la producción de sus cervezas, el agua de un pozo propio y cebada malteada bávara. La distribución de las cervezas se centran a nivel regional, alcanzando un radio de 100 kms, dedicando a la exportación solamente un 10% de la producción, especialmente a los países limítrofes como Italia, y Austria, y otros más alejados como España y Estados Unidos, aunque no suele ser muy habitual encontrarlas en nuestro país.
Hay una pequeña taberna restaurante junto a la fábrica, además de un museo realmente interesante para todos aquellos que tengan curiosidad e inquietud por conocer el procedimiento de elaboración y la historia de la cervecera. En el portfolio actual producido por la fábrica se encuentran nada menos que 13 variedades diferentes, lo que no suele ser muy habitual para una fábrica alemana. Entre estas variedades podemos encontrar desde una pils, hasta una weizenbock, o una doppelbock como la que ocupa esta entrada, sin dejar de lado a otros estilos como las weizen, las hell, o las kellerbier.

Como curiosidad decir, que el origen de la palabra bock en alemán, para designar las cervezas pertenecientes a este estilo y sus hermanas, las doppelbock, proviene de la ciudad de donde es originario este tipo de cervezas, Einbeck, que evolucionó con el paso del tiempo hasta el término actual bock, que en alemán quiere decir además carnero, por lo que generalmente en las chapas y sobre todo etiquetas, de las cervezas de este estilo aparece precisamente representado este animal, como es el caso de la Ayinger Celebrator.



Cata:
Graduación: 6,8º
Tipo de vaso recomendado: Copa en forma de tulipa.
Temperatura de servicio: 8-10ºC
Aspecto:De color oscuro cercano al negro, con brillos al trasluz a medio camino entre los tonos rojizo y té. Densa y abundante capa de espuma  de color crema, de más de dos dedos de espesor, que se mantiene largo rato. Textura aterciopelada. Medianamente gasificada, con burbuja fina.
Aroma: Claro predominio de las notas a maltas tostadas, caramelo, toffee y algo de chocolate. Se desprenden matice dulzones y ahumados que complementan el espectro aromático. Poca presencia de los lúpulos en el olor.
Sabor y textura: Deliciosa. De fácil entrada, tiene una textura muy sedosa. De carácter maltoso, destacan los sabores a pan tostado, café y caramelo, con un toque ligeramente ahumado. Muy sabrosa, pero sin embargo, no resulta ni tan dulce ni tan alcohólica como otras doppelbock. Suficiente carga de lúpulo para equilibrarla en su justa medida. Finaliza con un regusto suavemente amargo. Probablemente la mejor exponente en su género.
Maridaje: Pato asado glaseado con miel.

Nota:

13 comentarios:

  1. Entre las 3 o 4 mejores alemanas que he probado nunca sin duda alguna. La probé por primera y única vez por sorpresa en una sorprendente feria de la cerveza que hicieron en verano en Cullera y me dejó sin palabras. Increíblemente bien equilibrada, redondísima pero sin que eso repercuta en una falta de sabor. Una auténtica delicia. Me atrevería a darle 10 "JABitos", jeje!

    Ah, y un 10 a Cervezorama por conseguirla!

    Saludos amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la conozco chicos, y con la nota que tiene hay que conseguirla, además las alemanas las tengo un poco abandonadas

      Saludos!

      Eliminar
    2. Está entre las mejores alemanas sin duda, y en su género pocas hay que puedan igualarse. Diez "jabitos"??? jejeje. Es posible, pero me suelo guardar ese medio puntito para aquellas que buenas cervezas que además me tocan la fibra sensible como cervecero, y no son muchas. Pero esta doppelbock es sin duda una maravilla en cualquier caso. Después de tanto tiempo, aproveché para no pillarme sólo una. Es de las que merece la pena repetir. Alberto, no dudes en conseguirla si tienes oportunidad, no te vas a arrepentir!

      Eliminar
  2. Jajaja, justo estoy con ella :-)! Muy buena entrada JAB, y grandísima Doppel. Poco queda por decir... Por mi parte, sin ser un gran amante de las puntuaciones, creo que me quedaría algo más corto que vosotros, con 9 JABitos.

    Cervezorama ha tenido una remesa fantástica este marzo, de la que por cierto me estoy aprovechando :-).

    Un abrazo a los dos, amics.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las puntuaciones lo llevo haciendo desde el comienzo del blog. Atiende a criterios objetivos, como presencia, espuma, complejidad, intensidad, sabor, equilibrio... pero hay mucho de carácter subjetivo también, sin duda. Esta cerveza es de sobresaliente, pero luego cada uno tiene su gusto particular lo que suele matizar esa puntuación o valoración.
      David y Javi de Cervezorama me lo estaban prometiendo desde hace algún tiempo, y por fin llegaron. Alguna más había en la tienda que merecía mucho la pena entre las alemanas, como la Eisbock de Kulmbacher o la Eku 28. Salu2!

      Eliminar
  3. Ayer mismo compre la Ayinger Celebrator en Cervezorama, tenía ganas de probarla hace tiempo, y leyendo esta entrada en el blog veo que no ha sido una mala elección. Esta noche la cataré.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que casi todos la hemos comprado en el mismo sitio. Tómala que no te arrepentirás.Gran cerveza. Salu2!

      Eliminar
  4. Ummmmm... pues tras leerte, parece que pinta tan bien como su reputación :-) qué casualidad que justo el viernes por la tarde también me hice yo con una (aunque en distinta tienda :-D). En fin, leído lo leído, no tardaré en probarla ^^!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya! veo que me he adelantado por un pelo. Parece que nos hemos puesto de acuerdo en conseguirla. La verdad es que hace honor a la reputación que atesora. Que la disfrutes!

      Eliminar
  5. hola a todos, desvío el tema para pasaros una pagina web flipante de una cervecería suiza de Zurich: AMBOSS BIER. me he enterado gracias ad un articulo sobre una de sus cervezas (5 Amber)) en un blog italiano UNA BIRRA (IN BOTTIGLIA)AL GIORNO (http://unabirralgiorno.blogspot.com.es). pues, a jugar eligiendo una cerveza e después otra , pasando de una a otra con diferentes combinaciones..ojo!! es adictivo... no os digo nada mas . link: amboss.ch/bier/

    ResponderEliminar
  6. psicodrummerjunio 22, 2012

    Yo también la compré el mes pasado en Cervezorama, y me gustó bastante. Pero quería aprovechar para hablar de otra doppelbock que no he visto comentada en blogs cerveceros, y el la ANDECHSER dunkel, me la bebí ayer, y decir que absolutamente recomendable ( y también la tienen en Cervezorama)

    ResponderEliminar
  7. psicodrummerjunio 22, 2012

    Edito, que había buscado mal, es ANDECHS, claro, ya he visto que se comentó en Octubre del año pasado. De acuerdo con la nota de 8'75, incluso subo a 9'25, jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andechs tiene muy buenas cervezas. Su dunkel es bien rica, y tiene alguna más bien recomendable. Las diferencias entre una cerveza y otra, siendo tan pequeña en cuanto a puntuación, se debe más a las sensaciones que transmite la cerveza, que de las propiedades intrínsecas de la cerveza y su calidad, por lo que ya entramos en el terreno de lo subjetivo. En cualquier caso, recomendable 100%. Salu2!

      Eliminar