domingo, 18 de marzo de 2012

De Ranke XX Bitter, lo importante es el lúpulo



Dentro de un género peculiar al que muchos denominan IPA belga, nos encontramos con la cerveza XX bitter de la cervecera valona De Ranke, a la que dedico la entrada de hoy.
Este género o estilo si es que se puede denominar como tal, particularmente no lo encuentro muy definido. Vendría a ser una cerveza al más puro estilo belga, similar a una triple, con su habitual carácter especiado, afrutada, con levadura, y alto nivel de alcohol, al que se le añade una cantidad de lúpulo por encima de lo habitual, con lo que se incrementa el número de IBUS de este tipo de cervezas. Pero no necesariamente todas las cervezas rubias o pálidas, con un elevado número de IBUS tienen que ser una IPA forzosamente. Algunos podrían decir que esta XX bitter, se encuentra más inspirada en las bitters inglesas, con un carácter lupulado diferente al habitual que solemos encontrar en las cervezas belgas, empleando lúpulos enteros de Poperinge, y no extractos de lúpulo, alcanzando los 65 IBUS pero con un contenido alcohólico más propio de las cervezas valonas. Precisamente este carácter lupulado es el que la hace especial y digna de mención. Otras cervezas dignas de este tipo o similar, son la Gouden Carolus Hopsinjoor, la Chouffe Houblon, o la Urthel Hop-it.

Sobre la cervecera...
De Ranke es una cervecera un tanto peculiar, ya que aglutina a las dos mitades belgas: valones y flamencos y la tercera región, Bruselas, ya que la cervecera en sí se encuentra establecida en Valonia desde el año 2005, pero los maestros cerveceros Nino Bacelle y Guido Devos son flamencos, que además contrataron el asesoramiento de otro maestro cervecero de la capital belga. Fundada en 1994, al comienzo en solitario por Nino Bacelle, y con una gran tradición cervecera detrás en su familia, empezó con una única cerveza, la Guldenberg, que recibió este nombre en honor la Abadía Guldenberg de Wevelgem, donde la cerveza ya se elaboraba en el pasado. En 1996 decide combinar su sabiduría con la de Guido Devos, miembro fundador de la sociedad de catadores de cerveza de Bélgica. En esta compañía es patente la afición que sienten por las cervezas lámbicas, y su apuesta por la calidad de los productos empleados en la elaboración de sus cervezas, especialmente el lúpulo, estando convencidos de que el lúpulo es el ingrediente más importante en sus productos. Actualmente De Ranke mantiene en su portfolio un total de 5 tipos de cervezas aparte de la original Guldenberg: La Père Noël, una cerveza de Navidad;  la Kriek De Ranke, una cerveza de fruta natural; la Cuvée de Ranke, una cerveza de origen mixto, cercana a la Lambic, la Noir De Dottignies, una cerveza oscura; y la Bitter XX, la cerveza "más amarga en Bélgica" y la cerveza que le dio a la fábrica su reputación y que es la cerveza comentada en la cata.
Actualmente el 60% de la producción se exporta a los EE.UU., Japón, India y a otros países europeos como los vecino Países Bajos, Suecia, Francia, Dinamarca, Gran Bretaña, Italia y Austria.



Cata:
Graduación: 6,2º
Tipo de vaso recomendado: Copa en forma de tulipa.
Temperatura de servicio: 10ºC aprox.
Aspecto:De color amarillo pálido, bastante turbia, y algo traslúcida. Se presenta con una buena capa de espuma totalmente blanca, y muy esponjosa, con buena amplitud entre 2 y tres dedos y de duración mediana. Deja rastros irregulares pegados al cristal, sin llegar a dejar aros definidos. Carbonatación de burbuja mediana-fina, abundante y claramente visible junto al vidrio.
Aroma
Destacan por un lado su carácter lupulado con claridad, donde se aprecian fundamentalmente notas florales y de cítricos, como pomelo y naranja fundamentalmente, y algo de piña con algunos toques resinosos. Y por otro lado el típico aroma de las ales triples belgas, pero no de una forma tan destacable como es habitual en ese tipo de cervezas, aunque en este caso sobresalen especialmente la levadura y las especias.
Sabor y textura
Cerveza con una acentuada carbonatación, de cuerpo medio, y con una sensación sobre la lengua a medio camino entre el cosquilleo y el picor, en la que intervienen además las especias como el clavo y el cilantro. A pesar de ello entra de forma cómoda, sin problemas. En el sabor se aprecia al comienzo una mezcla de dulzor (donde se aprecian azúcar y ese aroma tan característico que suelen tener la goma de mascar) y también acidez, en la que se acoplan las notas cítricas, donde destaca la naranja, dando paso posteriormente a las notas más florales y herbáceas, para finalizar con un regusto más seco que amargo. Deja una sensación un tanto áspera y astringente pero a la par refrescante. Gana a medida que se va bebiendo.
Maridaje: Cóctel de gambas con aguacate.


Nota: 

9 comentarios:

  1. De esta cervecera tengo la XX Bitter en casa, y la pere noel la he tomado esta navdad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Pere Noel la probé en su día y me pareción una buena cerveza. Prueba la XX bitter que es cuando menos interesante. Salu2!

      Eliminar
  2. Riquísima, como todas las cervezas que salen de esta fábrica. Reconozco, con toda mi vergüenza, que la primera vez que la probé no me gustó nada... no hay nada como la inexperiencia para despreciar maravillas cerveciles.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso suele pasar con algunas cervezas. A mi me pasó con la primera vez con la Saison Dupont y con la Oude Gueuze de la 3 Fonteinen y son cervezas que una vez que las sabes apreciar, resultan increíbles.

      Eliminar
    2. Saludos, Embracing que se me había olvidado!

      Eliminar
  3. las dos muy buenas..con ese toque belga inconfundible pero con notas amargas "nuevas" y muy agradable por mi gusto. descubrí la XX bitter por casualidad y la Pere Noel fue la consecuentemente elección en navidad. un amargo parecido las une, aunque la navideña tiene mas cuerpo y algo mas de especias, come tiene que ser. aconsejo las dos. buenissima la Gouden Carolus Hopsinjoor, así como la Chouffe Houblon aunque me gustò mas la clásica La Chouffe; de la Urthel por ahora he probado solamente la Urthel Saisonnière, que también ofrece un toque amargo en el final muy agradable.
    Prosit

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este estilo quizás tire por la Carolus Hopsinjoor que me pareció increíble. De la Chouffe creo que me pasa como a vosotros, prefiriendo la clásica antes que la Houblon. Las Urthel son muy buenas cervezas, de las que las 3 (Samaranth, Hop it y Saisonniere) que he tomado me parecen de muy buen nivel, siendo difícil inclinarme por alguna de ellas. Según sea la que he tomado en último lugar, parece que la coloco por delante de las otras dos, jejeje. Salu2!

      Eliminar
  4. Al igual que Embracing, me encanta todo lo que saca ésta cervecera. La Kriek es brutal, Guldenberg de las mejores belgas que he bebido en el último año, Cuvée de ranke es una sour majestuosa y superequilibrada, Père Noel una rica navideña lupulada... Junto con otras cerveceras como De La Senne, Urthel y alguna otra nunca decepcionan!

    Por cierto, comparto también lo dicho por Matteo, me quedo con la clásica Chouffe antes que con la Houblon! Cuestión de gustos, jeje!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Yo sólo he probado la Père Noel y esta. Y en ambas está claro que el lúpulo quiere tomar protagonismo, especialmente llamativo en el caso de la primera, siendo una cerveza navideña. La Guldenberg, la Kriek y demás no he tenido oportunidad aún. Pero a buen seguro que caerán. Lo que le he comentado a Matteo, efectivamente me quedo con la Chouffe a secas, antes que la Houblon. Efectivamente, cuestión de gustos. Salu2!

    ResponderEliminar