jueves, 8 de marzo de 2012

Dougall's, an englishman in Cantabria


Allá por la primavera de 2010, en una de las visitas que regularmente hago a Cantabria cada año, pasé con mi familia una tarde en Liérganes, un precioso pueblo a orillas del río Miera, famoso entre otras cosas por su chocolate, que es típico merendar en alguno de sus cafés. Paseando por el casco viejo del pueblo descubrimos un pub, el Picos, donde servían una cerveza de barril artesana, elaborada en el mismo Liérganes. Se llamaba Dougall's. Me llamó poderosamente la atención el nombre de origen anglosajón, pero cierto es que Cantabria ha mantenido históricamente un vínculo especial con Gran Bretaña. Finalmente me decidí a probar la que entonces era la variedad de tostada en grifo y he de decir que me gustó bastante.Totalmente convencido de que siendo una cerveza de la tierra la iba a poder encontrar embotellada fácilmente en algún supermercado de la región, no llegué a preguntarle al barman, dónde podía conseguirla. Craso error. Más tarde pude comprobar que no era nada sencillo encontrarla, y así en cada una de mis visitas en vacaciones a Cantabria, intentaba conseguirla sin éxito. Así que al año siguiente, concretamente el pasado verano, de nuevo en una nueva visita a Liérganes, entré en el mismo pub, y pregunté directamente. De primeras me llevé una decepción, no la servían. Pero todo tenía una explicación, y es que según me informaron, la producción había sufrido un parón debido a que se estaban mudando a una nueva fábrica, señal de que el negocio no iba mal. Al final mi decepción se transformó en lo contrario, ya que pensé que seguramente a partir de ese momento sí la iba a poder conseguir más fácilmente.
Desde entonces han pasado ya varios meses, y curiosamente la semana pasada recibí un email de Anna de Dougall's informándome que iban a estar en el Salón del Gourmet en la edición de este año, ofreciéndome invitaciones para poder visitarles. No lo dudé y me decidí ir para allá y conocer en persona al responsable de aquella cerveza que descubrí en Liérganes y que tan buen sabor me dejó. 


Se trata de Andrew Dougall, de ahí el nombre de la cerveza, al que pude conocer en persona, constatando además que es un tipo encantador. Aprovechando que era aún temprano y había poco público en el pabellón, pude hablar con él sobre su historia y sus cervezas. Inglés, nacido en Londres hace 57 años, vive en Liérganes desde hace 15, y Dougall's su proyecto cervecero ya lleva 6 años funcionando. El motivo por el que se lanzó a elaborar cerveza se debe fundamentalmente a un sueño personal que había perseguido durante años desde prácticamente su adolescencia, aparte de que como buen aficionado a la cerveza, buscaba tener aquí una cerveza semejante a la que podía disfrutar en los pubs de UK. En Gran Bretaña existe un cultura de cerveza como la que existe en España del vino, por lo que buscaba poder disfrutar de una cerveza alejada de las clásicas rubias industriales de nuestro país. Y qué mejor forma, que elaborando uno mismo su propia cerveza. A pesar de que su familia británica no mantenía relación con el mundo cervecero, se inspiró en las recetas de los productores británicos más tradicionales que suelen elaborar su cerveza para abastecer sus propios pubs. Antes de iniciarse profesionalmente en este sector, Andrew se había formado en una universidad especializada en este tema, y había trabajado en tres empresas pertenecientes al sector en Inglaterra. Fue cuestión de tiempo que comenzara a fabricar cerveza de forma casera para consumo propio.

De ahí, el siguiente paso era intentar montar una instalación propia. De esta forma Andrew decidió crear su pequeña fábrica de cerveza en Liérganes, frente a su conocido balneario.
Hasta dar este paso decisivo y comenzar a elaborar su propia cerveza, Andrew se había dedicado al mundo editorial. Editaba por encargo de diferentes puertos, estando entre ellos el de Santander, y precisamente gracias a este contacto con España, a través de sus instituciones portuarias, fue como finalmente acabó residiendo en Cantabria. Ahora, los libros permanecen en las estanterías y sus horas quedan invertidas entre cocederos, fermentadores y tostaderos, acompañado siempre de lúpulos y maltas.


La Dougall's se trata de la primera cerveza artesanal de Liérganes. No es una cerveza cualquiera. La intención de Andrew es que la gente considere a la cerveza como mucho más que un refresco, y pase a apreciarlo como un producto con muchos matices, que busca la excelencia y el equilibrio. Además asegura que dado que su objetivo es hacer una cerveza de calidad emplea las materias primas más caras, ya que de no ser así la cerveza que elaboraría no ofrecería el resultado que busca. Su cerveza se trata de un producto artesano, de producción limitada, que aplica los métodos de elaboración tradicionales ingleses. El resultado es una cerveza con mayor cuerpo y sabor que las que está acostumbrado a tomar el consumidor habitual. En un comienzo la totalidad de la producción era envasada en barril y se servía en grifo en únicamente cinco puntos de venta: tres en Liérganes (Los Picos que era el que conocía, Trastero y Jake); uno en Solares (The Black Crown) y otro en Santander (Cervecería Cormorán).


Actualmente el volúmen de producción ha crecido considerablemente y por ello surgió la idea del cambio de fábrica. Andrew cuenta además con un socio, Enrique Castanedo en el actual proyecto de Dougall's. En la nueva sede, (que tuve la oportunidad de ver en fotografías en un libro conmemorativo de la fábrica) predomina el blanco y los grandes espacios, muy abiertos, similar a lo que sería un loft, lo que le dota de una imagen moderna, algo minimalista e industrial. Si algún aficionado tiene interés debe saber además que es posible visitar la fábrica, aunque no en un horario fijo, sino concertando una cita previa para garantizar que nos pueden atender y guiar en la visita. 
Actualmente no sólo se produce la cerveza en barril, sino también embotellada, teniendo por el momento 3 variedades disponibles, que fueron las presentadas en el Salón del Gourmet, y que tuve el gusto de probar.
- La 942 (el prefijo telefónico de Cantabria), que se encuadra dentro de las pale ale.
- La Tres mares, que sería una brown ale.
- Y Leyenda (nombre dado por la leyenda del Hombre Pez), una extra special bitter.



Estas tres mismas variedades estarán presentes en el inminente BBF que tendrá lugar este mismo fin de semana, y al que lamentablemente no podré asisitir.

Andrew sostiene que su cerveza, al ser un producto de carácter local, estaba origianalmente pensada para disfrutar en Liérganes, en su ambiente, donde nace. La idea es que la gente visite la localidad y tome su cerveza allí. Ahora las metas son más ambiciosas, expandiéndose poco a poco en el mercado. Muy pronto esperemos tenerlas disponibles en Madrid y otros puntos de nuestra geografía. En cualquier caso, seguro que en mi próxima visita a Cantabria este año, cuando vaya a Liérganes, no me voy sin tomarme un par de pintas en la terraza jardín del Picos, pero hasta entonces si la podemos tener en botella ya tenemos algo. Andrew muy amablemente me obsequió con una botella de cada variedad para tomarlas tranquilamente y apreciar todos sus matices. Desde aquí mi agradecimiento. Nos vemos en Liérganes!

Y a continuación las notas de cata:

942 (Pale ale)
Graduación: 4,2º
Temperatura de servicio: 8 ºC aprox.
Tipo de vaso recomendado:Copa de tulipa o de pinta británica.
Aspecto:Cerveza de color dorado intenso. Con algo de turbidez, presenta un nivel de carbónico moderado, y de burbuja pequeña. Forma una capa de espuma espectacular, de más de dos dedos de espesor. Densa, compacta, nívea, y  muy duradera. Resiste hasta el final de la copa.Abundante rastro en vidrio en forma de aros con lágrimas. Excelente aspecto.
Aroma: Presencia de notas a cereal, mantequilla y caramelo. Destacan por encima otras notas más florales y frutales, especialmente cítricas: pomelo, naranja, lichi... con un toque dulzón.
Sabor y textura: Cerveza que entra suave, con mucha facilidad, pero que en boca gana cuerpo. Muy buen equilibrio entre notas dulces y amargas, aunque prevalece el lúpulo, pero lo hace sin estridencias, de una forma elegante. De nuevo aparece la fruta, y los sabores provenientes del lúpulo, con presencia de cítricos, y algo terrosos. Finaliza con un regusto con el grado justo de amargor, que se diluye lentamente.
Maridaje: Secreto ibérico con cebollita y pimientos asados.
Nota:


Tres mares (Brown Ale)
Graduación: 5,2º
Temperatura de servicio: 10º C - 12ºC
Tipo de vaso recomendado:Pinta británica.
Aspecto: Presenta un tono marrón, con algún matiz cobrizo. Nivel de carbonatación medio-bajo. La capa de espuma es de dedo y medio de espesor, de color blanco crema. Algo porosa y de densidad media. Duración menor, aunque queda una fina capa al final de la copa. Deja rastros irregulares en la copa a medida que la apuramos.
Aroma: Clara presencia de maltas torrefactas con notas a frutos secos, café, y algo de regaliz y cacao. Presenta también un cierto carácter afrutado.
Sabor y textura: Cerveza de entrada fácil. Ayuda que el nivel de burbuja no está muy acentuado. Con menos cuerpo del esperado, destaca su carácter maltoso, donde aparecen los sabores al tostado de la malta, con matices varios donde predomina el café. A pesar de ello, el lúpulo hace acto de presencia dejando un regusto amargo.
Maridaje: Una sencilla tabla de ahumados: (Salmón, trucha, palometa y bacalao).

Nota:

Leyenda (Extra Special Bitter)
Graduación: 5,8º
Temperatura de servicio: 10ºC aprox.
Tipo de vaso recomendado:Copa de balón o pinta británica.
Aspecto: De color ámbar intenso, traslúcida, con algo de turbidez. Genera una capa de espuma de amplitud media, color blanco y abundante porosidad. De duración media igualmente desaparece a mitad de copa, pero perdura una fina capa de 1 mm de espesor.
Aroma: Aromática, con presencia destacable de notas afrutadas (manzana, pomelo), y también florales, y a plantas silvestres o medicinales. La malta permanece por detrás, con algo de caramelo, y toffee. También presenta ciertos matices especiados más detectables en el paladar.
Sabor y textura: Intensa y muy sabrosa. Tiene la entrada más potente de las tres. Buen equilibrio entre notas maltosas y lupuladas, aunque al final me queda mayor presencia de lúpulo de la esperada. Cerveza de cuerpo medio, destaca por su sabor afrutado, con toques de manzana y cítricos y también algo especiado que no logro identificar, con una textura algo cosquilleante. El alcohol aparece, notándose de forma más intensa que en las otras 2. Deja un regusto bastante amargo, y con algo de astringencia que perdura durante largo rato.
Maridaje: Hamburguesa especiada a la parrilla.

Nota:






9 comentarios:

  1. Anda, pues si que estaban ricas si!! Tenías toda la razón, jeje! Me ha gustado mucho la historia del tipo, el vínculo con UK... Ahora si que tengo verdaderas ganas de conseguirlas!

    Las etiquetas, maravillosas!

    Por cierto, pedazo post que te has marcado otra vez!! Enhorabuena como siempre! A seguir así compañero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabía yo que te iban a gustar las etiquetas. Te las guardo. Espero que pueda quitarlas bien de las botellas. Salu2!

      Eliminar
  2. Tremenda información. No he podido probarla aún y en el BBF tampoco será posible... Por cierto, la chapa...está personalizada?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, lamentablemente la chapa no lleva logo alguno. Sólo cambia el color.

      Eliminar
  3. Hola

    No la hemos probado tampoco tienen muy buena pinta, y por supuesto las etiquetas tambien

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. En Cervezorama ya la tienen. He probado la Bitter "Leyenda" y me ha sorprendido lo bien hecha que está. Parece directamente importada de UK. Color cobrizo, limpio, yo no advertí turbideces, sabor bien conseguido, amargor contenido. Me gustaría que hicieran una IPA apartir de la bitter, más marga y aromatizada, seguro que sería fenomenal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya vi que la tenían en Cervezorama. Creo recordar que tenía cierta ligera turbidez. A veces me ha pasado con algunas cervezas como por ejemplo la Tripel Karmeliet, aunque es otro estilo totalmente diferente. Pero en unas ocasiones cuando he abierto la botella se presentaba algo turbia, tráslucida, y en otras tenía un color limpio y transparente. Ya tengo una perfecta excusa para repetir cata, jejeje.
      Totalmente de acuerdo en que está muy bien conseguida, y que parece genuinamente británica. La verdad es que estaría muy bien que a partir de esta desarrollaran una IPA, pero por lo que pude hablar con Andrew, no es algo que se planteen a corto plazo. Salu2!

      Eliminar
    2. La que yo probé estaba tan perfectamente limpia y cristalina que me sorprendió mucho por eso. Uno está ya acostumbrado a los posos y turbideces de las cervezas caseras y artesanales y al no encontrarlos en la Dougall's me llamó mucho la atención. Por cierto que coincidimos en Cervezorama cuando me la llevé, tuve ocasión de saludarte. ;)

      Eliminar
  5. Me parece que ya sé quiéne eres. Coincidimos en Cervezorama mientras comprabas. Si no recuerdo mal te llevaste una Jester King. Tengo curiosidad qué tal resulta. En cuanto a diseño de botella y etiqueta, espectacular. Ya nos contarás.
    Voviendo a la Dougall's Leyenda Lo que recuerdo es encontrarme una especie de fino velo, que la hacía ligeramente traslúcida. Eso sí, en conjunto, para ser artesanas tampoco encontré la turbidez más acentuada y habitual de otras artesanales. En general me parecieron unas cervezas interesantes y muy recomendables dentro del panorama de las micros artesanales españolas.
    Un placer conocerte. Salu2!

    ResponderEliminar