jueves, 26 de abril de 2012

Cervezorama, un año de cerveza


Muchas veces he hablado de esta tienda en el blog, y sin embargo tras haber pasado un año aún no le había dedicado una entrada como merece. Y ahora es quizá el momento más apropiado para hacerlo puesto que  justo este mes de abril se cumple el primer aniversario de la apertura de este pequeño rincón especial para los cerveceros madrileños.
Era mayo de 2011 cuando recibí un correo de Javier, uno de los dos artífices de este proyecto, invitándome a conocer su tienda de cervezas, llamada Cervezorama, y que apenas llevaba un par de semanas abierta. La verdad, es que despertó mi curiosidad de inmediato y fui sin pensármelo dos veces hasta la calle San Andrés en el madrileño barrio de Malasaña, para comrpobar in situ, qué me iba a poder encontrar en aquel local de tan sugerente nombre. Nada más entrar la impresión fue muy buena, puesto que pude comprobar que todas las paredes del local estaban "forradas" por estanterías repletas de cervezas de diferentes procedencias, llamándome la atención especialmente las norteamericanas, que era por aquel entonces las que me más me fascinaban, y por la que me sentía más atraído. Allí estaba Javier, junto al mostrador, y no tardamos ni un minuto en comenzar a entablar una animada conversación sobre cerveza durante más de una hora, siendo el comienzo de una relación de amistad hasta el día de hoy. Fue entonces cuando descubrí que la tienda no era producto de una única persona, si no de dos. La "otra parte contratante" es David, un homebrewer y gran aficionado, que junto con Javier siempre está disponible a ofrecer su conocimiento sobre la materia para asesorar a los clientes que van llegando a la tienda, en busca de una cerveza que se adapte a sus gustos, y que quizás también, por qué no, les pueda sorprender.

En la tienda podemos encontrar una gran variedad de referencias de cervezas de diferentes nacionalidades, destacando como he comentado anteriorrmente, las procedentes de "micros" estadounidenses como Cigar City, Stillwater, Lost Abbey, Sierra Nevada, Short's Brew, Hoppin'Frog, Southern Tier,etc. y las nórdicas como Evil Twin, Mikkeller, Dugges, Sigtuna, etc. siendo el único local de la capital donde se pueden comprar este tipo de cervezas. Siempre es posible encontrar alguna "rareza" yankee entre sus estanterías. Últimamente las más frecuentes eran las Stillwater y las Port Brewing. Gracias a ellos he podido probar algunas maravillas como la Founder's Breakfast Stout, o la Jai Alai IPA.  Las cervezas artesanas españolas también tienen reservado su espacio entre la enorme variedad disponible. Así han desfilado por sus estantes micros, como Casasola, Sagra, Domus, Yria, Dougall's, Cibeles... e incluso las menos prodigadas por Madrid, como Naparbier o Guineu. Las alemanas y belgas, tienen su sección fija, siendo el objetivo claro de los cerveceros más tradicionales y clásicos. Entre algunas de las maravillas de estos países que han estado a la venta tenemos las Ayinger, Schlenkerla, Weihenstephan, Schneider, Kulmbacher o Aktien, en el caso de Alemania, y De Dolle, De Struise, St. Bernardus, Fantome, Cantillon, y todas las trapenses, incluso la Westvleteren, actualmente a la venta.

Como podéis imaginar, si aún no la conocéis ni habéis visitado su página web y blog, la rotación de referencias es muy destacable, puesto que siempre hay novedades disponibles, de las que suelen informar a sus clientes en el blog y la página de facebook. Por ejemplo en la campaña de Navidad, fue reseñable su partida de cervezas navideñas especialmente conseguidas, para satisfacer las ganas de beber este tipo de cervezas que se suelen despertar entre los cerveceros una vez que se va acercando el mes de Diciembre.
Aparte de las cervezas, también ofrecen a la venta otro tipo de artículos como libros y material para elaborar tu propia cerveza en casa. Y también hay un detalle curioso digno de tener en cuenta, y es que disponen justo junto a la puerta, de un armario-vitrina refrigerado donde podemos encontrar una selección de las cervezas que hay en la venta en la tienda, por si queremos consumir la cerveza rápidamente sin necesidad de tener que esperar a enfriarla cuando lleguemos a casa.
Pero no todo lo bueno que ofrece Cervezorama está a la vista directamente. Al fondo de la tienda, hay una puerta que comunica con otra sala, que funciona a modo de almacén, y donde, lo más importante, tienen lugar las actividades que organizan paralelamente David y Javier, destacando las catas y los talleres de homebrewing habituales de miércoles y sábados respectivamente. 

Y también hay reservada alguna sorpresa al final cuando vayamos a pagar, puesto que tienen tarjetas de fidelización para los clientes habituales que hagan más de una compra en la tienda, siendo sellada cada vez que realicen una compra. Una vez completada la tarjeta, puedes elegir una cerveza de regalo. Esto es único para los que visiten físicamente la tienda. Como es habitual hoy en día, también tienen su tienda virtual disponible en la siguiente dirección web: http://www.cervezorama.es/magento/index.php/
Y para los que frecuentan las redes sociales además existe un descuento adicional cada martes de un 10% siempre que seas seguidor de la tienda en la página de facebook.
Desde que abrieron, han sido muchas mis visitas ya, y he de confesar que soy un devoto cliente de esta tienda, acudiendo periódicamente para comprobar qué cervezas están esperando para proporcionarme ese enorme placer que es sentirlas plenamente en el paladar y resbalar por la garganta. Espero que el año que viene por estas fechas podáis leer una nota sobre el segundo aniversario, y que haya mucha y buena cerveza para todos. Salud!

8 comentarios:

  1. Me gustó mucho cuando la visité; además me dio la impresión de que son pocas las marcas fijas, no tenían nada que ver las botellas que había leido que tenían con las que me encontré. En fin, un sitio genial, da gusto que vayan abriendo locales así.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente rotan mucho, pero de forman periódica vuelven a traer marcas que hacía tiempo que no traían. Por ejemplo ahora tiene Westvleteren y muchas alemanas poco habituales. Hace unos meses eran las nórdicas las que partían el bacalao. Podías encontrar Dugges, Sigtuna, Evil Twin, Hantverksbryggeriet... incluso Nogne y Mikkeller. Es de las cosas buenas que tienen. Salu2!

      Eliminar
  2. No me había dado cuenta de que aún no habías publicado ningún post específico...

    En mi caso sigo las novedades que van incorporando gracias su blog, las cuales, sumadas a los numerosos y frecuentes piropos que le echáis (merecidamente), hacen de éste local una visita imprescindible en una futura visita por las tierras del oso y el madroño. Por el momento me tengo que conformar con pediros en plan menudeo a la gente que visitais el local con mayor o menor frecuencia, jeje!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda que merece una visita si vienes por Madrid. Por cierto, al margen de esto tengo unas etiquetas de unas cervezas danesas, que te van a interesar. Salu2!

      Eliminar
  3. Otra visita obligada en la próxima escapada a la capi!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda. Es uno de los sitios de referencia, en una zona además que quizás sea la más cervecera de la capital. Salu2!

      Eliminar
  4. Dos grandes tipos, Javier y David, al gustazo que es ir a descubrir la enorme variedad de cervezas que tienen, añaden el trato amigable y ameno.

    ResponderEliminar
  5. No se si no quieren vender cervezas o algo, porque la página Web es de lo peor que he visto en mucho tiempo, y encima la gente que no somos de Madrid no sabemos ni que cervezas tienen porque en la página no vienen ni la mitad al parecer, la gente no se da cuenta que estamos en el siglo XXI y que a través de internet está la venta.

    ResponderEliminar