domingo, 1 de abril de 2012

The Kernel Export Stout, simple y genial buen hacer británico



En la pasada cata/maridaje en el laboratorio cervecero de Ocaña, comentada en este mismo blog, no sólo desfiló una sensacional serie de cervezas belgas, sino que hubo algunas sorpresas más fuera de cata como las Uerige, que probamos, y también algunas no catadas, pero puestas a la venta para poder llevar a casa. Una de las elegidas para la cesta de la compra de aquel día, fue una cerveza británica, con buena reputación y de la que tenía alguna que otra referencia contrastada de que se trataba de una cerveza que no debía pasar por alto. Estoy hablando de la Export Stout, una stout basada en una receta de 1890 de una antigua cervecera londinense, y que actualmente elabora la también londinense The Kernel. Una de las primeras cosas que nos llama la atención de las cervezas de esta firma, es la sencillez elegida para su imagen: botellas de vidrio oscuro, con chapa no personalizada y una simple etiqueta que imita quizás al papel de embalar, en la que aparece el nombre de la cerveza, con una tipografía que nos recuerda a la utilizada para identificar las cajas en el transporte por mar. La sencillez elegida para la imagen de empresa, se traslada igualmente a su página web (http://thekernelbrewery.com/index.html), en la que vemos que de nuevo aparece la simplicidad en el diseño.
Se trata de una cervecera muy joven con tan sólo algo más de dos años de trayectoria, pero que ha adquirido rápidamente una buena reputación gracias a los premios recibidos, precisamente por su Export Stout en recientes certámenes. Actualmente sus cervezas son de las más buscadas por los aficionados, y de las mejor puntuadas en las webs de críticas de cervezas como ratebeer o Beer Advocate. Fundada en Septiembre de 2009, y afincada en Londres, junto a la estación de Bridge Street, esta cervecera se encuentra especializada en la elaboración de cervezas Pale Ale, IPAs, Porter y Stout inspiradas en la vieja escuela cervecera tradicional de Londres. 





Cata:
Graduación: 7,8º
Temperatura de servicio: 12º-14ºC 
Tipo de vaso recomendado: Copa de tulipa británica, aunque para esta ocasión eligiera una copa más ancha y corta de la trapense Chimay con muy buen resultado.
Aspecto: Se trata de una cerveza de color negro, profundamente oscuro y aspecto denso, petrolífero. La espuma que forma es de buena amplitud, alcanzando casi los dos dedos de espesor. De color a medio camino entre la canela y el café con leche, tiene una textura agradable, y presenta buena retención, aguantando más de media copa, hasta dejar una fina capa que persiste hasta el final. Deja rastros irregulares en la pared del vidrio de la copa a medida que la apuramos. Se aprecian sedimentos en suspensión en el fondo de la copa.
Aroma: Muy aromática, de marcado carácter torrefacto y "chocolateada".  Se aprecian matices de frutos secos y pasas, y también aparecen claramente notas a madera, con ese toque avainillado tan particular y característico del roble. También es apreciable un punto de alcohol y ahumado.
Sabor y textura: Intensa, con un nivel de carbónico moderado y de textura oleaginosa. Al comienzo se presenta algo dulce con gusto a chocolate negro y algo avainillado, para dar paso a mayor presencia a los torrefactos, que inundan el paladar: moka, granos de café,...El alcohol está presente pero sin desagradar en absoluto. Hacia al final aparece algo de fruta oscura y un toque lupulado con matices terrosos, para finalizar con un amargor seco en el regusto, y algo de ardor.
Maridaje: Como suele ser típico, por afinidad, uno de los maridajes más aconsejados para este tipo de cervezas son los postres en los que el chocolate es el principal protagonista. Para esta ocasión y sin abandonar la repostería, un sencillo flan de café con un toque de canela resulta perfecto.
Nota: 

11 comentarios:

  1. Tenía muchas ganas de probar esta cerveza, pero ahora ya lo tengo clarísimo, en la próxima cae! Por cierto, no se si será cosa mía, pero por lo que dices las cervezas de este estilo para mi gusto maridan bien con los frutos rojos, por el contraste y tal... Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una gran stout. Algo complicada de conseguir, y de precio un tanto elevado, pero merece la pena probarla. Estaré al tanto, por si se pone a tiro alguna más de la marca, porque prometen. Ciertamente no es mala opción la de los frutos rojos. El maridaje puede ser por afinidad o por contraste, y no irían mal, no. Salu2!

      Eliminar
    2. Si no pasa nada, en Abril tendremos varias del catálogo de Kernel en la tienda (si podemos todas), os voy informando.
      El maridaje con frutos rojos puede funcionar muy bien, si no son demasiado ácidos.
      JAB; nos alegramos de que te gustara. Un saludo ¡salud!

      Eliminar
    3. Interesante saberlo, porque las IPA que hacen esta gente son de escándalo según he leído. Salud!

      Eliminar
  2. Al final no la cogí en mi último pedido a Zombier, y me arrepiento terriblemente. Además no sé como la dejé escapar, con lo que me gusta lo clásico una cerveza que se llama London 1890 es apuesta sobre seguro.

    Un saludo, y estupenda reseña, como siempre.

    ResponderEliminar
  3. De lo mejor que he bebido en muuuucho tiempo. Cayó en "las cervezas del mes" del mes pasado (valga la redundancia), y podría caer en esa entrada todos los meses si tuviera más botellas, jejeje! INCONMENSURABLE!

    Sólo un detalle, lo de la copa, aún siendo un fanático de Chimay, reconozco que sólamente me imagino éstas cervezas servidas en un vaso de pinta, irlandesa o nonick. Los clásicos por algo lo son... y cuando un vaso tan simple lleva tanto tiempo usándose...jejeje!

    Hugo, dile a Gabriel que te guarde una... Te prometo que no te arrepentirás!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi primera idea fue usar mi vaso de pinta de Guinness, pero estaba siendo usado al mismo tiempo, por lo que tuve que optar por una alternativa, y se me ocurrió la posibilidad del vaso de Chimay. No resultó nada mal, aunque lo suyo es el vaso de pinta sin duda. Aún así la pude disfrutar plenamente. Altamente recomendable. Un saludo!

      Eliminar
    2. hombre, es un poco cuestión de gustos, no? pero yo por lo que decís y por sus casi 8º igual me la servía en un Snifter o similar...

      Eliminar
    3. Efectivamente, puede ir en gustos, pero también depende mucho de la variedad de cristalería que tengas disponible. El tema que sucede con las copas de coñac y similares, es que hay mucha gente que prefiere copas con la boca más abierta para que de este modo el alcohol se evapore más fácilmente, evitando que se "inmiscuya" en exceso en el aroma. Pero el tipo de copas que mencionas son apropiadas precisamente para lo contrario, para recoger los aromas de forma más concentrada y duradera. Sobre el tema de los vasos, se puede hablar largo y tendido. Hay incluso quien cree que en este tema hay mucho de mito. En la cata de Ocaña que comenté hará algo más de una semana surgió la conversación sobre cuál sería el tipo de vaso recomendado para hacer una cata "universal", y coincidimos más o menos todos, en que una copa de vino, con un tallo lo suficientemente laro para asirla cómodamente sin tocar el balón, era posiblemente apta para cualquier tipo de cerveza. En el caso de esta cerveza, como comento en la entrada, el "experimento" no resultó nada mal, y no me pareció tampoco inapropiada. Salu2!

      Eliminar
    4. yo también creo que hay un poco de mito en torno al tema de los vasos, pero hay unos mínimos ciertos, como el que has dicho del aroma del alcohol (véase las copas tipo cáliz trapistas) y de la decantanción de las levaduras. Por eso mismo proponía el snifter, porque parece que esta cerveza es bastante aromática. Respecto al interesante debate de una copa de cata universal, esa que dices de la copa de vino (personalmente preferiría una burdeos mas que una borgoña) me aprece muy acertada, pero creo que la más me gustaría sería la típica de tulipa, del estilo de la de Duvel pero mas estrecha en la parte inferior, aunque como dices, siempre depende de la variedad disponible... un saludo!

      Eliminar
  4. esta no la he probado todavia, aunque la tengo en la despensa , pero las ipas si, bastante buenas jeje. lo unico que en las etiquetas no se esmeran mucho, son todas iguales. cuando me llegaron a casa las ipas yo pensaba que eran la misma botella todas...
    saludos
    troski

    ResponderEliminar