viernes, 6 de abril de 2012

Kuchlbauer Aloysius, una "grande" que no se da importancia,



Hace algunas semanas, en la feria de productos gastronómicos de Europa que periódicamente suele organizar El Corte Inglés, me pude hacer con una de las cervezas bávaras que más tiempo llevaba esperando encontrar, tras las excelentes críticas y opiniones vertidas en algunos blogs cerveceros. Estoy hablando de la Kuchlbauer Aloysius, una weizenbock, que tanto por precio (sensiblemente inferior), como por estar colocada en un estante entre otras cervezas mucho más habituales, no da la impresión de albergar en su interior una excelente y maravillosa cerveza a la altura de la mejores del género. Es como si no quisiera darse importancia a pesar de ser una cerveza que podría compararse a la fantástica y muy buena conocida nuestra, la Schnneider Unser Aventinus.
Esta cervecera de nombre difícilmente pronunciable para los españoles, es una compañía de origen alemán que consiguió el derecho tan cotizado en la antigüedad, como lo era el necesario para la elaboración de cerveza, en el año 1300, con lo que ostenta el título de ser la cervecera oficial más antigua del mundo. Los Kuchlbauer proceden de la ciudad de Ratisbona, pero a mediados del siglo XVIII consiguieron adquirir una propiedad en Abensberg, donde instalaron la fábrica del mismo nombre y desde aquel momento producen su cerveza en aquella localidad.  El actual encargado que dirige la fábrica Salleck Leonard, es miembro de la familia que ha estado al frente de la cervecera durante ocho generaciones de cerveceros artesanales. Actualmente la fábrica Kuchlbauer de Abensberg es una cervecera de tamaño medio con unos 40 empleados. Especializada en la producción de cervezas de trigo, todas las referencias de su portfolio: Helle Weisse, Turm Weisse, Alte Liebe... son de gran calidad destacando especialmente entre ellas, la que nos ocupa en la presente entrada, la weizenbock Aloysius. Todas ellas se encuentran elaboradas con materias primas de la región, empleando cebada y trigo cultivados en Baviera, y lúpulos Hallertau, que le confieren a sus cervezas un sabor distintivo y una gran suavidad en el paladar.



Una curiosidad que además presenta la fábrica de esta cervecera alemana es su peculiar torre de estilo a medio camino entre el modernismo de Gaudí y la fantasía de un cuento de las mil y una noches, que fue recientemente inaugurada. Construida en Abensberg, tras 12 años de obras dirigidas por dos arquitectos, ya que el diseñador original de la torre falleció al inicio de la construcción, recibe el nombre de torre Hundertwasser, en honor precisamente del arquitecto austríaco que la concibió. Inspirada en los cuentos de Aladino, y con influencia del modernismo arquitectónico de Gaudí, tiene poco más de 34 metros de altura, a pesar de que el proyecto original  era nada menos que de 70  metros de altura. Pero el segundo arquitecto también austríaco, Peter Pelikan, prefirió dar una altura menor a la torre con el objetivo de no romper la armonía estética de la arquitectura de la localidad Bávara, donde sólo sobresale la torre del campanario de la iglesia con 56 metros de altura. Esta torre se puede ver representada en las etiquetas posteriores de las botellas, y en vasos los vasos conmemorativos diseñados para la ocasión.
La fábrica también posee un museo temático sobre la historia de la cerveza en la región, en la localidad de Ingolstadt.




Cata:
Graduación: 7,2º
Temperatura de servicio: 8ºC 
Tipo de vaso recomendado: Copa weizen aflautada, o la típica pokal, como la que aparece en la foto.
Aspecto: De color marrón similar al chocolate con leche, y un nivel de carbonatación medio, con burbuja mediana y visible, forma una capa de espuma de dos dedos de espesor de color blanco, muy esponjosa y porosa que deja un bonito rastro de encaje pegado al cristal con los primeros tragos.
Aroma: Se trata de una cerveza muy aromática, donde destaca la malta con un toque dulzón, y notas de levadura, chocolate, especias (entre ellas la canela) y afrutadas. En especial plátano y albaricoque.
Sabor y textura: De cuerpo medio y gran cremosidad. Es una cerveza de trago muy agradable, con un dulzor inicial, con matices a bizcocho recién horneado, algo de chocolate, caramelo y un punto especiado. El alcohol casi pasa totalmente desapercibido.  De predominio maltoso sobre el lúpulo, es una cerveza con un final largo, prolongado y algo seco que se atenúa lentamente, con un deje especiado. Una auténtica delicia.
Maridaje: Schnitzel con cobertura de parmesano y patatas asadas.

Nota

13 comentarios:

  1. La semana pasada pude dar buena cuenta de ella, jeje! Tremendo cervezón, sí señor!! Aunque las comparaciones siempre son odiosas, y más con las Schneider, sin duda está a años luz de otras weizenbock!

    Un abrazo!

    P.D. Quiero ese schnitzel con parmesano!! Que envidia! XD

    ResponderEliminar
  2. Muy buena cerveza la verdad. La tenía apuntada desde hace tiempo, tras haber leido muy buenas opiniones de ella en el blog de Hipos Urinatum. El Jueves Santo organizé una merienda alemana en mi casa y cayeron unas cuantas. Todas las que pude comprar en El Corte Inglés. Fue un éxito rotundo. En cuanto a las comparaciones, efectivamente siempre son odiosas...a la Aventinus ya la conocemos bien, y es una obra maestra de cerveza, pero esta y alguna otra (muy pocas) al menos osan acercarse a ella. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. (TEDASCUENYOYO) HOLA JAB, YO TAMBIÉN LAS PILLE EN HIPERCOR EN ESA FERIA, MUY BUENA CERVEZA. Y LA DUNKLE WEISSE ( LA DE LOS ANGELITOS ) ME ENCANTÓ TAMBIEN. BUENA ELECCIÓN.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas las de esta firma están francamente bien, y lo que es aún mejor, a un precio muy económico. Sorprendente. Las tendrían que tener disponibles más a menudo. Salu2!

      Eliminar
  4. Estuvo en el corte, pero volo, habra que esperar al año que viene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor hacen otra muestra de productos europeos en unos meses. O directamente la comienzan a tener en sus supermercados. Al parecer, hace un tiempo era habitual en los supermercados de los centros de El Corte Ingles. Salu2!

      Eliminar
    2. Creo que se quieren deshacer de ella. La semana pasada compré todas las que había en Hipercor Arroyo Sur de Leganés a ¡¡¡3€!!! el pack de 6 botellas. Eso significa 0.50€ la botella, madre mía. Hace 2 años estuve en esa zona de Alemania, en Passau y en una fábrica pequeña nos vendían las cajas de 24 a 20€. La fábrica se llamaba Andorfer. Por cierto está mejor la Aventinus pero la weisse normal creo que es mejor la de kuchlbauer, casi a la altura de la hopfenweisse (mismo lúpulo).

      Eliminar
    3. En general todas las Kuchlbauer, merecen la pena, al menos probarlas alguna vez. La Aloysius quizás esté un peldaño por debajo de la Aventinus, pero sigue siendo una cerveza sobresaliente. Y lo mejor de todo a un precio, como bien dices, muy económico. Lo mismo me paso por el Hipercor que comentas, que me pilla más o menos cerca, y me hago con un pack. Gracias por el aviso! Salu2!

      Eliminar
  5. Recuerdo la primera vez que probé la Schnneider Aventinus, cuando le di el primer trago pensé, me va a costar bebérmela... Cuando me dí cuenta ya se había acabado, casi lloro... jaja.
    Apunto esta Weizenbock para probarla cuanto antes.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pruébala, que no te arrepentirás, si aún quedan en algún centro de El Corte Inglés. Salu2ª

      Eliminar
  6. psicodrummermayo 17, 2012

    Pues yo acabo de tomármela, gracias por la recomendación! Entra como la seda y está riquísima. Es verdad que no tine tantos matices como la Aventinus, pero no recuerdo una cerveza de 7'2 que me resultase tan ligera. Quedaban dos en el Hipercor de M, Alvaro, y me arrepiento de no haber cogido una más!!!!!

    ResponderEliminar
  7. ayer costaba 50 centimos en el hipercor... Se la querian quitar del medio de la feria internacional

    ResponderEliminar
  8. Yo probé una Kuchlbauer Aloysius, comprada a 1 € en el Hipercor de Sagas ta en Zaragoza y me pareció sublime. Por aquel entonces estaba empezando a probar cervezas alemanas y belgas y todavía no tenía mucho criterio para valorarlas.
    Al probarla me pareció una cerveza excelsa, lástima que se agotaron y ya no la he vuelto a ver :(

    ResponderEliminar