lunes, 9 de abril de 2012

Zum Uerige, si vas a Düsseldorf pregunta por...


Hace algunas semanas ya del auténtico festín que me di junto con un grupo de amigos cerveceros en el laboratorio de Yria en Ocaña. Al final de aquel tour de force birrero, probamos dos auténticas maravillas pertenecientes al género de las Altbier, ambas de la misma cervecera, la Uerige. Una, la clásica alt, que ya había probado anteriormente, y la otra, la doppelsticke, simplemente sublime.

Sobre el estilo...
El término de Altbier es el utilizado por algunas cervezas alemanas para aludir esencialmente a un cierto tradicionalismo, queriendo expresar de que se trata de una serie de cervezas elaboradas a la antigua usanza, frente a las más modernas técnicas de fabricación de las cervezas lager que se extendieron hacia el Oeste desde centroeuropa. La antigua tradición de las cervezas de alta fermentacion se refugió en algunas ciudades cerveceras del norte y oeste de Alemania. En toda esta zona y más especialmente en Düsseldorf entre otras ciudades de la región, el término Alt o Altbier se utiliza para referirse a un estilo de cerveza de carácter local de alta fermentación. Más allá de este primer sentido, entre lo antiguo y lo novedoso en términos de elaboración de cerveza,  los buenos aficionados hablan de las altbier, cuando quieren hacer referencia a un estilo muy específico de cervezas, aunque existen comparaciones con otras ales, especialmente las británicas. Así hay algunos críticos que consideran a las alt como el contrapunto a las ales inglesas y belgas.
Se trata de cervezas de fermentación alta que se acondicionan a temperaturas muy bajas (entre 0 y 8 grados) y durante un tiempo que oscila entre las 3 y 8 semanas. Esta combinación entre las levaduras ale propias de las cervezas de alta fermentación y la maduración en frío propia de las cervezas lager o baja fermentación, es considerado por muchos críticos como un estilo híbrido, aunque por lo general suelen estar encuadradas dentro de las ales.
Si alguien tiene oportunidad de viajar hasta Düsseldorf, y pide una cerveza en un bar del Altstadt (casco viejo), es más que probable que le sirvan directamente una alt, porque esta cerveza oscura con algo menos de 5º de alcohol, es la que se consume de forma masiva a diario. Las Altbier forman parte de la vida cotidiana de esta ciudad, considerada por muchos como la "barra de bar más larga del mundo". Muchas de estas cervezas todavía son producidas en la ciudad vieja, en fábricas que se encuentran ubicadas en los mismos locales donde se encuentran las propias cervecerías (como una especie de brewpub), donde frecuentemente se sirve cerveza fresca de barril por gravedad, como por ejemplo Schumacher, Heinrich Heine, Zum Schlüssel  y la propia Zum Uerige. La alt es un tipo de cerveza que contiene muchos elementos como amargor, malta, fruta, pero sin que ninguno de ellos predomine claramente. Comparte algunas semejanzas con las pale ale y las bitter anglosajonas, pero su prolongado tiempo de acondicionamiento a tempraturas bajas, logran forjar un carácter más limpio e intenso. Resultan más amargas y lupuladas que la mayoría de las lager alemanas, y tienen un final seco que hacen de ella una cerveza que resulta fácil de beber.
Las Altbier no sólo son típicas de la ciudad de Düsseldorf, sino también de otras ciudades alemanas cercanas como Münster, y de otras situadas más al norte como Hannover, donde se elaboran diferentes interpretaciones del estilo. Si queréis saber más sobre este estilo tan genuinamente alemán y sus distintas variantes, podéis consultar una interesantísima entrada en el blog de lupuloadicto.


Sobre la cervecera...
La Zum Uerige fundada en 1862, cumple este año su 150 aniversario, motivo por el cual las etiquetas de su clásica y célebre alt hace referencia a la señalada efeméride. El edificio donde se encuentra ubicada la cervecería data de 1830, y fue restaurado tras la Segunda Guerra Mundial. La Zum Uerige está dirigida con gran orgullo y pasión desde 1976 por Joseph Schnitzler, miembro de una familia de tradición cervecera en la región, y su mujer Christa.
El origen del nombre de la cervecera se debe al apelativo que tenía el dueño de la cervecería en 1862, Wilhelm Cürten, reconocido por su mal humor y por ser incluso desagradable. Los habitantes de Dusseldorf comenzaron a usar el apodo "uerig" que significa extraño, para referirse a él y fue así como nace el nombre "Zum Uerigen".
Aparte de por sus cervezas, la Zum Uerige es famosa por su restaurante y su gastronomía ofertada que complementa su oferta cervecera. De hecho tiene su propia carnicería célebre por su elaboración de salchichas tradicionales que surten al propio restaurante de la cervecería. La carta consta principalmente de platos tradicionales y de temporada. La especialidad de la casa son los platos de caza. No sólo los amantes de la carne tienen cabida en el restaurante, los vegetarianos también disponen de alternativas muy interesantes, aunque algo más limitadas, eso sí. Tienen fama su sopa de guisantes con carne de cerdo, su Eisbein, hecho a base de carne de cerdo adobada. Y además tienen una especialidad que ningún cervecero debería dejar pasar por alto, su potente y aromático queso Mainzer, marinado durante 6 horas en Altbier.

Uerige Altbier

Cata:
Graduación:4,7º
Temperatura de servicio: 8ºC aproximadamente
Tipo de vaso recomendado: Una copa compacta, recta en forma de tubo y de 20 cl de capacidad, es la copa tradicional donde se sirve las alt. Al no disponer de ella opté por una copa de características lo más similares posibles, de 0,25 l y con una forma a mitad de camino entre las copas para las weizen y las pilsen. Ofrece buena concentración de aromas y retención de espuma.
Aspecto:De color bronce oscuro, tirando a cobrizo, forma una generosa capa de espuma blanca muy porosa y esponjosa, que deja atractivos restos resbalando por el vidrio. Carbonatación visible con burbuja mediana-pequeña.
Aroma: Se aprecia una mixtura de aromas entre los que destaca especialmente la malta tostada, galleta, caramelo, un punto de fruta (manzanas?) y un toque lupulado con matices terrosos.
Sabor y textura: Con un cuerpo de ligero a medio y un nivel de carbónico moderado es una cerveza que entra muy bien, presentando en un comienzo sabores a malta tostada, caramelo, galleta, toffee, y algo especiado (pimienta?), pero que quedan casi en un segundo plano según avanza el trago, a causa de los matices lupulados, con un toque herbáceo, a bosque y tierra húmeda, con un grado de amargor por encima de lo habitual en las cervezas alemanas. Finaliza con un regusto seco.
Maridaje: Ensalada de ahumados.

Nota:


Uerige Doppelsticke





Varias veces al año, la Zum Uerige al igual que otras cervceras del centro de Düsseldorf elaboran una cerveza especial, algo más fuerte y lupulizada, y con un periodo de guarda más largo. El propósito de estas cervezas especiales es premiar a la clientela habitual, y suelen ser anunciadas de forma discreta en la propia cervecería. Estas cervezas son denominadas por sus cerveceras como Sticke (que quiere decir secreto/a en el dialecto local). En el caso que nos ocupa se trata de la Doppelsticke, una cerveza especial más fuerte e intensa, embotellada en el mismo formato de su "hermana", con su peculiar botella de tapón mecánico y alargado cuello.

Cata:
Graduación:8,5º
Temperatura de servicio: Entorno a los 9 o 10 grados.
Tipo de vaso recomendado: Una copa compacta, recta en forma de tubo y de 20 cl de capacidad, es la copa tradicional donde se sirve las alt. Esta cerveza concretamente está muy cerca de una doppelbock, aunque más lupulada. Opté por la misma copa que con su "hermana", con muy buena retención de aromas.
Aspecto: De color oscuro, cercano al negro, con brillos cobrizos al trasluz. Carbonatación mediana, pero visible a través del cristal. La capa de espuma que se forma es de un par de dedos de espesor, y un color crema. Muy esponjosa, deja un abundante rastro irregular adherido al cristal. De duración media, termina consumiéndose hasta quedar una fina película que acompaña a la cerveza hasta el final.
Aroma: Aromática y compleja. Aparecen notas maltosas principalmente, pero también son muy evidentes las lupuladas, de un modo más intenso del habitual en este tipo de cervezas. Destacan los aromas a malta tostada, casi caramelizada, azúcar y alcohol. Presenta también cierto carácter afrutado, con notas a frutas oscuras. Claramente lupulada con notas olfativas florales y herbáceas, complementadas con un toque ahumado.
Sabor y textura:  De textura un tanto untuosa, un nivel de carbónico muy bien ajustado, no entra con dificultad. De cuerpo medio-alto, es una cerveza que llena la boca por completo, resultando increíblemente sabrosa y equilibrada con notas dulces y amargas perfectamente acopladas. Destacan  sus notas dulces a caramelo tostado, azúcar candeal, y frutos oscuros. También aparece algo de regaliz, un toque ahumado, y también el alcohol que deja ardor al final del trago, pero sin desagradar un ápice. Todo ello complementado con un punto especiado, que la asemeja a un vino de postre. Aparecen también claras notas lupuladas en el gusto con un toque floral, a plantas silvestres, que se hacen más patentes en el regusto, muy prolongado y amargo, con un matiz seco al final. Sencillamente soberbia.
Maridaje:Secreto ibérico con salsa de ciruelas.

Nota:

3 comentarios:

  1. Hay veces que parece que los bloggers nos pongamos de acuerdo, jejeje!!! Antes hablo de las Alt y me vienes tu con dos "pedazo" catas para hacer chirriar de envidia al más pintado... A mí sin ir más lejos... XD. Qué suerte que tienes amigo... Después de terminarme el post a penas me quedan uñas que morder...jeje! Saludos y enhorabuena por el post y por las cervezas!

    P.D. Las etiquetas... XD

    ResponderEliminar
  2. Sí, efectivamente. Ya ha pasado varias veces durante los últimos meses, cuando hemos hablado de las ales británicas, o de algunas cervezas navideñas, o de la Ayinger Celebrator, por ejemplo. Parece que las sinergias fluyen entre los "bloggeros" cerveceros y tenemos ideas similares. Estas dos alt son dos auténticas joyas, y gracias a Ernesto de Yria y David de Homo Lupulus, me pude hacer con un ejemplar de cada una. Ahora mismo la tendrás disponibles en el laboratorio cervecero de Ernesto en Ocaña, pero no venden por internet. Creo que será simplemente cuestión de tiempo de que comiencen a venir por aquí, y las puedas encontrar en más establecimientos. No son baratas, por el momento, pero merecen la pena. En cuanto a las etiquetas de esta cerveza, me temo que sólo podré darte la de la doppelsticke, la otra se malogró. En cuanto a la remesa pendiente, si no te ha llegado ya poco falta. Depende de cómo funcione Correos estos días. Salu2!

    ResponderEliminar
  3. Pues a ver si tienes razón y empiezan a verse más...

    Y las etiquetas, no importa si se te rompió alguna, luego hago puzzles y sin problema, jaja! Más que nada porque siendo una edición limitada no le hago ascos a posibles roturas... ;P

    ResponderEliminar