lunes, 28 de mayo de 2012

Primera edición FFdA: Harviestoun Ola Dubh y De Molen Bommen & Granaten

Los que somos habituales del círculo de bloggeros cerveceros sabíamos que para este pasado fin de semana había una "deuda" pendiente que saldar. Deuda que por otra parte cualquier amante de la cerveza estaría encantado de finiquitar.  Todo venía de una iniciativa propuesta por el blog Birraire, en la que nos invitaba a que en un fin de semana concreto, diésemos salida a aquellas cervezas ubicadas en el más recóndito rincón de nuestro armario-bodega particular, reservadas para una ocasión especial quizá, y comentásemos nuestras impresiones en nuestros respectivos blogs. Este pasado fin de semana fue el elegido para convertirse en el primer FFdA (Finde Fondo de Armario), donde los bloggeros íbamos a sacar a la luz nuestras joyas reservadas.  Mis elegidas han sido dos señoras cervezas sabrosas, potentes y con mucha personalidad. Totalmente idóneas para la ocasión. Por una parte la británica con nombre gaélico, Ola Dubh (que significa "aceite negro"), de la Harviestoun, y por otra parte una pequeña delicia explosiva de la prestigiosa cervecera holandesa De Molen, su barleywine Bommen & Granaten.


Harviestoun Ola Dubh (special reserve 12)
Posiblemente nos encontremos ante la pequeña obra maestra de esta singular cervecera escocesa creada en 1985. Aún no había hablado de esta cervecera en el blog, pero estaba a punto de hacerlo, ya que en su portfolio figuran algunas cervezas dignas de mención como la Old Engine Oil Porter, por ejemplo. Pero para este Fin de semana Fondo de Armario elegí la Ola Dubh, una ale oscura envejecida en barrica, pero de una forma particular, ya que para su maduración se han empleado barriles de madera de roble, donde han envejecido anteriormente whisky de malta escocés, en este caso de 12 años, pero también existe la versión de 16, 18, 30 y 40 años.

Graduación: 8º
Tipo de vaso recomendado: Copa de balón, o "sniffer".
Temperatura de servicio: 12º C
Aspecto: Negra y opaca. Con una buena capa de espuma de color crema, muy esponjosa y porosa, con buena duración, aunque no deja abundante rastro en el vidrio. En conjunto, un aspecto compacto y muy atractivo.
Aroma: Muy aromática. Destacan en un comienzo las maltas torrefactas de manera muy intensa y profunda con matices a moka, café, y algo más ocultos de chocolate negro. También se perciben algunas notas a frutos maduros dulces, como pasas. Todo ello se complementa con notas claramente definidas de madera, con algo de vainilla y tabaco. que junto con un intenso aroma ahumado, con reminiscencias de turba, consigue imprimir un carácter de whisky a la cerveza, reflejándose claramente en este apartado el resultado del añejamiento en las barricas de roble para whisky.
Sabor y textura: De sabor muy potente, las maltas inundan al comienzo el paladar, con un intenso sabor torrefacto donde destaca el café por encima de algunos otros matices algo más dulces como caramelo, chocolate negro y vainilla. En el paladar es aún más patente el carácter de whisky que tiene esta cerveza, logrando una conjunción de los sabores habituales de las cervezas con maltas oscuras, con la turba y la madera propia del whisky, que raya la perfección. En boca es una cerveza con peso y bastante cuerpo, pero con entrada suave, a lo que ayuda un carbónico presente pero comedido, y el alcohol muy bien integrado. Finaliza con un regusto seco y amargo muy prolongado que provoca que estemos saboreando la cerveza aún después de haberla tragado. Soberbia.

Maridaje: Costillas ahumadas.  

Nota:

 


De Molen Bommen & Granaten

Con la célebre cervecera holandesa del molino tenía una deuda pendiente en el blog, y es que aún no había hablado de ella, a pesar de que han sido numerosas las cervezas que han pasado por mis manos dentro de su muy extenso portfolio. Fundada en 2004 por Menno Olivier en tan sólo 8 años ha conseguido llegar a donde se encuentra hoy, siendo una cervecera de referencia y culto para muchos cerveceros. En esta ocasión me decanté por una contundente barley wine, la Bommen & Granaten. Cuando al comienzo del post decía que era explosiva, no estaba exagerando, puesto que el nombre de la cerveza quiere decir precisamente "Bombas y Granadas". Por algo sería cuando la gente de De Molen quiso ponerle ese nombre  y es que esta cerveza es para tomarla con cautela, ya que nos enfrentamos a una auténtica explosión de malta y alcohol.

Graduación: 15,2º
Tipo de vaso recomendado: Copa de balón, o "sniffer". Una copa de vino también puede resultar apropiada.
Temperatura de servicio: 14º C
Aspecto: De color anaranjado cercano al cobrizo. Traslúcida, turbia y con algo de sedimento. No forma apenas espuma, y presenta un tenue nivel de carbonatación.
Aroma:Muy intenso y de carácter predominantemente dulzón, afrutado y maltoso, donde destacan notas de azúcar, melaza, caramelo, uvas pasas y dátiles. También aparece claramente el alcohol en nariz, lo que resulta obvio gracias a sus más de 15º. Presenta reminiscencias de un vino de postre como un oporto.
Sabor y textura: De sabor muy intenso, tal y como nos hace presagiar el olor. Con un cuerpo potente, y escasa burbuja, es una cerveza que requiere beberse a sorbos cortos. El gusto es increíblemente dulce, donde destacan sabores como el caramelo y el azúcar quemado con toques afrutados típicos, como las pasas, hasta con un punto agridulce que recuerda a la naranja. Finaliza con ardor y astringencia provocados por el elevado contenido alcohólico de la cerveza. Ideal para complementar un postre, aunque una copa puede ir bien con un contundente asado de carne.

Maridaje: Tarta de nueces.

Nota



8 comentarios:

  1. Muy buenas cervezas! me ha dado mucha envidia, sobre todo la Harviestoun, porque no la he probado y de hecho son pocas las Old Ale que he conseguido llevarme a la boca. Aunque claro, la Bomben & Granaten tampoco está nada mal! jejeje. Enhorabuena por el post y un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Muchas gracias Aniceto! Las tuyas tampoco estaban nada mal, jejeje. La Ola Dubh, cuando tengas oportunidad, lánzate a por ella. Te la recomiendo 100%. La semana pasada la seguían teniendo en Cervezorama. Salu2!

    ResponderEliminar
  3. Anda, menuda selección que te has marcado compañero! Aún gustándome la Bommen, si me tengo que quedar con una de las dos sería sin duda con la Harviestoun, una de las mejores cervezas que he tomado en mucho tiempo, y lo mejor es que tengo otra a la que le voy a dar un buen tiempecito en bodega, ya que tiene pinta de envejecer muy, muy bien, como otras Old ale. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que fuera de tu agrado mi selección. Sin duda que son un par de cervezas que toleran muy bien el envejecimiento, incluso de años. Y no sólo lo toleran, sino que evolucionan favorablemente con el paso del tiempo. Según mi gusto personal, me inclino más por la Ola Dubh, que está repleta de matices proporcionados por ese tiempo de maduración en barrica de whisky. Me ha parecido increíble cómo logran conjugar tan bien las maltas tostadas con los matices propios del whisky escocés. Excepcional cerveza. Por contra la De Molen, aún siendo buena cerveza, pertenece a un estilo que no figura entre mis predilectos, sobre todo cuando llega a cotas alcohólicas que superan los 12º. Es una cerveza de sabor dulce y bouquet muy agradable pero que sin embargo, cuesta terminar una botella sin compartirla.
      Salu2!

      Eliminar
  4. muchas gracias JAB! Parece que tendré que hacer un sacrificio y pasarme por Cervezorama en breve... jejeje. Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. ¡Elección bestial JAB! Y muy buen post :-). No he probado ninguna de las dos y la verdad es que tengo muchas ganas a la Harviestoun, que hace tiempo que la sigo. Sabiendo lo de Cervezorama, voy a ver si la pillo un día de estos.

    De la De Molen, otra más de las que no he probado. Cuando te crees que ya has tachado muchas de las de la lista, te das cuenta de que te faltan más de la mitad :-). Si es que a parte de buenos son súper productivos estos holandeses.

    Te he mandado un correo. Ya me dirás. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Joan! de la Harviestoun había oído hablar muy bien y ya llevaba largo tiempo queriendo probarla. Al final con tu FFdA ya tuve la excusa perfecta. En Cervezorama la han tenido como comentaba. Si te pasas esta misma semana creo que llegan novedades. De De Molen podríamos hablar durante horas. Son tantas las cervezas que tienen... (otros como Mikeller) que es prácticamente imposible probarlas todas. De ellos me quedaría con alguna otra como la Vuur & Vlam, la Amarillo o la Rook & Vuur, aunque he de decir que la comentada no está nada mal, pero no pertenece a mi estilo preferido.
      Ya he visto el correo. Te respondo. Salu2!

      Eliminar