martes, 20 de noviembre de 2012

Liefmans Cuvée Brut y Camembert

.
Tal y como era prometido con la de hoy, comienza la serie de entradas en el blog dedicadas a los maridajes entre cervezas y quesos. He de confesar que la elección ha sido realmente difícil para el primer post de esta sección del blog, pero finalmente he optado por la elegante Cuvee Brut de la belga Liefmans y el queso francés Camembert, una combinación que no falla, y que entusiasma a tanto a los amantes del queso como de la cerveza.



Sobre la cerveza...

Fabricada por la cervecera Liefmans de la que hablé en el blog cuando comenté la estupenda oud bruin Goudeband. Es una de las pocas cerveceras que quedan supervivientes hoy en día en la región de Oudenaarde, a pesar del éxito que llegaron a tener en otro tiempo.

Se trata de una ale flamenca con guindas (algo fácilmente presumible examinando el elegante papel que envuelve a la botella), y 6º de alcohol. Pero no nos encontramos con una kriek habitual dentro de las lámbicas, sino con una cerveza totalmente diferente. Se trata de una cerveza de fermentación mixta, cuya base es la Liefmans Oud Bruin, a la que añaden guindas frescas durante su temporada álgida en el mes de julio. La proporción de cerezas respecto a los litros de cerveza, se sitúa entorno a los 13 kilos por cada 100 litros. Luego se deja madurar la cerveza con sus cerezas durante un año antes de ser mezclada con otra cervezas más añejas maduradas durante 3 años, con lo que los productores juegan con diferentes matices y niveles de acidez. Al igual que sucede con las gueuze, la pericia del elaborador elevada a la categoría de arte se centra en qué proporción emplea de cada cerveza a la hora de mezclarlas. El resultado es excelente obteniendo una fantástica cerveza, única en su género con un gusto que es al mismo tiempo ácido y azucarado.

Cata:
Graduación: 6º
Temperatura de servicio: 8ºC
Tipo de vaso recomendado: Vaso en forma de tulipa o sniffer. También una copa de vino espumoso puede ser perfectamente válida.
Aspecto: Esta cerveza goza de una presencia muy atractiva una vez servida en copa, mostrándose como un líquido de color cobrizo oscuro, transparente a pesar de su intensidad y con brillos rubí al trasluz. Buena capa de espuma de color blanco crudo, de aspecto compacto pero de poro pequeño, y con una gran retención.
Aroma: Intenso y penetrante. Aparecen claramente identificables las notas afrutadas de las cerezas que tanto peso tienen en su elaboración, acompañadas de un fondo agridulce, tanto con notas agrias como dulces. También se perciben matices a madera, un punto de tanino e incluso almendra amarga. Un conjunto muy sugerente y agradable.
Sabor y textura: Sensacional combinación de sabores agrios y dulces, logrando un equilibrio excelente con un claro protagonista: la cereza, que va de la mano de matices más moderados de vainilla, y otros afrutados de perfil ácido, como la manzana, pero en menor medida. Cuerpo medio y nivel de carbónico muy comedido que la hace muy agradable y fácil de tomar. Al final se advierte cierta sequedad en el regusto. Una excelente cerveza, de las pocas que quedan en su género.
Nota





Sobre el queso...

El Camembert es un queso de pasta blanda con una característica corteza de moho blanco, que está elaborado a partir de leche de vaca cruda. Se trata de uno de los quesos franceses más conocidos. Tiene una forma cilíndrica y aplastada con un diámetro que no supera los 12 cm. y unos 3-4 cm de alto, por lo que el peso suele oscilar entre los 200 y 300 gr. La corteza blanca, fina y vellosa es uno de sus principales atributos. El color de la pasta va desde el blanco hasta el amarillo pálido. Y la consistencia es bastante cremosa, aunque tampoco demasiado fluida. Es un queso típicamente normando y suele venir empaquetado en las tradicionales cajas cilíndricas de madera.

Si profundizamos en la historia de este queso, nos remontamos más de 200 años atrás para encontrar el origen del Camembert tal y como lo conocemos. Una campesina llamada Marie Harel, que vivía en el pequeño pueblo de Camembert en Normandía es a quien se le atribuye la invención de este queso, que elaboró por vez primera en 1791. Gracias a la construcción del ferrocarril entre París y Normandía en 1862, el Camembert pudo ser difundido más allá de la región que le vio nacer. En 1880 un ingeniero llamado Ridel, inventó la típica caja de madera con la que este delicado queso puede viajar sin problemas.  Actualmente es tan conocido y de tal reputación, que ningún otro queso de pasta blanda le ha igualado en popularidad, y número de imitadores.

El mejor momento para degustar el Camembert de leche cruda va desde el mes de Abril hasta mediados o finales de Noviembre, justo en las fechas en las que nos encontramos.
El Camembert fresco tiene un sabor ligeramente ácido, y el Camembert maduro es blando, untuoso y tiene un gusto afrutado. En ambos casos, las cervezas lámbicas y oud bruin mantienen una alta afinidad con los sabores que emanan de este queso, inclinándome particularmente por aquellas de gusto marcadamente afrutado y agridulce como es el caso de esta kriek con base de oud bruin.

7 comentarios:

  1. ¡Estoy deseando que llegue el finde para ir a comprar un camembert y copiarte el maridaje! Jaja, muy buena combinación, y gran post como de costumbre. ¿Quesitos tendréis en labirratorium? :-P ¡Un abrazo JAB!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tengo preparado otro maridaje lácteo para la segunda edición del FFDA, que promete. No puedo adelantar nada, pero sin duda los quesos tendrán un protagonismo especial en Labirratorium. Tenemos a Gago que es un auténtico experto, y a un servidor, que llevamos muchos quesos entre pecho y espalda ;) Un abrazo Joan!

      Eliminar
  2. Me sumo a las felicitaciones de Joan! Mi más sincera enhorabuena. Conocía la propuesta de maridaje pero aún no la había probado con una cerveza como esta Liefmans. Un saludo quesero ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Pau! Creo que por las características del Camembert, las Kriek son excelentes acompañantes. Y si hablamos de la Cuvee Brut, que en realidad es una oud bruin, es aún más acertada con sus matices de madera, que quizás una clásica kriek lámbica. Haz la prueba. No te defraudará, claro que es difícil que lo hiciera teniendo en cuenta que esta cerveza de Liefmans es una maravilla en su género. Por cierto, ya habrás advertido que últimamente estoy un tanto desaparecido. Ya sabes el por qué. Apenas tengo hueco para seguir alimentando el blog durante estos últimos días, pero la situación se normalizará en breve cuando consigamos poner en marcha el negocio, y ya me verás por tu blog y por el resto de blogs de los compañeros "dando mucho la lata" ;). Salu2 queseros! jajaja!

      Eliminar
  3. JAB, ¿me permites una pregunta?. ¿Que cerveza crees que iría mejor con un queso curado y ahumado, tipo Idiazabal?....¿o bien un Roncal?...es que tengo una visita y estoy un poco pez en esto del maridaje.

    Prost!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí! permitida ;). Con un queso como los que mencionas tienes que elegir una cerveza de sabor potente e intenso, para que el queso no se "coma" a la cerveza por completo. En el caso del Idiazábal, el maridaje obvio es la rauch Schlenkerla, potenciando los matices ahumados y el carácter seco de la cerveza. Puede resultar delicioso pero quizás pueda saturar un tanto. En lugar de la rauch puedes elegir la Duck-rabbit baltic porter, o en su defecto la más accesible Anchor porter, que con sus matices a café, con sutiles notas a humo, vainilla y un toque rancio, encajan muy bien con el Idiazábal y su sabor ahumado con reminiscencias a heno y frutos secos. Combinación a mi juicio perfecta. En el caso del Roncal, que diría que es un queso más potente, que incluso llega a resultar un poco picante, y con matices a frutos secos y setas, elegiría una barley wine, o una ale envejecida en barrica como la Mikkeller Black Hole edición whiskey, o la Ola Dubh 12 de Harviestoun. Espero haberte ayudado. Salu2!

      Eliminar
  4. Buenos días JAB. Pues si, si que me has ayudado. Ahora solo falta ir a comprar esas cervezas que dices...al menos en cuanto a estilos...Porter y Barley wine. Ya te contaré pero juraría que acertaré ;).

    Muchísimas gracias por la ayuda y felicidades por el blog, muy interesante.

    Prost!!!!

    ResponderEliminar