martes, 27 de noviembre de 2012

Segunda edición del FFdA: Hoppin Frog B.O.R.I.S. the Crusher y un invitado llamado Stilton


El pasado año mi amigo Joan con su blog Birraire consiguió revolucionar el círculo bloguero con una proposición no de ley ;), en la que invitaba a consumir...o mejor dicho, disfrutar de una gran cerveza de entre aquellas que los más aficionados tenemos guardadas para una ocasión especial en el rincón más oscuro y profundo de nuestros armarios, y compartir nuestra experiencia. Para qué demorar más el goce que puede proporcionarnos una cerveza que consideramos especial por el motivo que fuere, verdad?. 
En resumen, se trataba de encontrar una excusa como otra cualquiera para que desempolváramos una de  aquellas cervezas guardadas como un tesoro a la espera de que llegara el momento perfecto de poder descorcharlas.  Las cervezas podían ser especiales bien por la calidad que atesoran o bien por el posible significado que tuvieran, o la entrañable historia que hubiera detrás de ellas. El nombre elegido para bautizar la iniciativa fue "Fin de Semana Fondo de Armario", de ahí las siglas. El éxito de la convocatoria fue rotundo, pues prácticamente todos los blogueros publicamos nuestra entrada dedicada a la idea que nos propuso Birraire. Pues bien, este año, y como conmemoración de aquella exitosa primera edición, se celebra como no la segunda edición, en la que de nuevo he querido contribuir con mi participación, aportando mi pequeño grano de arena.

En estos casos la elección de la cerveza se tornó algo complicada, puesto que no fue la única cerveza adecuada de la que disponía para la ocasión. En nuestros armarios suele haber siempre un nutrido grupo de grandes cervezas que aguardan el momento oportuno para deleitarnos. La dificultad que entrañaba la decisión se vio aumentada por las ganas de sorprender al público con una cerveza que rozara la perfección, de las que casi hacen tocar el cielo aunque sea por un segundo, aunque siempre sea desde un punto de vista un tanto subjetivo. Ya sabemos que a la hora de disfrutar plenamente una cerveza influyen muchos aspectos, entre ellos los emocionales, como el momento, la compañía, los recuerdos que nos evoque, la historia que tenga la cerveza particular, etc.. En mi caso personal, y sin ánimo alguno de resultar pretencioso, creo que conseguí encontrar una auténtica bomba de sensaciones placenteras, que especialmente agradará a los que mantienen una relación de amor por las cervezas muy densas y oscuras, comúnmente conocidas en el mundillo como "petróleos". No hace falta explicar el por qué de dicho apodo. Se trata de la Oatmeal Imperial Stout B.O.R.I.S. the Crusher elaborada por la microcervecera norteamericana Hoppin Frog de Ohio. 

Durante mucho tiempo la mejor Imperial Stout que jamás había probado era la Yeti de Great Divide, y me costaba probar aquellas cervezas que en el género tuvieran la téorica capacidad de desbancarla. Era como si se cometiese una especie de sacrilegio si alguna cerveza osaba usurpar ese cenit impuesto por la micro de Denver dentro de un estilo donde abundan las joyas de ébano. Así que lo que esta cerveza albergaba en su interior me generaba expectación y temor al mismo tiempo. Si además somos conscientes de que esta cerveza consiguió la medalla de oro de su categoría en el Great American Beer Festival en sus ediciones de 2008 y 2011, a la hora de probarla, resultaba inevitable que suscitara una gran expectativa ante lo que me podía encontrar cuando abriera la botella. El resultado efectivamente no defrauda en absoluto y confirma la cesión de la corona a la protagonista del post de hoy. El rey ha muerto, viva el rey!

Pero encontrándonos ante una maravilla semejante, resultaba francamente difícil resistir la tentación de combinarla con alguna vianda que mantuviera el nivel, y dada la serie de posts que he comenzado a escribir sobre los maridajes entre cerveza y queso, vi la oportunidad perfecta para incluir a un invitado no esperado en este segundo FFdA, una porción del maravilloso queso Stilton, que tan excelentemente marida con las Imperial Stout. Lamentablemente al haber sido un fin de semana bastante intenso en lo que se refiere a visitas a diferentes cervecerías, me he visto un tanto obligado a mantener una moderación respecto a las cervezas consumidas en casa, por lo que finalmente he elegido una única cerveza para esta segunda edición del FFdA. Mi idea era que hubiera sido pareja de alguna otra cerveza bien guardada en el más especial de los rincones de mi particular armario reservado para cervezas extraordinarias, como una Moose de Nómada, por ejemplo, pero no olvidemos que en el caso de la BORIS nos encontramos frente a una botella de 66 cl. y con 9,4 grados de alcohol., que para una única persona era ingesta más que suficiente.


Sobre la cerveza
Ya escribí acerca de la historia de esta joven cervecera cuando comenté su cerveza de Navidad Frosted Frog Christmas Ale. Liderada por Fred Karm, natural de la localidad donde se encuentra la fábrica, es una micro especializada en la elaboración de cervezas muy potentes. La elegida para esta ocasión no hace más que ratificar la fama de las cervezas de la rana saltarina.
El nombre de la cerveza ha sido escogido con gran acierto por el equipo de Hoppin Frog, haciendo un guiño claro hacia el origen del estilo al que pertenece. Su nombre, B.O.R.I.S. es es en realidad un acrónimo (Bodacious Oatmeal Russian Imperial Stout),  que leído como palabra completa es uno de los nombres rusos más conocidos, con lo que hacen clara referencia al estilo de la cerveza cuyo origen se sitúa en la corte zarista rusa de mediados del siglo XIX. En el nombre también aparece la palabra Oatmeal, lo que quiere decir que no sólo incorpora cebada en su elaboración sino que la avena igualmente forma parte de los ingredientes, lo que ayuda a incrementar su dulzor, cremosidad y la sensación de un cuerpo más robusto. Además añaden el apelativo, "the Crusher", que podríamos traducir como "la trituradora", lo que nos hace una idea de la fuerza que entraña esta cerveza, capaz de arrasar nuestro paladar con una oleada de sabores torrefactos y un cuerpo muy firme. Por si no fuera suficiente, el equipo de Hoppin Frog también mantiene en su portfolio una versión aumentada de la B.O.R.I.S. , la D.O.R.I.S, una Double Imperial Stout con más de 10º de alcohol, para aquellos que no hubieran tenido suficiente con la protagonista elegida para mi particular FFdA.



Cata:

Graduación: 9,4º
Temperatura de servicio: 12ºC-14ºC
Tipo de vaso recomendado: Copa de pinta británica o una snifter.

Aspecto: Negra azabache. Totalmente opaca, y de aspecto petrolífero y viscoso al vertirla en la copa. Forma una escasa capa de espuma de color marrón de apenas poco más de un dedo de espesor, pero que termina por desaparecer rápidamente y sin dejar ningún rastro resbalando en el cristal. El carbónico apenas es perceptible salvo en la cercanía de la superficie, donde se observa una burbuja diminuta, que sirve de apoyo a la exigua corona de espuma hasta que desaparece.

Aroma: Sencillamente espectacular. Cerveza muy intensa y compleja desde el punto de vista aromático. Se aprecia toda una gama de matices torrefactos, donde encontramos malta tostada,  café y sobre todo chocolate, desde chocolate negro y semillas de cacao hasta el chocolate con leche. También aparecen matices lácteos y a fruta oscura y dulce como pasas, junto con notas avainilladas y de madera, dejando la impresión en algún momento de tratarse de una ale envejecida, con un aire de Oporto. 

Sabor: Dulce, con abundante presencia de matices chocolateados en el gusto que van desde el chocolate con leche al chocolate negro puro, y también bastantes matices más cercanos al café, aunque en un papel más secundario frente al chocolate. Entrada muy potente donde se deja percibir el alcohol con notas a frutos oscuros dulces como pasas o ciruelas secas y matices avainillados que acompañan al cacao. Una combinación deliciosa que se va mitigando un tanto a lo largo del trago para ceder algo de protagonismo a sabores más amargos, con aparición de maltas tostadas, café y alcohol. Todo ello desarrollado sobre un cuerpo robusto, potente, pero de textura cremosa, con un carbónico apenas perceptible, haciéndonos pensar en un batido ideal para tomar acompañado de repostería como una tarta de queso con arándanos o el delicioso Blue Stilton sugerido en la presente entrada.

Nota: 



Sobre el queso

El Stilton no es un queso cualquiera. Por muchos conocido como el rey de los quesos, es un exquisito queso producido en el Reino Unido que dispone de denominación de origen protegida otorgada por la Unión Europea. En el caso que nos ocupa en el post de hoy, hablaré de una de sus variedades, el Blue Stilton, un queso azul que guarda algunas similitudes con el Roquefort francés, motivo por el cual también es conocido como el Roquefort británico. Elaborado únicamente por 6 queserías  (lo que recuerda a las cervezas trapenses) inglesas situadas en los condados de Leicestershire, Derbyshire y Notinghamshire, es un queso difícil de encontrar en nuestro país salvo en contadas tiendas especializadas que ofrecen a la venta quesos de importación de diferentes procedencias. El nombre que recibe el queso lo toma de la localidad homónima del condado de Cambridgeshire, donde en realidad nunca llegó a elaborarse.
Para poder ser denominado Blue Stilton, debe cumplir con unos requisitos concretos aparte de ser elaborado en alguno de los 3 condados mencionados:
- Mantener la tradicional forma cilíndrica.
- No ser prensado.
- Dejar que forme su particular corteza sin alterarla.
- Tener delicadas venas azuladas en forma de radios que parten desde el centro del queso.
- Mantener el típico sabor autóctono del Stilton.


Cada queso es examinado y clasificado antes de abandonar la quesería con el objetivo de preservar la garantía de que sólo queso de alta calidad va a ser comercializado bajo la denominación de Stilton.
El White Stilton es otra variedad que también goza de una denominación de origen protegida y se elabora de modo bastante similar a su pariente el azul, a excepción de que no se le añaden esporas de moho y es vendido cuando pasan 4 semanas desde su elaboración. Es un queso desmenuzable, cremoso, de textura abierta, y en la actualidad se utiliza como base para repostería.

El Blue Stilton es un queso elaborado a partir de leche de vaca pasteurizada y hongo penicillium roqueforti. Continúa siendo elaborado del mismo modo en que se hacía cuando el conocido escritor Daniel Defoe, estaba inmerso en su obra “Tour por Inglaterra y Gales” en 1727, en la que textualmente decía "... atravesaba Stilton, ciudad famosa por su queso”. Y sin embargo tal y como comentaba anteriormente, jamás llegó a elaborarse este tipo de queso en la ciudad que le da el nombre.

Stilton se encuentra ubicada a unos 150 kilómetros al Norte de Londres, en la antigua Gran Carretera del Norte. En el siglo XVIII la población era un lugar de parada en ruta, para los carruajes que realizaban el trayecto Londres - York, momento que aprovechaban los jinetes y conductores para cambiar los tiros de los caballos y los viajeros para disfrutar de un refrigerio en una alguna de las posadas de la ciudad. Cooper Thornill, posadero de la conocida Bell Inn, fue quién dio a conocer a los viajeros este delicioso queso cremoso con venas azules, que a partir de entonces adoptó el nombre de la ciudad. Thornill en realidad había comprado el queso a la esposa de un granjero llamado Frances Pawlett que vivía cerca de Melton Mowbray.
El queso si logramos verlo entero, mantiene una forma cilíndrica de tambor de unos 22 cm de diámetro, en cuyo exterior podemos apreciar su particular corteza gris sin grietas visibles, que posee mayor dureza y tonalidad cuanto mayor es el tiempo de maduración del mismo. Del mismo modo la pasta de color marfil va cambiando de color a medida que crece en madurez, motivo por el que también se ven incrementadas las vetas o venas azules irregularmente distribuidas y son tan características en el Blue Stilton. Una de las principales características que este queso presenta en boca una vez que lo probamos, es su textura dominada por una particular cremosidad, hasta tal punto que puede llegar a ser consumido untándolo en pan si dejamos transcurrir el tiempo suficiente a temperatura ambiente. Se trata de un queso de sabor muy intenso, que no se arruga ni queda en inferioridad ante una cerveza tan potente como una Imperial Stout como la BORIS. Sorprendentemente su sabor se caracteriza por tener más matices dulces y afrutados que picantes y son abundantes los frutos secos. como las nueces. Esta combinación de matices se empareja a la perfección con el carácter torrefacto y chocolateado de la Imperial Stout, encajando como un guante. La intensidad de sus sabores y aromas es tal, que incluso después de probar un pedacito ya sea sólo o untado en pan, permanece en el paladar largo rato hasta desvanecerse, momento antes del cual, debemos introducir un trago de nuestra Imperial Stout, para que la combinación con los matices de cacao y un grado de amargor por el tostado de la malta, genere el máximo placer a nuestros sentidos.

15 comentarios:

  1. ENHORABUENA POR LA ELECCIÓN JUAN, YO PROBÉ HACE UN AÑO LA DORIS Y ME PARECIÓ ESTUPENDA, ME IMAGINO QUE ESTÁ RANITA ESTARÁ SIMILAR. CURIOSIDAD POR EL STILTON ME HAS DEJADO, FIJATÉ, GUARDAME UN POCO EN LA TIENDA QUE TE LO COMPRO PARA PROBAR, JEJE. UN SALUDO MAJO!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias compañero! la verdad es que la Hoppin Frog produce auténticas delicias como la Silk Porter o la Goose Juice, esta última especialmente sublime. Definitivamente una de las craft breweries favoritas mías dentro de las estadounidenses junto con Alesmith y Great Divide entre otras. El Blue Stilton es otro manjar delicioso si te gustan este tipo de quesos tan contundentes . Lo malo es la dificultad que hay encontrarlo. Yo lo compré en la tienda de Menorca que tiene en la calle Génova, pero puedes ir a Ferpal, todo un clásico de la calle Arenal, donde puedes encontrar aparte de Stilton alguna otra joya láctea como el Pecorino trufado, que será el próximo queso incluido en mi serie de maridajes, pero eso ya lo dejamos para el mes que viene. Salu2 campeón!

      Eliminar
  2. genial post, como siempre! enhorabuena! del birrote, que decir... una delicia! el queso no lo conocía, pero llevo tiempo pènsando en adentrarme en este fantástico subgrupo láctico y gracias a tus últimos posts creo que lo voy a ir haciendo. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, muchas gracias Raúl. Gran birra sin duda. El queso, más que recomendable. Y aún más te digo, te recomiendo encarecidamente que no lo dudes un instante para introducirte en el apasionante mundo del maridaje entre el queso y la cerveza. No puedes imaginar la cantidad de satisfacciones que llega a producir. Me alegro de que mis posts te animen a descubrir este pequeño pero maravilloso universo. Salu2!

      Eliminar
  3. La elección de la cerveza ha estado a la altura del FFdA, pero el queso..., como amante de los quesos según lo que cuentas no puede uno de jar de probar este.
    Enhorabuena. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dejes escapar la oportunidad si se te presenta para poder probar este queso. Sobre todo si te gustan de este tipo. Salu2!

      Eliminar
  4. Jajaja!! Me ha encantado eso de "El rey ha muerto, viva el rey!" jaja!! A mi sin duda la BORIS puede que sea una de las mejores I.stout que he probado nunca (como mínimo está seguro entre las 3 primeras).

    Sobre el maridaje, reconozco que de buenas a primeras no se me hubiera ocurrido acompañar ésta cerveza con Stilton (el cual por cierto me encanta). He leído acompañamientos con stout a secas pero nunca con "petardos" tan subidos cómo este, jejeje! Aunque los azules son siempre finales de ronda en las tablas de queso y lo mismo ocurre con las i.stout, me temo que los prefiero por separado, pero aún así haré una prueba. ;)

    Felicidades por el pedazo post que te has marcado, como siempre Juan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado la frase...jejeje, es que es como la vida misma. Ahí tenemos también los célebres dichos:" a rey muerto, rey puesto" o "el muerto al hoyo, y el vivo al bollo" ;). De la BORIS tenía buenísimas referencias y se han visto confirmadas tras probarla. Como decía en el post tenía cierto temor que desbancara a la Yeti por la que sentía un apego especial, más aún que ahora es tan complicada de conseguir, pero he de reconocer que me ha impresionado más aún, a pesar de que la Yeti aún tiene reservado su huequecito en mi corazón cervecero. En cuanto al maridaje pensé en un postre al principio, pero viendo los quesos que tenía preparados para sucesivos maridajes que iré comentando, me decanté por el Stilton y te puedo asegurar que no me equivoqué. Imagina la cara que ponía cuando estaba a dos manos con el queso y la cerveza que hasta mi mujer se puso celosa, jajaja! Todo un placer... adulto como el chocolate Valor, jejeje. Un abrazo!

      Eliminar
    2. Para mí la Yeti sigue siendo especial, sin duda, y para el precio que nos llegaba no hay color, pero BORIS es otro mundo... Pfff!!! La verdad que en general la ranita saltarina tiene varias joyas...

      Del maridaje, pues después de tu comentario (y lo que me comentas de la mirada celosa de tu mujer) reconozco que me has terminado de convencer, jajaja!! No tardaré en animarme, no lo dudes amigo!! Un abrazo!

      Eliminar
  5. Genial tanto la cerveza (deduzco por los comentarios, no la he probado en realidad) como por el queso. Además un poco arriesgada la combinación, me alegra que saliese bie; yo no me atrevo a mezclar el queso azul con prácticamente nada, me resultan demasiado potentes.

    Veo que habláis por aquí arriba de la Yeti, que sepáis que os apoyo por completo. Da igual cuantas Imperial Stout pruebe, me sigo acordando de ella.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea del maridaje ya la había probado con alguna otra stout e imperial stout (como la también magnífica de Samuel Smith), así que iba más o menos sobre seguro. La Yeti tiene una buena legión de seguidores detrás entre los que nos encontramos muchos. Imposible olvidarla como bien dices aunque no nos llegue por una (esperemos que corta) temporada. Salu2!

      Eliminar
  6. Hola JAB, cuando podremos saber mas cosas sobre labirratorium. Mucha suerte con la inaguraciónn. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poquito a poco. No falta demasiado para que demos el pistoletazo de salida y abramos las puertas al público. Queríamos hacerlo el 1 de diciembre, pero va a ser materialmente imposible, aunque esperemos que tampoco se demore demasiado. Iremos dando detalles en la página de facebook que hemos creado y en el perfil de twitter. Esperamos verte por allí pronto. Un saludo!

      Eliminar
  7. Una Stout y un queso "azul" apetitosa combinación.

    PD: Seguimos atentos a las noticias sobre Labirratorium.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena combinación, sin duda. Respecto a Labirratorium, iremos dando más detalles durante los próximos días. Adelantaremos cuando será la inauguración, por supuesto. Salu2!

      Eliminar