domingo, 16 de diciembre de 2012

De Meantime a Kernel, pero quedándonos en Londres



Hará cosa de un par de años aproximadamente, comenzó a o oírse el nombre de una nueva marca de cerveza británica que estaba dando mucho que hablar en el Reino Unido. Su nombre, Meantime. Seguramente a los aficionados más veteranos, o al menos siguiendo la evolución del panorama cervecero desde hace un par de años, como mínimo les sonorá el nombre, si no es que la conocen de primera mano, ya que incluso comenzaron a llegar a España algunas de las referencias de su portfolio, logrando adquirir cierta presencia en el mercado.
 

De nombre especial, intentando hacer un juego de palabras, y haciendo referencia al lugar donde se encuentra ubicada su fábrica en Greenwich, tal y como comentaba en el blog tiempo atrás (http://cerveteca-jab.blogspot.com.es/2011/05/meantime-chocolate-beer-o-clock.html) es una cervecera que ha querido mostrar desde sus inicios un aire de sofisticación y de vanguardia tanto en las recetas de sus cervezas, haciendo evolucionar los tradicionales estilos británicos, como en su imagen, con su elegante botella y etiquetado. Sin embargo a pesar del éxito cosechado por esta cervecera en su más de una década de vida, en nuestro país parece haberse disipado un tanto, o al menos es la sensación que tengo, ya que de un tiempo a esta parte cuesta encontrarla en las tiendas especializadas (al menos en Madrid), y tampoco parecen ser demandadas, ya que no son precisamente las cervezas más comentadas en los círculos cerveceros. Parece que de repente nadie se quiere acordar de ellas. El caso es que con las cervezas británicas suceden cosas de este estilo, y Meantime no es la única cervecera que podríamos mencionar respecto a esta situación. Algo parecido sucede con Samuel Smith, Thornbridge o St. Peters que aún gozando de buena reputación y acogida, llegan de forma muy irregular. O se encuentran por cientos, o por el contrario parecen haber sido borradas del mapa. Casualmente hasta mis oídos ha llegado recientemente la información de que al parecer, al menos por Cataluña sí que siguen moviéndose bien estas cervezas, pero sin embargo, en Madrid han dejado de tener la presencia de hace año y medio, sin que haya habido de por medio motivos similares a los que han existido en los casos de Great Divide o Unibroue por poner algunos ejemplos. Sería muy apreciable por el buen aficionado que se mantuvieran en el candelero cervezas de su portfolio como su India Pale Ale o su Coffee Porter o su interpretación de una scotch ale. Sencillamente deliciosas.


Sin embargo las que parecen haber ganado terreno son las cervezas elaboradas por la joven cervecera The Kernel, con apenas escasos tres años de trayectoria. En mi caso particular, no conocía personalmente nada de ellas hasta tan sólo hace unos meses cuando en una cata con maridaje organizada en Ocaña me hice con un excelente ejemplar de la brewery londinense (http://cerveteca-jab.blogspot.com.es/2012/04/kernel-export-stout-simple-y-genial.html).
A pesar de sus etiquetas cual cinta de embalar (lo que resulta muy significativo, dando a entender que apuestan claramente por el contenido de sus botellas), curiosamente han conseguido hacerse un nombre dentro del mercado, aún no disponiendo de una distribución estable en el propio Reino Unido y menos aún en el extranjero, por lo que resulta aún más llamativo el caso de esta pequeña cervecera.  Y es que no es nada fácil labrarse tal reputación en tan escaso lapso de tiempo. Pero si una fábrica logra el título de ‘Brewer of the Year’ otorgado por el British Guild of Beer Writers, es por algo. Hay que  dejar claro desde el comienzo, que sus cervezas son más que recomendables, alcanzando algunas de ellas cotas de calidad realmente sorprendente para una cervecera con tan poco tiempo funcionando.
Además The Kernel Brewery mantiene abierta al público una cervecería que ha contribuido sin duda, a acrecentar su ya buena reputación. Ubicada junto a las antiguas instalaciones de la fábrica en Bermondsey, en el arco nº11 del Maltby Street Market es casi un lugar de peregrinación  para todos los beer-hunter y apasionados por la cerveza que cansados ya de Borough Market y su masificación turística buscan experiencias más auténticas.
Entre las cervezas que podemos encontrar a la venta tanto en botella como en barril tenemos una selección de variadas referencias centradas en algunos de los estilos más british: las pale ale e IPAs monovarietales y mixtas, y las porter y stout. De entre ellas podríamos destacar la Pale Ale A.C.T.S. de cuatro lúpulos y la Extra India Porter, verdaderas delicias para los sentidos.

Como se puede comprobar tanto por la imagen de marca, como por la filosofía y el tipo de cervezas ambas cerveceras difieren bastante entre sí. Lo que hay que destacar en cualquier caso es que ambas cerveceras se encuentran afincadas en la capital inglesa, lo que transmite una idea aproximada de cómo, Londres va adquiriendo el lugar que le corresponde en las tendencias cerveceras y en el mercado actual, ya que en un pasado fue sin duda una ciudad de referencia dentro de Europa en lo que a producción y consumo de cerveza se refiere, del mismo modo que Bruselas lo ha sido durante muchos años igualmente, y lo continúa siendo en la actualidad. Este fue el año de Londres con la exitosa celebración de los Juegos Olímpicos, y opino que dará que hablar en lo que a cervezas se refiere durante los próximos años venideros. Por favor, que no dejen de llegarnos. God save the beer!


7 comentarios:

  1. Yo precisamente he probado dos de cada y tienes razón que las Kernel apuestan por el contenido, no obstante el hecho de poner papel de embalar como etiqueta le da un aire que invita a la gente a probarla, o al menos eso me pasó a mi.
    Por otro lado la Meantime..., como digo dos. La Pale Ale me dejó un poco indiferente. Hace poco me tomé la Wheat y estaba bastante lograda para ser una de trigo inglesa.

    No hay duda que de entre las dos me quedo con la Kernel. Espero como tu que sigan llegando nuevos productos británicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto es que las Kernel, a pesar de su sencillo aspecto exterior, el aire industrial que parecen darle con su etiqueta de embalaje, también invita a mostrar cierta curiosidad, luego puede ser una estrategia bien pensada. Posiblemente el nivel medio de las cervezas sea superior en las Kernel que en las Meantime, pero ya se sabe que en la variedad está el gusto. En cuanto a que se sigan trayendo productos británicos, desde luego que sería sin dudarlo uno de los que apoyaría con mayor vehemencia tal moción. Justo este pasado fin de semana abrí junto con Homo Lupulus (David Gago) y Álvaro Toledo, una tienda de cervezas en Madrid (Labirratorium), y las Kernel estarán de forma perenne entre nuestras estanterías. Con Meantime, y las mencionadas Samuel Smith's, St Peter's y Thornbridge esperemos que podamos hacer los mismo. Sin duda apostaremos por la cerveza británica entre otras, e intentaremos traer cosas que no llegan habitualmente desde UK. Salu2!

      Eliminar
  2. ahora lo has nombrado en tu blog, pero me acabo de enterar de que has abierto una tienda en madrid ¡enhorabuena! espero que te vaya bien, no obstante el dia 11 de enero voy para alli un finde y me pasare seguro a haceros unas compras.
    suerte y nos veremos jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Esperemos que funcione bien. Si vienes en Enero tendremos novedades jugosas con respecto a lo que tenemos ahora, incluyendo algunas cervezas británicas y otras escandinavas inéditas en España. Salu2!

      Eliminar
  3. Donde has abierto la tienda?? Me gustaria pasarme a ver y comprar claro jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tienda está en Madrid, c/Blasco de Garay 21. Metro Argüelles (L3, L4 y L6). Te esperamos encantados. Salu2!

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar