jueves, 21 de marzo de 2013

The Bruery, cerveza belga de autor


The Bruery es de esas cerveceras estadounidenses, cuyo nombre no comenzó a sonar en nuestro entorno hasta hace poco tiempo, y que centra su producción en la creación de cervezas de inspiración belga con un toque experimental y de autor, pero que al mismo tiempo se identifiquen como un producto inequívocamente americano (parafraseando el famoso eslogan comercial). Que ahora las podamos encontrar en algunas tiendas y cervecerías especializadas de nuestro país, responde a que los distribuidores que la hacen llegar se han hecho eco de la reputación de la cervecera que ha crecido como la espuma, del mismo modo que su legión de admiradores, que llegan a hacer cola a las puertas de su cervecería para poder hacerse con las nuevas producciones, y las ediciones limitadas.

Fue hace poco, cuando llegó hasta mis manos una muestra de su buen hacer, concretamente la Saison Rue por una parte; una saison nada convencional que  aunque inspirada en un clásico belga de manual dentro del estilo, como lo es la Avec les Bon Voeux, incorpora además un punto de Brettanomyces, que le añade a la cerveza un grado de acidez y un carácter especial.  Hasta aquí no resulta extraordinariamente novedosa, ya que hay más Saison en el mercado que incorporan levadura silvestre, pero hay un original detalle dentro de su composición que la hace más americana, y es que además incluye la malta de centeno entre sus ingredientes, el cual puede resultar perfecto dentro del puzzle de la receta de esta cerveza, con el objetivo de proporcionar una sequedad adicional y un punto especiado inusual en las cervezas que carecen de este cereal. Es una cerveza puede maridar con piezas de sushi como los rollos de algas y arroz rellenos de salmón y atún (futomaki).


Por otro lado, la otra muestra que he tenido oportunidad de conocer de esta fábrica es la Mischief, otra referencia que forma parte de la serie de cervezas de producción regular dentro del extenso portfolio de la cervecera. En este caso se trata de una Belgian Pale Ale, que aglutina la esencia de una strong golden ale belga, con su perfil afrutado y especiado, y el dry-hopping con lúpulos norteamericanos, que logra perfumar la cerveza con un aroma repleto de notas cítricas y resinosas, donde además es posible encontrar otros matices más dulces como melón, o fruta tropical, todo ello cubierto con una capa de efervescencia que intensifica los matices especiados y lo ésteres afrutados de la levadura. En el caso de la Mischief un maridaje acertado puede ser pescados blancos de suave sabor, como un lenguado.

Sobre la cervecera...

Fue creada, en un comienzo como un hobby, por su fundador Patrick Rue, apodado The Bruery (de ahí el nombre) que es ni más ni menos que un juego de palabras entre el apellido familiar y el término "brewery". Patrick, un joven estudiante de Derecho en la Chapman School en Orange, California, cultivaba la afición de homebrewer que le ayudaba a relajarse, y eliminar el estrés después de las clases y las largas sesiones de estudio de los libros de Derecho. Era tal su interés por el mundo del homebrewing que su pericia como elaborador creció de forma veloz, lo que provocó que con el paso del tiempo cambiara de rumbo y fijara un nuevo destino profesional en el horizonte, dejando a un lado las leyes y volcándose de lleno en la cerveza.

Finalmente el resultado de esta concentrada pasión se materializó en 2008, tras abrir la fábrica The Bruery con la ayuda de su esposa Rachel, en el mismo condado de Orange, en la localidad de Placentia, estado de California, y curiosamente no muy lejos de Disneylandia. En un comienzo contaron con la colaboración del jefe de producción Tyler King. Los tres juntos planificaron y construyeron la cervecera, y Patrick comenzó a escribir sobre toda la experiencia, lo que le ayudó a que su nombre comenzase a resultar conocido en los círculos cerveceros, y por extensión le posibilitó el contar con apoyo externo desde el principio incluso antes de que el primer keykeg saliese de fábrica.
En tan sólo un año llegaron a ser hasta 12 empleados, y sus cervezas vendidas en 10 estados, una inaudita hazaña para una craft brewery que acababa de comenzar. The Bruery se especializó en la fabricación de ales de estilo e inspiración belga, que no se pasteurizan ni se filtran tal y como sucede en la mayoría de las cerveceras artesanas.
Entre las cervezas que fabrica la micro norteamericana podemos encontrar una serie de cervezas de producción regular, que elaboran durante todo el año:
- Las ya mencionadas Saison Rue y  Mischief.
- Orchard White: Una cerveza de trigo al estilo belga, que incorpora lavanda aparte de los habituales ingredientes como la piel de cítricos y el cilantro, lo que le añade complejidad y una textura más sedosa a la normal que podemos encontrar en las witbier.
- Loacal Red: American Red Ale añejada en barrica, y que sólo es posible encontrar de forma localen el condado de Orange.
- Humulus Lager, calificada como una Imperial Pale Lager, con nada menos que 7,4º de alcohol.
- Rugbrod. Otra ale, ideal para el invierno, que incorpora centeno entre sus ingredientes y que contiene unos potentes 8º de alcohol.
- Hottenroth. Una cerveza de trigo más cerca del estilo alemán que el belga, y que apenas alcanza el 3,1% de volumen en alcohol.

Pero además de estas referencias habituales mantiene un considerable portfolio de "seasonal beers" o cervezas de temporada, entre las que podemos encontrar:
- Una saison de primavera llamada Saison de Lente.
- Una golden ale belga especialmente pensada para la temporada estival, llamada Trade Winds.
- Otra pumpkin para el otoño y la fiesta de Halloween, llamada Autumn Mapple.
- Y cinco cervezas especialmente pensadas para consumir durante los días de Navidad: 
la Partridge Pear Tree, la 2 Turtle Doves, la 3 French Hens, la 4 Calling Beers, y la 5 Golden Rings.

Y esto no es todo, ya que The Bruery mantiene numerosas ediciones especiales (muchas de ellas por el aniversario de la fábrica) dentro de su vasta gama, entre las que destacan algunas maravillas como The Fruet (2012 anniversary), de quien un asiduo lector de este blog como es Lupuloadicto, puede dar buena cuenta de las maravillosas sensaciones que puede reportar esta cerveza para quien tiene la fortuna de llevársela a los labios.

Lo peor de esta cervecera es la dificultad para hacerse con alguna de sus referencias, incluso las regulares, que llegan en cuentagotas. Y si estas resultan difíciles de adquirir, más aún lo son sus ediciones especiales, por lo que conseguir una de ellas puede ser un acontecimiento tal, que podría resultar digno de ser marcado en el calendario.

2 comentarios:

  1. ¿¿Asiduo a tu blog?? Qué va!! Solo una vez por semana (y porque no publicas más...) ;)

    Sobre Bruery, lo poco que he podido probar es de un nivel alucinante. Cuando lo del aniversario de Zombier en octubre, mira que había botellas americanas por traer y en su selección había 2 Fruet, un auténtico "bourbonaco". También nos dejó alucinados la Tart of Darkness, una especie de sour stout (las batallitas estilísticas no me van, ya lo sabes) y más recientemente, junto con David, tu colega labirratorio, en Animal, la White Oak, hecha 50% con la citada Mischief y 50% con una cerveza añejada en bourbon. Sin duda una marca altamente recomendable.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje... haré todo lo posible por volver a publicar dos veces por semana, o incluso más. Tengo muchas ideas en la cabeza y muchos temas y cervezas sobre las que escribir, así que material no me falta, quizás tiempo, pero mi cabeza no para de bullir! :)
      The Bruery es otra cervecera californiana más que presenta un producto novedoso y exquisito. Su único defecto el de otras tantas micros de USA, el precio y la dificultad para conseguirlas. Esta es la situación actual, pero yo apuesto a que mejorará en el futuro. Me acuerdo perfectamente de tus comentarios acerca de la Fruet o la White Oak. Son de esas cervezas que estaríamos horas y horas oliendo, verdad Pau? jejeje. Un abrazo.

      Eliminar