lunes, 8 de julio de 2013

Rooster's, presumiendo de cresta en Inglaterra



Dentro de las cervezas británicas que están aterrizando últimamente en nuestro país hoy me he decidido por una de la que probablemente muy pocos hayan oído hablar, las Rooster. Parece que en los últimos meses se está produciendo un ligero pero al mismo tiempo creciente interés por las cervezas británicas, especialmente inglesas y escocesas, tanto por parte de los consumidores, como por parte de algunos distribuidores, algo que sorprende gratamente teniendo en cuenta la tibia acogida que han solido tener en nuestro país este tipo de cervezas, más propenso a otros gustos cerveceros. Como reza un popular dicho castellano... "quien tuvo, retuvo", y es que no debemos olvidar que mucho tiempo atrás Gran Bretaña llegó a ser el principal país productor de cerveza a nivel mundial.

Sobre la fábrica...

La Rooster es una pequeña y joven fábrica de cerveza ubicada en la localidad de Kanresborough, en el condado de Yorkshire. Nacida en 1993 de la mano de Sean y Alison Franklin es una de las pequeñas microcerveceras independientes que hay actualmente dentro del panorama cervecero del Reino Unido, con un futuro más prometedor. El nombre de la compañía significa literamente gallo en inglés, por lo que es fácil entender por qué aparece en las etiquetas una cabeza de un gallo con su llamativa cresta. Al comienzo, la producción era muy modesta alcanzando apenas 8 barriles a la semana, llegando en la actualidad casi a multiplicar por 10 la producción, alcanzando los 4000 barriles al año.
Con poco tiempo de andadura, las cervezas de la marca consiguieron labrarse una buena reputación fabricando principalmente, (inspirados por la genial Landlord de Timothy Taylor y las cervezas estadounidenses) cervezas de maltas pálidas, donde además el lúpulo debía tener una importante presencia. Así, una de sus primeras cervezas, la Yankee, (una pale con tan sólo 4,3º de alcohol) comenzó a atraer la atención de consumidores y críticos en el Reino Unido. Entre los lúpulos empleados en la fabricación de sus cervezas se pueden encontrar de todas las procedencias: Estados Unidos, Nueva Zelanda, Australia, Eslovenia...Pero no sólo las cervezas lupulizadas son la especialidad de esta cervecera, ya que el equipo de Rooster mantiene el interés por otros tipos de cervezas experimentando con diferentes ingredientes y sabores. Aún así sus cervezas más conocidas y premiadas son aquellas que contienen una mayor cantidad de lúpulo, como por ejemplo la YPA y la Leghorn, una pale ale y una APA respectivamente, las cuales lograron sendas medallas de oro en la World Beer Cup respectivamente.
En la actualidad produce un total de 6 referencias permanentes:
Yankee, YPA, Londinium, Fort Smith, Wild Mule y Buckeye, de las que comentaré la Yankee y la Fort Smith. Y también elaboran otra serie de ales de temporada y en ediciones especiales como por ejemplo: Leghorn, Cream, Maypole, Rude Boy, o la stout Black Math lanzada al mercado por Navidad.



Yankee

Cata:
Graduación: 4,3º
Temperatura de servicio: 6ºC
Tipo de vaso recomendado:Vaso de pinta británico.
Aspecto: Intensamente dorada y totalmente transparente, desarrolla una corona de espuma blanca no demasiado amplia, con apenas 1 cm de espesor, de aspecto denso, que parece resistirse a desaparecer con celeridad, dejando rastos de encaje de espuma pegados al interior de la copa.
Aroma: El aroma es prometedor, con bastantes características propias de las pale ale. Aromas a frutas cítricas (naranja principalmente y algo de pomelo), con un fondo maltoso donde afloran notas de caramelo y un punto de miel.
Sabor y textura: En boca, es una cerveza de cuerpo ligero, con escasa presencia de carbónico, y con un trago muy fácil, pero que pierde algo de fuelle en sabor. Se reproducen las sensaciones detectadas en nariz, pero con una menor intensidad, aunque de un modo muy limpio. Aparece un gusto a malta ligeramente caramelizada y suavemente afrutada, con un punto de miel y floral. Al final se incrementa la presencia del lúpulo que es el verdadero protagonista en esta cerveza, con un regusto amargo, dejando sensaciones cítricas, y hasta especiadas.

Maridaje: Pastel de pollo

Nota


Fort smith

Cata:
Graduación: 5º
Temperatura de servicio: 6ºC-8ºC
Tipo de vaso recomendado:Vaso de pinta británico.
Aspecto: De un color dorado oscuro, y velada, presenta un aspecto atractivo con una capa de espuma blanca rematando la copa, y que alcanza sin problemas los dos dedos de espesor, y con muy buena retención.
Aroma: En nariz se presente como una cerveza de intensa fragancia, con abundancia de notas lupuladas, en su mayoría muy frutales como melocotón, piña y fruta tropical, y también con matices cítricos, especialmente pomelo, el más evidente, y algo de pino. En contrapunto asoman matices de malta con predominio de notas de galleta.
Sabor y textura: En boca, es una cerveza de cuerpo medio, nivel de carbónico muy bien ajustado, y con gran riqueza de matices, desplegados elegantemente, entre los que destaca la malta y su perfil de biscuit dulce que se encuentra muy bien definido, como en pocas ipas inglesas. Sabrosa y bien balanceada, permite que los lúpulos cubran con un manto de matices cítricos, frutales y algo especiados ese fondo dulce de malta, dejando un regusto moderadamente amargo y seco. De las mejores IPAs británicas que he probado. Sorprende que con un contenido alcohólico tan moderado, alcance una sensación en boca tan gratificante, con cuerpo y sabor como otras ipas con mayor graduación.

Maridaje: Rape con salsa de mango al curry.

Nota


9 comentarios:

  1. Sobre el creciente interés por las británicas, creo que es lógico y si no se había dado antes era precisamente por falta de gente que nos ofreciera un surtido que fuera más allá de las clásicas S.Smith, Fuller's, Shepherd Neame, etc, etc... Me alegro que podamos disponer de una oferta mayor y espero que muevas tus contactos para conseguirme esa IPA!! Jajaja!! Qué pintaza tiene esa Fort Smith! Suertudo!! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo más bien que es por la fama que tienen las británicas, de poco gas, "semi-aguadas", que se toman calientes, y demás... lo digo por lo que me suelen comentar muchos clientes cuando acuden a la tienda y les presentas la variedad de cervezas inglesas que tenemos, y es un prejuicio no muy acertado, aunque algo de verdad tiene, como todos los tópicos. Son cervezas generalmente no tan carbonatadas como las belgas por ejemplo, pero tampoco son "agua", y muchas veces tienen un cuerpo considerable, y un sabor muy bien definido. Yen cuanto a la temperatura... entiendo que para muchos, no tomarse una cerveza en la que se empañe la copa, es tomarla caliente. Otro tema es cómo son servidas muchas ales británicas en los pubs de Gran Bretaña, donde hay que tener en consideración el clima y la temperatura habitual del lugar, que nos es el nuestro, precisamente, sobre todo en verano. Es cuestión de que la gente se libere de esos prejuicios, y las pruebe. Pero bueno, lo estamos intentando, esperemos que con éxito. Algo haremos para que te llegue algo de que vamos trayendo ;), jejeje. Salu2!

      Eliminar
  2. Gracias por el artículo JAB, desconocía estas cervezas, y como dice Pau espero poder probar esa IPA :)
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti! Aquí aún nos quedan algunas botellas de la Fort Smith. Si quieres te guardamos una. Salu2!

      Eliminar
  3. NO GUARDES NÁ QUE MAÑANA ME LA LLEVO YO, JAJAJAJA. CADA VEZ ESTOY MAS ENAMORADO DE LAS INGLESAS Y LAS ESCOCESAS. LAS ESCOCESAS ME CAEN MEJOR, NO SE, COSAS DEL BRAVEHEARTH JAJAJAJA.
    NOS VEMOS JUAN!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer recibirte por la tienda. Las cervezas británicas tienen mucho que decir, a pesar de que no sean las que mayor popularidad tengan en nuestro país, y mira que somos receptores de muchos visitantes británicos. Concretamente las escocesas, se lo están currando mucho ahora, al margen de Traquair, William Bros o Broughton, que son más clásicas, Brewdog ha hecho mucho por la cerveza escocesa en los últimos años. Ha sido un auténtico soplo de aire fresco, un tanto transgresor y "gamberro", pero que ha conseguido sin duda muchos adeptos a la causa para la expansión de la scottish beer. Esperemos que sigan llegando más y mejores.
      Nos seguimos viendo Jorge!

      Eliminar
  4. Buenas noches,

    Primero felicitaros por el trabajo que hacéis cada día. Poco a poco voy aprendiendo mas sobre este mundo, las noticias, catas, newsletters... Son la ostia.
    Por otro lado, no puedo de momento aportar ideas pero me gustaría que añadieseis algo para que la gente aporte información.

    " ¿¿Cuales son las notas de cata que se usan??? "
    " ¿cual seria una buena ficha de cata?? "
    Por ejemplo:
    Cuando cato una cerveza sigo pautas de un sumiller que lei de sudamerica, el establece primero como paso la vista (ambar, pajizo...) despues, aromas y dentro de estos, aromas de maltas, lupulos y levaduras ( citricos, pan, masa, galleta...)
    Y despues sabores en boca y retrogusto.

    Os agradeceria que lo planteaseis y a ver si alguien puedo aportar algo con lo que pueda seguir aprendiendo.

    Muchas gracias de verdad. Es un lujo tener gente que se lo curra tanto.

    Un salido desde Bilbao.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar darte las gracias por los elogios. El blog lo llevo yo sólo, y hago lo que puedo por mantenerlo intentando resultar didáctico e interesante para el público, con el objetivo de difundir la cultura cervecera, haciendo si me permites el inventado vocablo de "evan-birralizador". Respecto a las cuestiones que planteas te puedo contar lo siguiente: Actualmente no hay un método de cata de cerveza (que yo sepa) estandarizado o normalizado por un organismo, organización o institución vinculada a la cerveza como pueda ser la Brewers Association, o la CAMRA entre otras. La gigante multinacional holandesa Heineken, publicó en su día, el que podría ser un método de cata recomendado para la cerveza. En realidad es un método muy similar al seguido por los sumilleres con el vino. A fin de cuentas se trata de captar aquellas cualidades organolépticas del producto, es decir, aquellas características sensoriales que percibimos a través de nuestros sentidos, centrándonos en tres grandes fases: aspecto visual, aroma y en boca, sabor y textura, es decir, gusto y tacto, cubriendo 4 de los 5 sentidos. Además en el caso de la cerveza, esta nunca ha de escupirse a la hora de catarla, sino que hay que tragarla puesto que el retrogusto o regusto que deja en boca es muy importante. Una buena ficha de cata debería recoger las sensaciones principales captadas en cada una de las fases dedicada a cada uno de los sentidos implicados. La terminología no está tampoco estandarizada, y cada uno puede elegir la forma en que quiere expresar lo que percibe durante la cata. Cierto es que hay muchos términos y expresiones propias como: corona de espuma, cordón de encaje, burbuja que asciende en rosario, color ambarino o pajizo, notas de ésteres afrutados, cuerpo redondo, etc. Ante todo creo que la cerveza no debe perder su carácter un tanto lúdico y socializador, ya que es una bebida "divertida", y no hay que cubrirla con un manto de esnobismo o elitismo, ya que sería un error, al apartarla del público que la consume. Un tema es conocer bien el producto y hablar con propiedad y otra disfrazar el conocimiento con artificios elitistas que lejos de hacer buena publicidad al producto, distorsionarían la imagen que el público tiene de la cerveza.
      Puede ser un buen tema para publicar un post y abrir un foro de debate, sobre cómo debería ser un método de cata apropiado de cerveza. Lo mismo me inclino por hacerlo un día.
      Muchas gracias amigo. Salud y buena cerveza!

      Eliminar
  5. Muchas gracias. Estoy de acuerdo, en que el mundo de la cerveza aunque con unos estandares, no deberia elitizarse como es con el vino, donde se llenan frases de artificios demasiado complicados para un aprendiz.
    Muchas gracias por tu post, la verdad es que en otros sitios habia consultado y aunque si que es verdad que me habian ayudado, este me ha despegado las dudas completamente.
    Un saludo. Y viva la cerveza.

    ResponderEliminar