lunes, 1 de julio de 2013

Robinson's Trooper, la cerveza de Iron Maiden


Seguramente muchos ya estaréis al tanto de la enloquecida fiebre desatada recientemente con uno de los lanzamientos cerveceros de la temporada: la Trooper, la cerveza de la británica banda de heavy-metal Iron Maiden, que llega de la mano de la tradicional cervecera inglesa Robinson's. Esta real ale cuyo gran promotor es Bruce Dickinson, el cantante del grupo, sigue la estela dejada por una serie de cervezas que recientemente han salido a la venta y que han utilizado bandas míticas de rock para dejar su granito de arena dentro del mundo cervecero, poniéndoles nombre e imagen, como por ejemplo AC/DC, Motörhead o Kiss. En el caso de la Trooper, el propio Bruce fue el encargado de su presentación el pasado mes de marzo, mostrando un gran entusiasmo por el proyecto. La demanda de la cerveza ha superado todas las expectativas, siendo requerida su comercialización en más de 100 países, lo que provocó que la Robinson's planteara aumentar la producción inicialmente prevista. La cerveza posee su propia página web (http://www.ironmaidenbeer.com/) y perfil en las redes sociales facebook y twitter, lo que ha facilitado su publicidad. En España aterrizaron el pasado mes de mayo de la mano de la distribuidora Cervebel, aprovechando el concierto que dio la banda en Madrid dentro de su gira mundial que continúa durante el verano.

Sobre la canción...
El nombre que se le ha puesto a la cerveza no es un nombre cualquiera, ya que The Trooper es precisamente el título de una emblemática canción de la mítica banda. Escrita por el bajista del grupo, Steve Harris en 1983, e incluida en el album "Piece of Mind", es un tema cuya letra habla de una épica batalla en la que combatió el ejercito de Su Majestad en 1854: la batalla de Balaclava, una de las más conocidas de la guerra de Crimea por inspirar la famosa obra "La Carga de la Caballería Ligera" escrita por Lord Alfred Tennyson, en la cual se basa la canción. En aquella batalla 600 soldados de caballería del ejército británico cargaron de forma valiente contra la línea de artillería rusa. Aún siendo una maniobra temeraria, que supuso un importante número de bajas entre las filas del ejército inglés, fue una muestra de valentía y honor, aunque se debiera en realidad a una mala interpretación de una orden dada por el comandante en jefe, Lord Raglan. La letra de la canción supone el punto de vista de uno de los soldados de caballería que participaron en aquella carga y que finalmente cayeron muertos en combate, por lo que supone quizás una visión más triste del mencionado poema. Por ello y por el efecto singular de sus guitarras, como caballos al galope, es una de las favoritas de los seguidores de la banda, especialmente en sus actuaciones en vivo. En estas interpretaciones en vivo, el líder y cantante de la banda Bruce Dickinson suele flamear una "Union Jack", la bandera de Gran Bretaña, y viste una chaqueta roja como la que lleva Eddie, (el icónico personaje del grupo), en la portada del sencillo, que coincide con la de las etiquetas de la cerveza. Como curiosidad mencionar que la canción se encuentra incluida en el videojuego musical Guitar Hero II en su versión para la consola Xbox 360.


Sobre la cervecera...
Para la elaboración de la singular cerveza dedicada al grupo y a su mítica canción, Bruce Dickinson quiso contar con la colaboración de una cervecera británica con nombre, y buenas cervezas en su haber, la Robinson's. Esta cervecera, ubicada en Stockport, en las cercanías de Manchester, de carácter familiar y larga tradición que viene de mucho tiempo atrás, en el año 1838, cuando comenzó su andadura bajo el nombre Union Inn, actualmente es una de las cerveceras regionales de mayor envergadura dentro de las Islas Británicas. Actualmente se encuentra dirigida por miembros de la sexta generación de la misma familia que comenzó con el negocio en el siglo XIX, cuando William Robinson adquirió el Union Inn a Samuel Hole. Hoy en día continúa su desarrollo en técnicas de elaboración (como la reciente adquisición de uno de los mayores hopnicks del mercado por 5 millones de libras)  y embotellado, aunque manteniendo curiosamente la misma cepa de  levadura desde 1920, con muy buenos resultados.
Su ale estrella es sin duda es la Old Tom, una strong ale cercana a una barley wine, con ricos matices a malta afrutada, regaliz, chocolate, y oporto, con gran complejidad y equilibrio, que le ha dado fama y prestigio incluso más allá de sus frontreras, y que según el mítico Michael Jackson, es un pequeño homenaje a los gatos que protegieron el grano de los roedores en las cerveceras durante siglos, al tomar el nombre concretamente del viejo gato de la fábrica Robinson's, apareciendo en la etiqueta y el propio vidrio de las botellas.
Su otra cerveza que le ha ayudado a alcanzar fama y prestigio entre los más cerveceros es la Unicorn, cuyo nombre guarda íntima relación con el origen de la cervecera, y con el animal mitológico que aparece en el logo de la compañía y que además ha logrado la medalla de oro de los Brewing Industry International Awards.
La tercera ale más famosa de la fábrica va a ser sin duda esta Trooper, una ale situada a medio camino entre las pale ale y las bitter, quizás más cerca de este último estilo, en la que se utilizan 3 tipos de lúpulos (Bobec, Goldings y Cascade).
Además la Robinson's mantiene en funcionamiento un centro de visitantes, modelo a seguir por el resto de fábricas británicas, y  que ofrece la posibilidad de realizar tours diseñados con todo esmero. Y también es la propietaria de más de 360 pubs, casi todos ellos situados dentro del noroeste de Inglaterra y Gales donde se sirven sus cervezas, constituyendo una de las cadenas de locales especializados más importantes del país.



Cata:

Graduación:4,7º
Temperatura de servicio: 8ºC
Tipo de vaso recomendado: Vaso de pinta inglesa.

AspectoCerveza de color entre dorado y ámbar intenso con brillos cobrizos, que forma una corona de espuma blanca de amplitud media, que apenas supera el dedo de espesor y de rápida extinción. Baja carbonatación apreciable a través del cristal y escaso lacing adherido al vidrio.
Aroma: Típico de las bitter inglesas, donde se aprecian matices de malta ligeramente afrutada y levemente tostada con algún toque de manzana, caramelo, reminiscencias de miel, y notas herbales y cítricas moderadas proporcionadas por los lúpulos.
Sabor y textura: Una cerveza de cuerpo ligero, con textura algo aguada, debido a su bajo nivel de carbónico, pero medianamente sabrosa, con un despliegue de sabores en el paladar de perfil maltoso y afrutado con toques de manzana y cítricos. El final es moderadamente amargo y seco. Una ale típicamente inglesa, no demasiado compleja, sin florituras pero bien hecha.

Maridaje: Rosbif al horno, o un simple plato de aperitivo con chorizo y picos de jerez.

Nota:




6 comentarios:

  1. Buenas Juan! La verdad es que he disfrutado más de tu post que de la cerveza en sí. De hecho, si la gente de Robinsons hubiera dedicado el mismo tiempo que han invertido en márketing en currarse más la birra otro gallo cantaría. Me decepcionó porque esa Old Tom que mencionas me dejó maravillado en su momento y esperaba algo del mismo nivel. Me quedo tu impresión realmente acertada, "una ale inglesa no demasiado compleja, sin florituras pero bien hecha". Por cierto, desconocía que los picos provenían de Jerez... Qué curioso! Un abrazo!

    P.D. Si disfrutaste la cerveza con ese rosbif terriblemente tentador que mencionas te envidio enormemente! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, pues muchas gracias Pau. Quizás pese mucho el tema del marketing en el desarrollo de esta cerveza, eso sin duda. Y también supongo que habrán querido hacer una cerveza más "accesible" a una mayor cantidad de público, anticipándose a la gran demanda que iba a tener por parte de fans de la banda y coleccionistas. Evidentemente es una cerveza que guarda muy poca relación con la Old Tom de la misma fábrica, una verdadera maravilla. Aún así, al menos han hecho una cerveza decente, no como en el caso de alguna de las mencionadas en el mismo post, que han usado el nombre de famosas bandas de rock. Y efectivamente el rosbif le va de maravilla a la cerveza, incluso te diría que la mejora.
      P.D.: Los picos creo que no tenían denominación de origen, pero fueron comprados como picos de Jerez ;), jajaja!

      Eliminar
  2. Cerveza con muy poca categoría. Intomable con nada, decepción. Un asco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que no es la esencia del virtuosismo a la hora de fabricar cerveza, pero tanto como "intomable". Lo peor es el precio, que indudablemente viene marcado por la imagen de la banda, la historia que hay detrás, el marketing, y no tanto la cerveza en sí. A mi me parece modesta, pero perfectamente bebible. Te invito a que pruebes la de AC/DC envasada en una lata que hace las delicias de cualquier coleccionista, pero que después de probarla, convierte en oro líquido a la Trooper. En cualquier caso es tu opinión, muy respetable. Salu2!

      Eliminar
  3. Heavy Metal y Cerveza son una combinación inseparable, como sal y pimienta, ketchup y mostaza o café con leche, jaja.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, para mí, la mayor decepción de esta cerveza fue sin duda que el envase era de plástico simulando cristal. Una pena, pq la cerveza nunca llegaba a tener la temperatura necesaria, y me esperaba una cerveza con mas caracter, como la banda o la misma canción a la que hace mención. La probé como pura curiosidad, pero no creo que vuelva a beberla habiendo el universo que hay en cervezas :)

    ResponderEliminar