martes, 11 de febrero de 2014

Cervezas del BBF 2014: Amager Sinner Series, cervezas hechas para pecar.


Entre los eventos cerveceros que asoman por el horizonte temporal que tenemos por delante, destaca sin duda el Barcelona Beer Festival (BBF), que este año cumple su tercer aniversario. En esta edición, las fechas elegidas serán el 11, 12 y 13 de Abril, y el enclave donde tendrá lugar mantiene la línea de las ediciones anteriores, donde la organización optó por lugares emblemáticos de la ciudad. En esta ocasión el lugar elegido es la Sala Comillas del Museo Marítimo de las Dársenas de Barcelona. Por el número de cervezas que es posible probar durante los 3 días de duración del festival y la cantidad de público que convoca es sin duda el evento referencia del año dentro del panorama cervecero. Se servirán nada menos que cerca de 300 referencias, cediendo gran parte del protagonismo a las cervezas nacionales, y en especial a las catalanas, que superarán la centena.
Un año más la organización ha querido contar con la participación de la blogosfera cervecera para comentar las cervezas que estarán presentes en el festival. La elegida en mi caso particular es la cervecera danesa Amager, y su serie de cervezas "pecaminosas", bautizada con el nombre de Sinner Series y que se encuentra inspirada en los 7 pecados capitales, de modo que el nombre elegido para cada una de ellas se corresponde con el nombre de uno de los mencionados pecados. Por segunda vez en la historia va a ser posible degustar las 7 cervezas al unísono manando de sus respectivos grifos de forma simultánea. Toda una tentadora y pecaminosa experiencia.


Sobre la cervecera...
Una de las cerveceras que han desempeñado un papel de mayor importancia en la transformación del panorama cervecero de Dinamarca en el envidiable escenario que es hoy en día, es precisamente Amager. Actualmente hay muchos nombres más que comparten protagonismo, popularidad y hasta renombre con la mencionada microcervecera, como las célebres Mikkeller, To Øl, Nørrebro y Evil Twin, sin olvidar Beer Here, o Hornbeer, que llevan sonando con fuerza durante un tiempo en nuestro país, y que han hecho posible que podamos conocer algunas cervezas danesas más allás de las mundialmente conocidas Carlsberg y Tuborg.

Nacida a comienzos de los 90 a partir de un proyecto ideado por dos compañeros universitarios Jacob Storm y Morten Lundsback, Amager poco a poco fue tomando forma hasta tener su propia fábrica en el año 2002, aunque no fue hasta 2007 cuando comenzaron a comercializar sus cervezas. La fábrica primigenia consistía en una planta de elaboración casera en un sótano, como tantas otras microcerveceras empezaron en otros tantos lugares. La apertura de la fábrica trajo de nuevo la industria cervecera a la isla de Amager (que forma parte de Copenhague), donde no se había vuelto a elaborar cerveza desde 1913. Precisamente Jacob y Morten quisieron que su cervecera tomara el nombre de la isla, identificando la cerveza con su origen. Pocos años después, Amager se encontró con un éxito inesperado, llegando a ocupar el lugar más alto del podium de los cerveceros daneses caseros tanto a juicio de críticos como de aficionados. Sus cervezas suelen encontrar la inspiración en las elaboraciones de las craft breweries norteamericanas, caracterizándose por resultar muy sabrosas, potentes y contundentes, pero manteniendo al mismo tiempo el equilibrio, de forma que no resulten especialmente agresivas para el público. Sus especialidades son las ales con alto contenido de lúpulo, y las stouts y demás estilos afines como por ejemplo la Amager IPA, o la pareja formada por Fru Frederiksen y Hr. Frederiksen, stout e imperial stout, respectivamente.


Sobre las cervezas...
Cada una de las siete cervezas que forman parte de las Sinner Series, corresponde a un estilo de cerveza distinto que a juicio del equipo de Amager se encuentra relacionado con cada uno de los siete pecados capitales, que como seguramente todos los lectores sabrán son: Codicia, Pereza, Ira, Envidia, Lujuria, Gula y Orgullo



Greed (Codicia 4,6º) Pilsner
Para el pecado de la Codicia Amager buscó un estilo de cerveza que fuese garantía total de éxito, con gran aceptación y buen número de ventas y qué mejor que una pilsner, el estilo rey más vendido en todo el mundo, ideal para acumular ingentes cantidades de beneficios. El resultado es una pilsner de estilo alemán, impecablemente bien hecha.



Sloth (Pereza, 6º) American Pale Ale
Hay veces que la elaboración de cerveza un trabajo duro. En otras ocasiones raya el arte. En el momento en que el equipo de Amager se puso manos a la obra para elaborar esta cerveza, la pereza invadía sus mentes, por lo que no quisieron complicarse demasiado, elaborando una cerveza con un único tipo de malta (Pilsener) y un único tipo de lúpulo (Simcoe). El resultado es una APA monovarietal de enorme calidad, ideal para consumir en los momentos más relajados y perezosos del día.



Wrath (Ira, 6,5º) Saison
Con el firme convencimiento de que las Saison se encuentran en alza, y de que su popularidad no para de crecer entre la comunidad cervecera, el equipo de Amager decidió que una Saison tenía que forma parte de la Sinner Series.  Para la ocasión han tomado la Amager Saison y la han madurado en barrica de roble, añadiendo taninos de madera y matices de uva Pinot Noir, lo que puede desatar la ira de los más fieles y ortodoxos seguidores de las Saison.





Envy (Envidia, 6.5º) WestCoast IPA.
Uno de los pecados más antiguos de la humanidad es la Envidia, cuyo origen, según la Biblia se remonta al momento en que Caín asesinó a su hermano Abel, corroído por el veneno de la envidia.
El estilo más admirado por el equipo de Amager, suscitó la envidia de ellos por otras fábricas, por no haber sido la primera microcervecera en crecer elaborando este tipo de cervezas, según ellos mismo confiesan. No han sido los primeros, pero sin duda es una cerveza que merece la pena.  Elaborada con maltas Pilsener y Munich, y los lúpulos Amarillo, Centennial y Simcoe, es un gran ejemplo dentro del estilo.




Lust (Lujuria 9.2º) Strong Belgian Ale
La etiqueta que viste la botella, donde aparece dibujada una voluptuosa chica manga, no permite albergar ninguna duda de que el pecado capital al que hace referencia es la Lujuria. Si hay algún estilo que pudiera considerarse lujurioso, quizás el más apropiado fuese el de las maltosas y especiadas ales belgas, de exuberante sabor, robusto cuerpo y delicioso sabor. Los chicos de Amager afirman que durante la elaboración de esta cerveza reinaba en la fábrica un ambiente dominado por la sensualidad, lo que en cierto modo ha contagiado a la cerveza, hasta tal punto que textualmente no se responsabilizan de las consecuencias en caso de servir esta cerveza a la pareja durante una cena con velas.



Gluttony (Gula 9.6º)  Imperial IPA
Si la etiqueta inspirada en la lujuria, no dejaba lugar para la confusión, la que se corresponde con la gula, resulta más inequívoca. Para la gente de Amager el término "moderación" no forma parte de su vocabulario, y se encuentran cómodamente situados en las proximidades del exceso, hasta tal punto que consideran la gula, más una virtud que un pecado, sobre todo cuando hablamos de lúpulo, tratándose de cervezas. Así lo han querido en esta contundente IPA hiperrevolucionada, con más alcohol, más malta y sobre todo mucho más lúpulo. Entre los lúpulos utilizados destacan Amarillo, Citra, Centenial, Sorachi Ace y Simcoe, y abundante dry-hopping. Sólo apta para auténticos devoradores de lúpulo.





Pride (Orgullo, 10º) Imperial Stout
Si hay algún estilo del que se sientan particularmente orgullos los chicos de Amager es el estilo Imperial Stout, por el que tienen un especial cariño, y probablemente es en el que han alcanzado mayores cotas calidad. Era la perfecta elección para el pecado del Orgullo.
Elaborada con maltas Pale, Crystal, Black, Chocolate y cebada tostada y con lúpulos Zeus, es una gran Imperial Stout, en la que se emplean 6 horas de cocción, lo que se traduce en un sabor más rico, caramelizado y paladeable pero que según ellos mismos no alcanza la perfección, para no incurrir en otro pecado, la arrogancia.

10 comentarios:

  1. Es una serie que tengo pendiente de probar, he leido muy buenas críticas de algunas de ellas, a ver si me aplico el cuento y pruebo alguna al menos, aunque he de decir que lo que he porbado Amager quitando ciertas cosillas no me ha entusiasmado demasiado.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las Amager son muy buenas cervezas. De lo mejorcito que nos llega de Dinamarca. Su Imperial Stout, Hr. Frederiksen es de antología. La tuvimos en la tienda pero costó venderla. Quizás por el precio, quizás por su etiqueta que era fea donde las hubiera. Pero la cerveza es sublime. En el caso de las Sinner Series, estoy seguro que serán de las más demandadas durante el festival, y habrá un buen grupo esperando a que pinchen las siete para no dejarlas escapar. Salu2!

      Eliminar
  2. De todas ellas la que más me ha gustado ha sido Glutony con mucha diferencia. Fuera de la serie, como comenta Gonzalo, hay varias Amager que no me han convencido pero bueno, entre una gama tan amplia es normal. Lo que no hay duda, y volviendo a la Sinner Series, es que poseen unos etiquetones que pocos coleccionistas dejarán escapar, jejeje! Un abrazo Juan!

    P.D. A ver si este año podemos coincidir en el BBF!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Particularmente todo lo que he probado de ellos sí me ha convencido, pero claro, como dices, su listado es enorme. Pasa con otras muchas cerveceras. Uno de los ejemplos más claros lo tienes en su compatriota Mikkeller. Hace 25 o 30 cervezas distintas cada año, y puedes encontrar de todo. Con respecto a las etiquetas,sabía que te iban a gustar con total seguridad. Podría haber apostado lo que fuera que hubiera ganado ;). A ver si es verdad que este año podemos coincidir en el BBF. Un abrazo!

      Eliminar
  3. Grande JAB :-). Entran ganas de tomárselas una tras otra. Espero que puedas escaparte y cuando pueda arañar un rato compartimos alguna birra+charla. ¡Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Joan! Apetecibles son sin duda. Espero que este año, sí, de verdad pueda escaparme para allá. A la tercera va la vencida? Y entonces podamos compartir esa prometida cerveza+charla. Por cierto, tú no venías al Aniversario de Cervezorama? Si fue así, al final no coincidimos :( Abrazo!

      Eliminar
  4. De esta gama he probado la Glutony de barril, y el resultado fue espectacular, me encantó. En el BBF, que salvo catástrofe allí estaré, intentaré probar algunas de estas.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Sólo" te quedan 6... así que lo tendrás un poco más fácil que aquellos que no hayan probado ninguna, jejeje, porque estando a la vez en 7 grifos en paralelo, me temo que va a resultar complicado probarlas todas, salvo que organices un "comando" de acción conjunta solidaria, con un plan bien pensado, en el que cada miembro consiga al menos una copa de cada, y así poder disfrutar de las siete entre todos. Salu2!

      Eliminar
  5. Yo también probé la Gluttony de barril (qué casualidad no Rubén?...;P) y me encantó. Lástima lo que comentas de los precios, que las hacen poco asequibles...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con las micros danesas y las escandinavas en general, sucede que suelen tener precios bastante elevados (coste original del producto + gastos de transporte y distribución).. Aún así merece la pena probar muchas de las cosas que se hacen en Dinamarca. Hace algún tiempo escribí un post con el titular... "algo huele a podrido en Dinamarca"... pero queriendo decir todo lo contrario, respecto a las microcerveceras que han salido durante los últimos años en aquel país. El nivel demostrado por la mayoría de ellas es muy alto, y apenas nos llegan muestras de 5 o 6 marcas, cuando hay muchas más. El BBF puede ser una buena ocasión para probar unas cuantas.
      Salu2!

      Eliminar