martes, 25 de marzo de 2014

Three Floyds Dark Lord, se acerca "the Dark Lord Day"


Continuando la senda iniciada con el post anterior centrada en las cervezas de la craft brewery de Indiana, Three Floyds, esta entrada está dedicada en especial a una de sus cervezas, la Dark Lord, la más venerada de todas ellas. Puede sorprender al lector la utilización de un adjetivo como "venerado", cuando se habla de una cerveza, pero en esta ocasión está plenamente justificado. Se trata de una de las cervezas más buscadas y difíciles de obtener en la actualidad en todo el planeta. Hay cervezas que han alcanzado la categoría de mito por ser el principal objeto de deseo por parte de los beerhunters y coleccionistas, por estar situada en lo más alto de los rankings de ratebeer, o por sus etiquetas, o bien por estar destinadas a un sector de alto poder adquisitivo dado el elevado precio con el que salen a la venta al mercado o por el que incluso llegan a cotizar en ebay, o por lo complicado que resulta hacerse con algún ejemplar, dada su producción limitada, o porque es necesario cumplir una serie de requisitos para poder adquirirla... o bien, por algunos o por todos los motivos anteriores juntos. La Dark Lord de Three Floyds entra dentro de este grupo por la puerta grande. 



Elaborada por vez primera en 2002, se trata de una excepcional Imperial Stout de limitadísima producción con un elevado contenido alcohólico que alcanza los 13º. Para su fabricación se emplean ingentes cantidades de malta, melaza, azúcar, vainilla, y cientos de kilos de granos de una variedad de café producida por la compañía local tostadora de café, Intelligentsia Coffee & TeaSu proceso de fermentación y maduración se prolonga durante meses, como los buenos guisos que se cocinan a fuego lento. El resultado, espectacular. Cada año las botellas son selladas con un lacre de cera de diferentes colores. Algunas de las botellas de cada edición son envejecidas en barrica de roble con el objetivo de intensificar su complejidad. .


La reputación adquirida por esta cerveza ha sido la principal causa de su existencia. Su intenso carácter, potente sabor y excelentes cualidades son para la gran mayoría de los aficionados, una auténtica leyenda, casi mitológica, puesto que resulta tan difícil de ver como lo podría ser el monstruo del lago Ness o el Yeti (que por cierto da nombre a otra excepcional Imperial Stout de la cervecera estadounidense Great Divide) y es que son muy pocos los afortunados que pueden decir que han tenido la oportunidad de probarla. El motivo? Su escasa y muy limitada producción. Sólo se elabora una vez al año y se pone a la venta un único día, el último sábado de abril. Es tal la expectación que genera que este día ha sido bautizado como "The Dark Lord Day", haciendo un guiño al archipopular "Black Friday" estadounidense, donde se da rienda suelta a la fiebre compradora para aprovechar los mejores precios del año. El Dark Lord Day no es menos. La expectación es máxima y la afluencia es masiva. Se trata de una celebración bulliciosa y de carácter festivo, organizada en los alrededores del brewpub de Munster, donde aparte de poder disfrutar de la principal protagonista que es la Dark Lord, también es posible probar otras fantásticas cervezas y disfrutar de conciertos programados para toda la jornada. 


A fin de controlar la masiva asistencia de público, la organización pone a la venta desde varias semanas antes los tickets necesarios para poder asistir. Este año el Dark Lord Day es el sábado 26 de abril, y las entradas se pusieron a la venta el 17 de Marzo. Huelga decir que se encuentran agotadas hace tiempo. El precio es de 30$ y en cada ticket aparece el nombre del comprador, para evitar que sean revendidos. En el acceso al recinto se solicita al cliente su ticket y su ID o Pasaporte que lo identifique. Con el ticket se tiene derecho a poder comprar la Dark Lord dentro de una franja horaria que se le asigna a cada asistente en el momento de la compra de su entrada, a fin de evitar aglomeraciones y largas esperas. Una vez allí, además la organización entrega a los asistentes un Golden Ticket (como una especie de rasca-gana) para poder optar a comprar las ediciones en barrica de la Dark Lord, que aún son más cotizadas. 


Cuando finaliza la fiesta, la Dark Lord desaparece de la venta, como el Guadiana, y no lo vuelve a hacer hasta la siguiente edición un año después, salvo las que puedan encontrarse en ebay a desorbitados precios de venta (una botella de 650 ml. puede alcanzar varios cientos de dólares). Hasta entonces sólo puede verse en las particulares bodegas y sótanos de sus afortunados captores, donde las guardan celosamente cual tesoro a la espera del momento especial adecuado para poder disfrutarlas. El resto de los aficionados sólo podemos leer con gran envidia las numerosas notas de cata que van apareciendo por la red en webs como ratebeer y beeradvocate tras el Dark Lord Day, y que suelen colocar a la Dark Lord de forma perenne entre los primeros puestos de los rankings de mejores cervezas del mundo, alcanzando el selecto grupo formado por otras cervezas míticas como la trapense Westvleteren XII, y la Pliny the Younger de la cervecera estadounidense Russian River.

18 comentarios:

  1. Interesante. Desconocía por completo esta cerveza y su historia. Buena entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. Es una de las cervezas más cotizadas que existen en la actualidad. Salu2!

      Eliminar
  2. Efectivamente, yo he tenido oportunidad de probar la del 2013 (lacre de cera naranja) y me pareció muy buena,..., eso sí también es cierto que he probado mejores IStout que la Dark Lord.
    Por otro lado, creo que la burbuja que rodea a esta cerveza es aún mayor que a la que rodea la WVXII. El hecho de sólo poder comprarla en el día "D" en su brewpub hace de ello que sea entre excéntrico y caprichoso por parte de los elaboradores.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya! no sabía que habías sido uno de los afortunados que ha podido probar alguna edición. Cómo te hiciste con esa botella? Eso es un detalle y lo demás son tonterías. Efectivamente, toda esta exclusividad y limitaciones responden a una estrategia de marketing, pero bien hecha y con algo que la sustente. Es cuando suelen funcionar. Si detrás de una buen marketing, no hay un buen producto, tarde o temprano se desmonta. Ahora, seguramente haya varias cervezas en el mercado que para algunos superen a la Dark Lord. A ciertos niveles las diferencias se hacen pequeñas, y entran en juego otro tipo de factores, muchas veces de carácter personal. Salu2!

      Eliminar
    2. Pues sí. La probé el pasado mes de diciembre en una frikicata (puedes leer la crónica en mi blog a finales del mes de diciembre) junto a otros grandes joyones cerveceros.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Me parece una locura todo este tinglado... puro marketing.
    Lo más alejado de lo que, para mi, debe ser todo lo relacionado con el mundo cervecero.
    Aunque eso no quita que me encantaría probar esta cerveza, jeje.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo que harías mejor en probar maravillas como la Speedway Stout, disponible todo el año, la Brooklyn Black Ops, la Avery Czar, o la Struise Black Albert. Incluso birras más raras (y menos accesibles, pero aún así lo son más que la Dark Lord) como la Kabert o alguna de las Black Damnation valen más la pena.

      Eliminar
    2. Como le decía a Jose (Teddy Beer), está claro que aquí hay mucho marketing bien administrado, pero con un buen producto detrás. Mejores cervezas en el estilo, como le decía a él, habrá para muchos aficionados. Particularmente las mejores cervezas que he probado dentro del estilo son la mencionada Speedway Stout, Hoppin'Frog Boris y la Yeti de Great Divide, probablemente mi favorita. Pero hay otras muchas que podría añadir al grupo, como la Black Albert de De Struise, o la Ten Fidy de Oskar Blues. De la Dark Lord, no puedo opinar, y por el momento no hay visos a corto plazo de que pueda emitir opinión alguna al respecto, y no niego que me gustaría también ;).

      Eliminar
    3. Yo, de las que he podido probar, de las mejores I. Stout la mencionada Boris, la Reserve Konrads Stout de Lervig y de España la Nómada Moose Islay. Sin duda uno de mis estilos favoritos.
      Apuntadas quedan algunas de las que habeis dicho que no he tenido la oportunidad de disfrutar.

      Eliminar
  4. Interesante entrada. Puede que sea marketing, pero la verdad es que esa exclusividad a la hora de conseguirla tiene su rollo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con estas cosas habrá gente que le llame le atención y le atraiga y a otros que les genere rechazo. Nunca se sabe. A mi me despierta la curiosidad ciertamente, aunque sepa que haya mucha mitomanía y marketing alrededor. Salu2!

      Eliminar
  5. UNA CURIOSIDA MIA. DESPUES DE COMPRAR LA ENTRADA Y RESERVAR Y TAL Y TAL ¿CUANTO CUESTA LA CERVEZA? A LO QUE TENDRIAMOS QUE SUMAR LUEGO LA ENTRARA CLARO. ¿Y CUANTAS SE PUEDEN COMPRAR?
    UN SALUDO JABS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues por lo que he podido averiguar cada botella en ediciones anteriores tuvo un coste de 15$, y el límite de botellas por comprador lo comunica la organización días antes del DLD. Una previsión sensata serían 3 o 4 botellas por persona, a fin de que la cerveza pueda llegar a ser compartida con amigos y personas allegadas una vez pasado el DLD. Salu2 Jorge!

      Eliminar
  6. El oscuro objeto del deseo...nunca mejor dicho.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Gonzalo, nunca mejor utilizado el término "oscuro" ;) Salu2!

      Eliminar
  7. Este año la conferencia de la American Homebrewer Association es en Grand Rapids, y voy a ir en coche desde Chicago, pasando por unas cuantas cerveceras del Midwest que aún no he tenido la oportunidad de visitar ni, en muchos casos, probar. 3 Floyds está en la cabecera de la lista de las que no me quiero perder, pase lo que pase :-)

    Y por cierto, el día de los electrodomésticos, y otras rebajas, al que te refieres es Black Friday, no Dark Day ;-)

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte! Vas a poder hacer una ruta muy interesante con un buen número de cerveceras...Cuánto me gustaría poder hacer algo del estilo! No me queda más remedio que esperar un tiempo para poder plantearme un viaje a USA. Y tienes toda la razón, vaya lapsus! Es el Black Friday... lo corrijo. Muchas gracias y salu2!

      Eliminar
  8. Una de las cervezas a la que espero echarle el guante desde hace mucho tiempo... Lo peor es que después de tanto tiempo y ansia ocurra lo que a Teddy, que tampoco sea para tanto... :P

    Muy interesante la entrada, había algunos detalles que no los conocía. Un abrazo, Juan!

    ResponderEliminar