lunes, 12 de mayo de 2014

Bevog, la cerveza que le hubiera gustado beber a Tolkien



En los últimos meses estoy siendo testigo de la llegada de algunas de las obras de varias microcerveceras extranjeras, prácticamente recién nacidas, todas ellas con un nivel altísimo. Muchas de estas cervezas proceden de países que tradicionalmente no se caracterizan por haber hecho gala de una cultura cervecera arraigada, como es el caso de la que ocupa la entrada de hoy. Se trata de la Bevog, una micro nacida entre dos países centroeuropeos, Austria y Eslovenia. La fábrica se encuentra ubicada en la población de Bad Radkersburg, en la región de Estiria, en el sudeste de Austria, junto a la frontera con la vecina Eslovenia. El elaborador por su parte es esloveno, motivo por el cual sus cervezas comienzan a resultar conocidas en diferentes zonas del país, en especial en su capital Ljubljana, donde es servida en un buen puñado de pubs y cervecerías de la ciudad, (como el Sir William's, uno de los más emblemáticos) lo que supone un soplo de viento fresco dentro de un mercado, el esloveno, dominado por completo por las dos principales marcas industriales del país: Union y Laško.

Nacida durante el año 2013,  se trata de una microcervecera que surge como fruto de la aspiración de lograr crear cervezas que se sitúen un paso más allá de las monotónas cervezas que pueblan de forma masiva el sector de la cerveza a nivel internacional, pero con una base donde se sustenta su fuente de inspiración, las cervezas de estilos tradicionales británicos, de las que se declaran fervientes seguidores. Pero no se dedican simplemente a reproducirlos, a imitarlos sin más, sino a estudiarlos, potenciarlos ampliarlos, haciendo uso de su creatividad, y haciendo hincapié sobre aquellos aspectos que pueden ser objeto de variación sin desvirtuar la naturaleza del estilo.

Uno de los primeros aspectos que llama inevitablemente la atención de esta cervecera es su cuidada imagen, vinculada a personajes mitológicos de cuento y fantasía y que son los protagonistas de las etiquetas que rodean cada botella que sale de la fábrica. Seguramente serían las cervezas que Tolkien hubo imaginado que habrían servido en la Posada del Poney Pisador. Se trata de una forma más de poder transmitir el entusiasmo, el mimo y el cuidado por la elaboración de un producto que aman profundamente, dotándolas de alma propia. Y es que en cuanto se comienza a profundizar en la investigación con el ánimo de saber que hay más allá de una imagen tan cuidada, encontramos unas cervezas de una calidad excepcional, motivo por el que Bevog ahora mismo está considerada como una de las mejores microcerveceras de la actualidad surgidas durante el año pasado.

Con todo lo anteriormente descrito se entiende perfectamente la composición del portfolio de esta marca, donde todas las cervezas son de alta fermentación y de los estilos más típicamente británicos, que podríamos encontrar servidos de los grifos en cualquier pub de la región de Burton en Inglaterra. En la actualidad cuentan con cuatro referencias en catálogo:


La Tak: Una Pale Ale de 5,5º de alcohol y 35 IBUs, inspirada en las más genuinas pale ales inglesas (si nos atenemos a su ficha comercial) pero con el toque de distinción propio de la casa, con la idea de crear una cerveza muy sabrosa, aromática, y al mismo tiempo equilibrada. 


La Ond: Se trata de una Porter ahumada, con 6,3º de contenido alcohólico y un número más elevado de IBUs alcanzando los 43. Una cerveza robusta, con cuerpo y compleja, donde el humo trata de mezclarse a la perfección con las maltas empleadas, sin que estas pierdan un ápice de protagonismo. En la elaboración además se emplean lúpulos eslovenos y americanos.

La Kramah: Interpretación de la marca de uno de los géneros británicos por antonomasia, la IPA. Con 7º de alcohol y 70 IBUS, se trata, en palabras del fabricante, de una contundente IPA, muy aromática, plena de resinas, cítricos y frutas tropicales, que hacen las delicias de los más incondicionales del género.

La Baja: Y la cuarta y última cerveza por el momento del portfolio, es otra cerveza de maltas oscuras. Una Oatmeal Stout, con tan sólo 5,8º de alcohol y 29 IBUs. Una cerveza caracterizada por su cremosidad, propia del género y los aromas tan intensos a maltas tostadas y chocolate.

A continuación incluyo sendas notas de cata de las dos cervezas de la marca que he podido degustar hasta el momento.


Ond

Graduación: 6,3º
Temperatura de servicio: 6ºC-8ºC
Tipo de vaso recomendado: Vaso de pinta británico.

Aspecto: De color cercano al negro, totalmente opaca y coronada por una capa de espuma de tono más amarillento que marrón, de amplitud mediana y prolongada duración.
 
Aroma: Cerveza aromática en la que predominan los matices maltosos y torrefactos, donde destacan las notas de caramelo, grano tostado, café, chocolate, alcohol y humo, con reminiscencias de brasas, fruta asada y madera.
 
Sabor y textura: Cerveza de cuerpo robusto y entrada firme en boca, con un sabor potente e intenso acaparado por los matices torrefactos, tales como caramelo quemado, café espresso, chocolate y grano tostado. En seguida aparecen las notas de humo, perfectamente acopladas, aunque de una forma más perceptible hacia el final generando cierta acidez y astringencia en combinación con el alcohol, creando un final muy seco con un moderado amargor residual.

Maridaje: Tarta de queso con arándanos.
Nota:

Baja

Graduación: 5,8º
Temperatura de servicio: 6ºC-8ºC
Tipo de vaso recomendado: Vaso de pinta británico.

Aspecto: De color negro intenso. Opaca, y de aspecto denso, al que contribuye su en apariencia compacta y cremosa capa de espuma, de color a medio camino entre canela y amarillento, y con una generosa amplitud, buena retención, y atractivo lacing.
 
Aroma: Dominado fundamentalmente por los matices derivados de las maltas torrefactas utilizadas, como por ejemplo: grano tostado, café moka, suave chocolate negro, y tímidas de vainilla.
 
Sabor y textura: Cerveza muy paladeable, cremosa y aterciopelada en boca, que proporciona sensaciones de consistencia lechosa, gracias a los copos de avena utilizados para la elaboración y al ligero nivel de carbónico. Matices torrefactos en el paladar con dominio del chocolate negro y suave café moka después, al igual que en nariz, con presencia añadida de fondo de caramelo tostado. Al final se aprecia una ligera acidez, junto con algo de sequedad en el regusto pero de forma muy comedida. Alcohol muy bien enmascarado. Una recomendable y muy bebible interpretación del género sin duda.

Maridaje: Bizcocho de nueces y albaricoque.
Nota:

13 comentarios:

  1. Qué chulada de etiquetas. Y qué buena pinta las birras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cuidadas y repletas de fantasía. Resulta inevitable reparar en ellas. Y las cervezas francamente merecen la pena. Salu2!

      Eliminar
  2. Todavia no he probado ninguna de ellas, pero caerán jeje. El diseño de las etiquetas me parece una pasada!
    Saludos JAB!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recomendables 100%, al menos las dos que he probado yo, aunque las otras a juzgar por lo que he podido leer están sobradamente a la altura. Si eres además coleccionista, te gustarán doblemente :) . Salu2 Gonzalo!

      Eliminar
  3. Yo he probado las 4 y estaba haciendo una entrada para mi blog sobre ellas pero la haré más adelante para no coincidir tanto con ésta (si te parece bien Jab).

    Muy buenas cervezas y una grata sorpresa!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí claro, cómo no. Adelante. Si quieres dejar un poco más de espacio entre una y otra entrada es buena idea, pero como tú lo veas. Efectivamente es una de las sorpresas de la temporada. Salu2!

      Eliminar
  4. Por cierto rincón de la tienda debéis tenermelas guardadas, jejeje! Y después de leerte me entran muchas más ganas de probarlas. Ah, y sobre las etiquetas, estoy con Gonzalo... son una pasada!!! Un abrazo, Juan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Allí estarán, efectivamente. Como te comenté en el BBF, cuando Aurora y Antonio vayan para Levante y volváis a poder coincidir te las llevarán. Ya sabes que las cosas buenas se hacen esperar (un poco ;)). En esta ocasión disfrutarás por vía doble: las etiquetas y las cervezas en sí. Un abrazo Pau!

      Eliminar
  5. Vaya pues sí que es una sorpresa...ediciones muy cuidadas que harán las delicias de los coleccionistas de etiquetas como ya se puede ver por los comentarios...y por lo que puedo observar...también de tapones corona como yo...y lo más importante...el contenido...cervezas de gran calidad...que es lo más importante...Gracias Juan por tenernos siempre al día...y poder disfrutar, aunque sólo sea virtualmente de estas pociones mágicas....A ver si caen por Galicia...y podemos probarlas y de paso conseguir esos preciados tapones...jajajaja!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. YO TE GUARDO UNO SI NO LAS CONSIGUES. ;)

      Eliminar
    2. Gracias Jorge...te tomo la palabra...jajajaja!!! A ver si tengo alguna eti que no tengas...difícil pero no imposible...jajajaja!!!!

      Eliminar
  6. Efectivamente una de las gratas sorpresas que nos han alegrado el paladar ultimamente...

    ResponderEliminar
  7. UY, LLEGO TARDE A COMENTAR, SORRY. LAS ETIQUETAS SON DE CUATRO PUNTOS EN LAS FICHA CATAS ¡Y PORQUE NO HAY CINCO PUNTOS, QUE SI NO SE LOS LLEVAN! JAJAJA.
    NO SE SI DE TOLKIEN, PERO A CUALQUIER AMANTE DEL WARHAMMER LES FLIPARÍA MUCHO.
    LAS TENGO EN LA DESPENSA, PUEDE QUE CAIGAN EN MAYO...PRINCIPIOS DE JUNIO COMO MUY TARDE. ESPERO QUE ESTÉN TAN BIEN COMO DECÍS CHICOS.
    SALUDOS JAB! ;D

    ResponderEliminar