viernes, 15 de agosto de 2014

Minipost de verano, Weird Beard K*ntish Town Beard


A fin de no cansar en exceso a los fieles lectores del blog, con mis habitualmente extensos posts, y aprovechando que el verano es una época más propicia para disfrutar del tiempo libre y cómo no de buenas cervezas, en lugar de leer sobre ellas, he querido publicar un sencillo post sobre una de las últimas cerveceras que recientemente he descubierto, la Weird Beard Brew Company y que me causó muy buenas sensaciones a través de una de sus facturas, la K*ntish Town Beard, formando parte de ese excelente grupo de cerveceras británicas de reciente nacimiento como son Partizan, Beavertown o Magic Rock y que tan buenas críticas están recogiendo en su corta trayectoria.

Sobre la fábrica...
Muchos son los homebrewers que mantienen sus sueños por poder fabricar sus cervezas más allá de las cocinas de sus hogares o de los garajes y sótanos de sus casas. Algunos de ellos terminan por lograrlo, como es el caso de Gregg y Bryan, los fundadores de la cervecera craft británica Weird Beard Brew Co, con la que consiguieron trasladar su pasión del mundo amateur al terreno profesional de los negocios, tras lograr algunos premios en certámenes para hombrewers tanto dentro del Reino Unido como fuera del país. Los apoyos y las buenas críticas dentro del mundo cervecero tampoco eran escasos, logrando encandilar al círculo más "freak", creando una auténtica legión de incondicionales fans de sus cervezas.
Las cervezas elaboradas por esta fábrica al igual que sucede con las nuevas fábricas surgidas de la pasión y el interés que está despertando el mundo del homebrew durante los últimos años, suelen ser cervezas muy especiales, en muchos casos experimentales. Este es un nuevo caso donde la búsqueda de las cervezas soñadas por los propios fabricantes marca la filosofía y política de la compañía, gracias en gran mediada al conocimiento y respeto por el procedimiento de elaboración y la utilización de ingredientes de primera calidad.

Afincados en el oeste de la capital inglesa, e inspirados por el floreciente movimiento cervecero craft que vive Estados Unidos desde hace más de dos décadas, el equipo de la cervecera Weird Beard (que significa literalmente "extraña barba") continúa en su empeño de intentar fabricar cervezas repletas de sabores auténticos, sin trampa ni cartón, pasando por toda clase de estilos, desde cervezas oscuras de maltas torrefactas, hasta las lupulizadas IPAs. Intentan llegar al límite de los estilos en sus interpretaciones de los mismos, planteando cuestiones al consumidor acerca de lo que la cerveza puede y/o debe llegar a ser. 



Sobre la cerveza...
La cerveza protagonista del post es una versión de la Camdem Beard, elaborada formando parte del Brewdog Collab Fest, en su edición de 2013, donde cada local colaborador participante elige una cervecera local que lo represente con una cerveza elaborada por la misma, de manera que todas las cervezas fabricadas para la ocasión son presentadas para ser degustadas simultáneamente la misma noche en todos y cada uno de los bares y pubs que participan en el festival. La Camdem Beard, fue elaborada como representante del Camdem bar. A comienzos de septiembre de 2013 la plantilla del bar se dirigió hacia la fábrica de la Weird Beard para elaborar una American Wheat Ale, de 5,5º de alcohol, fácilmente bebible, elaborada con 4 tipos diferentes de malta (Trigo, Pale, Crystal y Munich) y 3 tipos de lúpulo (Cascade, Centennial y el nada habitual Willamette, que se utilizó para una lupulización continua durante todo el proceso de cocción). Más adelante una cervecera de cierta envergadura y bien conocida de Kentish Town, advirtió educadamente a la Weird Beard Brew, que no podía utilizar en ninguna de sus cervezas el nombre de Camdem puesto que ellos eran los legítimos propietarios de esa designación. Dado que la joven compañía londinense no se puede permitir una lucha en los tribunales con otra compañía con más recursos, optaron por seguir comercializándola con otro nombre, bautizándola con el nombre de K*ntish Beard Town, en honor a la mencionada cervecera, donde se puede apreciar un guiño obvio, aunque sin en entrar en conflicto real eludiendo el nombre completo de la localización geográfica sobra la que también existen derechos de uso.

Cata:

Graduación: 5,5º
Temperatura de servicio: Entre 6ºC y 8ºC  aproximadamente.
Tipo de vaso recomendado: Vaso de pinta americano, weizen alemán, o teku.

Aspecto: De tono a medio camino entre anaranjado y dorado intenso. Ligeramente turbia, velada, y con una corona espuma blanca de amplitud media y muy buena retención que deja notables rastros de lacing tras cada trago.

Aroma: Cerveza bastante aromática donde sobresalen con facilidad los matices procedentes de los lúpulos como cítricos (pomelo y naranja), pino, resinas y fruta tropical, aunque con el tiempo, ganan presencia en el fondo los matices derivados de la malta, en especial la de trigo, con notas de pan, y también levadura, junto con un punto de suave caramelo, formando un conjunto de fragancia agradable donde se conjugan algunas notas habituales de las cervezas de trigo con las de una pale ale de lúpulos norteamericanos.
 
Sabor y textura: Cerveza de fácil trago, especialmente refrescante en la época estival del año, a lo que ayuda su bajo contenido alcohólico y su cuerpo medio y ajustada carbonatación. Destacan los matices a pan, dulce malta, suave caramelo, naranja y finalmente especias y resinas hacia el final, trasladando un grado de amargor notable hacia el final del trago. En resumen, es una cerveza donde se engarzan con maestría las notas dulces y amargas, logrando una cerveza muy equilibrada y de trago redondo.

Maridaje: Arroz frito con gambas estilo tailandés.
Nota


1 comentario: