lunes, 3 de noviembre de 2014

Zundert, siete las cervezas trapistas ERAN...


Al comienzo de la vida de este blog hace ya más de cuatro años, escribí varias entradas dedicadas a las cervezas trapenses (o trapistas), inigualables representantes de la más antigua y experimentada tradición cervecera, expresión única de una vida entregada a la oración y a la producción de cerveza, que a fin de cuentas es lo que nos interesa a quienes disfrutamos de nuestra amada bebida. 
Por aquel entones eran 7 las abadías cerveceras que habían conseguido obtener el sello de "Authentic Trappist Product" para las cervezas elaboradas por sus monjes. Seis de ellas belgas (Achel, Chimay, Orval, Rochefort, Westmalle y Westvleteren) y una más holandesa (La Trappe). Sin embargo, en este lapso de tiempo transcurrido desde entonces, el número de cerveceras trapenses oficiales ha ido creciendo hasta un total de 10 abadías cerveceras, con la paulatina incorporación de 3 nuevos miembros en la familia: la austriaca Engelszell, la estadounidense Spencer, y la holandesa Toevlucht
De la austríaca ya hablé con antelación en el blog, comentando su primera cerveza lanzada al mercado, la Gregorius. Más tarde sacaría a la luz su segunda creación la Benno. La norteamericana, llama poderosamente la atención, quizás por nuestro prejuicios al pensar que todo lo referente a los monasterios benedictinos de la orden de La Trapa se centra en Europa. En el Nuevo Mundo, también hay comunidades de monjes de la misma orden monástica, y con las idénticas inquietudes reflejadas en la elaboración de cervezas de gran calidad. Sin embargo probar la creación de los monjes estadounidenses de la Abadía de Spencer se torna por el momento complicado, a la espera de que algún importador o distribuidor nacional se decida por traerla. Pero es precisamente de la última mencionada en la lista, la holandesa abadía de María Toevlucht de quien voy a hablar en el presente post, tras probar su única referencia elaborada hasta el momento, la Zundert, una ale catalogada como triple, uno de los estilos por los que mantengo una fiel debilidad personal.

Sobre la abadía:


La Abadía de María Toevlucht, se encuentra ubicada en un entorno idílico, en medio de un mar de praderas y bosques, en la región de Moeren, en la localidad de Zundert, cerca de la frontera con la vecina Bélgica. Esta localidad es conocida entre otros motivos por ser la cuna del célebre pintor impresionista Vincent Van Gogh



Los orígenes del monasterio se sitúan en el año 1899, cuando un par de monjes procedentes de la Abadía de Tilburg, decidieron mudarse a la pequeña localidad de Zundert. Al comienzo tuvieron que recibir cobijo por parte de un campesino de la región, que les proporcionó un techo bajo el que pernoctar y algo de comida hasta que llegó la construcción del primer monasterio. El 24 de mayo de 1900 el abad de la abadía "nodriza" de Tilburg consagra la capilla del joven monasterio que recibió el nombre de María Toevlucht, o traducido al castellano, el "refugio de María", en el que comenzó a vivir la primera comunidad religiosa compuesta por una docena de monjes, bajo las órdenes del Hermano Nivardus Muis. Tal y como sucedió con otras comunidades monásticas, los conflictos bélicos que padeció Europa durante la primera mitad del siglo XX , afectaron de forma drástica, cuando no trágica, a la vida de los monjes. Asi por ejemplo, los monjes de Zundert tuvieron que refugiarse durante una temporada en la abadía belga de Westmalle. A partir de la década de los 50, con la llegada de la paz, la comunidad la abadía se estabiliza y vive su época de mayor prosperidad, llegando a contar con cerca 80 monjes viviendo entre los muros del monasterio. La abadía actualmente cuenta con 21 monjes viviendo en su interior.

Durante muchos tiempos la actividad de los monjes se centraba fundamentalmente en la ganadería y la producción de leche y derivados lácteos, como principal fuente de ingresos económicos para el mantenimiento de la comunidad. La jardinería y el cuidado del entorno de prados y bosques también ocupa parte de su labor, en especial, tras llegar a un acuerdo con las autoridades para administrar gran parte del territorio que circunda el monasterio. Desde finales de los sesenta la abadía además mantiene en funcionamiento una hospedería que fue reformada en el año 2000 y que recibe numerosos huéspedes al cabo del año. Sin embargo la actividad ganadera tiene que ser suspendida en 2009 y la situación económica de la abadía se torna ruinosa durante los últimos años, lo que les lleva a decidirse por iniciar su actividad como centro de producción de cerveza, como posible solución a los problemas económicos para mantener a flote el monasterio. En 2012 construyen la fábrica con los primeros ingresos obtenidos de la venta de la cerveza. Actualmente elaboran una única referencia la Zundert Tripel, una cerveza de alta fermentación, caramelizada y especiada cn 8º de alcohol, y fuerte carácter que aún no ha llegado con fuerza a nuestros comercios y cervecerías, aunque sí ha sido posible encontrarla de forma discreta.



Cata:


Graduación: 8º
Temperatura de servicio: 10ºC aproximadamente.
Tipo de vaso recomendado: Vaso en forma de cáliz. 

Aspecto: De color ámbar intenso cercano a un tono anaranjado oscuro cercano al marrón. Turbia, y de aspecto denso, a lo que contribuye su espléndida corona de espuma color hueso, esponjosa, compacta, de buena amplitud y excelente retención con gruesos aros e de encaje dibujados en el interior de la copa con cada trago. Una apariencia de manual.

Aroma: Cerveza profundamente aromática con abundante presencia de notas dulzonas como caramelo,miel, y azúcar, así como levadura, fruta (melocotón) almendras y especias (cilantro y pimienta negra): Tambén aparece algo del alcohol en nariz, que con el paso del tiempo gana presencia difuminando los matices afrutados.
 
Sabor y textura: Cerveza maltosa, de cuerpo robusto, y algo masticable. La entrada es potente, muy sabrosa, con predominio de notas maltosas, en especial caramelo que se torna toffee y miel, para a continuación dar paso a fruta confitada, (melocotón). Al final del trago es cuando aparecen los matices especiados, casi picantes de la pimienta y el protagonismo creciente del alcohol, dejando un regusto seco y astringente.

Maridaje: Perdiz en salsa de almendras.
Nota

13 comentarios:

  1. Ahora con la llegada del frío, apetecen estas cervezas trapenses.
    Ganas dan de probarla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, esta época invita a tomar cervezas maltosas de mayor cuerpo y graduación alcohólica. La nueva trapense holandesa es una de ellas, y esta a la altura de las del resto de la familia. Salu2!

      Eliminar
  2. Tengo ganas de probarla y más después de ver la notaza que le has dado... A ver si se me cruza por delante... Por cierto, si no es mucha indiscreción, por un lado la conseguiste por aquí, y si es que sí, hay forma de que me pueda hacer con una? Jejeje!

    Genial post, Juan! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sé por dónde vas, jejeje ;) Yo la conseguí de forma totalmente casual visitando una de las muchas nuevas tiendas que se han abierto últimamente en la provincia de Madrid. Era la única que quedaba en el estante, por lo que no lo dudé. Yo creo que la seguiremos viendo por aquí durante un tiempo. Además no resultó nada cara en comparación con otras como las Engelszell o la pseudotrapense Mont des Cats. Teniendo en cuenta mi debilidad por las triples, creo que además está a la altura de las otras triples trapenses míticas como la de Chimay o la de Westmalle, aunque mantengan obvias diferencias. Un abrazo Pau!

      Eliminar
  3. Me quedé con las ganas de probarla en Holanda, pero por suerte parece que por aqui también se consigue. Durante el viaje a USA intenté hacerme con la Spencer pero de momento solo la distribuyen en un estado.
    Saludos JAB!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí ha llegado de forma tímida. No se ha visto demasiado, pero la encontré en Cervezone, la nueva tienda del CC Sexta Avenida. Era la única que quedaba. Yo creo que la seguiremos viendo, por lo que tendrás oportunidad de probarla. Lo que comentas de la Spencer, me lo imaginaba. Esa la tendremos más difícil... aunque quizás para una sesión del Club de Cata? jejeje. Salu2!

      Eliminar
  4. jeje, también la probé este fin de semana...y creo que me ha gustado tanto como a ti.
    Una pena que no hayas dicho nada del símbolo de la abadía, el pájaro llamado "kievit" (para nosotros esta abadía no está conocida como "toevlucht" como dices tú en este post sino bajo el nombre "de kievit"). Ciao, Ilse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Ilse, estuvimos hablando sobre ello la pasada semana. Y lo que mencionas del pájaro no lo sabía, auunque sí lo del otro nombre por el que he encontrado alguna referencia al monasterio en internet. Supuestamente el nombre oficial es el de Toevlucht, aunque hay alguna mención como Klevit. Ya sé el por qué. Muy buena tu apreciación que nos hace aprender un poquito más. Salu2!

      Eliminar
    2. la manía vuestra ;-) de utilizar una palabra ("toevlucht") para hablar de la abadía cuando se llama oficialmente "María Toevlucht"...es como decir que la patrona del país es "pilar", ¿comprendes lo que quiero decir? Pero vamos, en un post de Isidro y Vika lo ponen en francés, lo que es incluso peor ;-)
      Pero en casí todos los documentos en neerlandés se habla de la cervecería "kievit" : http://www.zunderttrappist.nl/geschiedenis.html
      Y el nombre de kievit viene por el nombre de la granja original que además tenía una girandilla en forma de ...pues sí. Y por eso está en la etiqueta también.
      Ciao, Ilse

      Eliminar
    3. Bueno, bueno, jejeje... en honor a la verdad cuando he usado Toevlucht como término aislado en mi comentario, al igual que en la introducción del post, lo he hecho por abreviar. Igual que uso Orval o Chimay, sin decir el nombre oficial de la abadía, aunque sé que etimológicamente el motivo es distinto. Ya cuando hablo de la historia de la abadía es cuando hago referencia a "Maria Toevlucht" como el nombre del monasterio. Quizás sí, sea una manía muy hispánica la de abreviar algunos nombres, guiados por el afán de teclear menos y ser más pragmáticos. También tenemos otra manía generalizada de "no querer" aprender varios idiomas, y si ya es difícil encontrar verdaderos bilingües con inglés o francés, imagina con el neerlandés ;-). Yo me quedé con el inglés y con un poco de alemán, que no es poco, pero no llegué a lengua de los Países Bajos. Eso es para "cum laude" ;) Ciao.

      Eliminar
    4. Jajajaj Ilse, nosotros lo hemos puesto en holandés lo que importa, el nombre de la fábrica y en el nombre si aparece el nombrecillo del pájaro que comentas. La verdad sea dicha que quitando las 7 clásicas, la historia de las demás me da un poco lo mismo. Para hacer los post del blog tanto de Zundert como de mont des cats me doy cuenta que simplemente aprovechan el tirón, ni mas ni menos.
      No como la historia de Jopen esa si que es bonita jajajaj. Un abrazo a todos

      Eliminar
    5. mucho blabla, Isidro ;-) Si haces un post y escribes sobre la historia, hazlo bien! Si te da igual, pues, deja la historia para el blog de JAB ;-)
      Y es verdad, las trapenses belgas se pueden abreviar al sitio donde están; el equivalente de "toevlucht" para Westmalle sería "corazón sagrado" (heilig hart), y seguro que no vas a utilizar esto para hablar de Westmalle, ¿verdad? No tiene nada que ver con el idioma, es más bien la lógica. De esto se trataba mi comentario original. En todos los documentos veo que la cervecería se llama "de kievit", pero por qué no llamarla (cf. las trapenses belgas) Zundert...me parece lógico. Y si realmente quieres saber lo que significa algo en neerlandés, tienes amigos nativos y puedes preguntárselo ;-)

      Por lo que comentas sobre las nuevas trapenses...lo veo de otra forma : está claro que en la abadía de Zundert han pensado sobre una actividad para ganarse la vida. Si funciona bien para sus amigos de La Trappe (@ Tilburg), bueno, me parece incluso bien aprovechar el tirón. Además no es para hacer beneficios. Mont des Cats igual, pero con una diferencia histórica : que en el pasado son monjes de aquí que han fundado lo que hoy en día es...La Trappe! Sí, un refugio suyo se convertió en abadía y esto hace una bella historia (algo para JAB ;-) ).
      Lo de Jopen es otro ejemplo de reinventar una cerveza extinta (como era el caso de unas cuantas cervezas regionales en Bélgica y Holanda, cf, cata de septiembre)...es una bella historia (del pueblo de Haarlem más que de Jopen, diría yo), pero finalmente la idea es igual : haces una cerveza, funciona, parece que hay un nicho, y sigues en ello. En mi opinión la estratégia de unas cuantas cervecerías...y me parece estupendo!

      Y finalmente, chicos, aprecio mucho vuestros blogs, si doy comentarios es con las mejores intenciones. Un saludo, Ilse

      Eliminar
  5. ME PARECE UNA CERVEZA CORRECTA, PERO POCO MAS. NO ES UNA TRIPLE DE LIBRO NI MUCHO MENOS, PERO SE DEJA BEBER. ESPEREMOS QUE MEJORE CON EL TIEMPO.
    SALUDOS JABS!

    ResponderEliminar