jueves, 25 de diciembre de 2014

La Goudale y Cuvée des Jonquilles, pareja gala para Navidad



A pesar de ser uno de los países con mayor población de Europa, una de las principales economías a nivel mundial, y gozar de una cultura cervecera reseñable, en especial en las regiones fronterizas de Alsacia (con Alemania) y del Norte (con Bélgica), las cervezas galas elaboradas por las fábricas independientes más modestas, no suelen ocupar muchas páginas en los libros especializados y son cervezas de consumo preferentemente local, siendo exportadas en casos aislados. En el blog alguna ha aparecido, gracias a los regalos de amigos y familiares que tuvieron el detalle de hacérmelas llegar en sucesivas visitas al país vecino. También desde hace algo más de un año contamos con un importador/distribuidor en nuestro país especializado "59, Las cervezas del Norte", que procura traer hasta nuestras tiendas y cervecerías, una selección de las cervezas más populares elaboradas en el Norte de Francia. Entre estas cerveceras francesas destacan un par de fábricas, la Brasserie de Gayant, que en realidad es una gran cervecera, y la Brasserie Au Baron, cuyas cervezas de mayo éxito y mejor valoradas son sendas biéres de garde: la Goudale y la Cuvée des Jonquilles, respectivamente, protagonistas del presente post navideño.


La Goudale


La brasserie de Gayant es una de las más grandes fábricas de biére de garde de la región fronteriza con Bélgica al norte de Francia. Se trata de una cervecera cuya historia se remonta a 1919, cuando varios pequeños productores locales se unieron para crear una cervecera tras los graves daños que sufrió la ciudad de Douai durante la I Guerra Mundial. "Gayant" es la palabra usada en francés para denominar a los gigantes, y los fundadores de la brasserie la usaron como homenaje a la celebración anual de la procesión de gigantes en la ciudad, heredada de una antigua tradición flamenca cuando se encontraba bajo dominio español. 
La brasserie no sólo es gigantesca por su nombre, sino también por su volumen de producción y negocio, superando la barrera de los 180.000 Hl anuales, situándose en extremo opuesto de otras brasseries de la región con producciones mucho más modestas como la cervecera Thiriez. La cervecera además posee una pequeña microcervecera piloto donde el maestro cervecero jefe de la fábrica, Alain Dessy, realiza ensayos con nuevas recetas. Entre sus cervezas más conocidas se encuentra la potente Bière du Démon, una cerveza con tequila llamada Tequieros, y una cerveza especial de temporada para Navidad llamada St. Landelin. Pero sin duda, la cerveza más vendida de la fábrica es La Goudale, la cual es elaborada siguiendo una antigua receta medieval encontrada por casualidad en una vieja biblioteca, aunque sin embargo la Goudale no fue comercializada por vez primera hasta 1994. Se trata de una cerveza aromática de maltas pálidas que sigue el camino marcado por las cervezas de abadía, y que utiliza materias primas (tanto malta de trigo y cebada, como lúpulo) de Francia.


Graduación7,2º
Temperatura de servicio: 8ºC aprox.
Tipo de vaso recomendado: Copa Teku
Aspecto: De tono ambarino, ligeramente turbia, presentándose en copa traslúcida con un fino velo, forma una amplia capa de espuma blanca y esponjosa que supera los 3 cm. de espesor y muy buena retención. El lacing resulta algo más discreto de lo esperado, pero aún así aparecen restos un poco irregulares adheridos al vidrio.
Aroma: Cerveza bastante aromática, con predominio de los matices derivados de la malta como grano, miel y caramelo, acompañados de notas afrutadas como naranja, melocotones, manzanas y otros matices de perfil terroso, y lupulado con notas herbáceas.
Sabor y textura: Cerveza de entrada dulce con presencia obvia de matices maltosos como caramelo y miel, acompañados de sensaciones afrutadas con notas de fruta verde, y algo de fruta con hueso, y notas lupuladas herbáceas y terrosas, más evidentes hacia el final del trago y el regusto. Presenta un cuerpo medio, y una textura semi-cremosa con un nivel de carbónico intermedio, y un final algo especiado, astringente y de moderado amargor, creando una cerveza de relativa facilidad en el trago, que la podría colocar en las proximidades de una pale ale belga, más que de una triple propiamente dicha.
Maridaje: Arroz marinero con pimienta y ajo.
Nota:




Cuvee des Jonquilles

La Brasserie Au Baron alberga uno de los grandes secretos mejor guardados en materia de elaboración cervecera de toda Francia. Localizada en la idílica aldea de Gussignies, se trata de una pequeña fábrica situada de forma adyacente al restaurante Au Baron, cuyo propietario de origen belga, Roger Bailleux inauguró en los años 70. 
La excelente comida y grandes cervezas constituyen un irresistible atractivo para los lugareños y turistas locales, que buscan disfrutar de alguna de las especialidades de la casa, en cuyas recetas la cerveza se encuentra presente, como corresponde a una región inmersa en la cultura cervecera, como por ejemplo, el pollo a la cerveza.  También múltiples aficionados y "beer-hunters" de todo el planeta, recalan en el lugar, buscando hacerse con alguna botella de la joya de la fábrica, la Cuvée des Jonquilles, bautizada con se nombre a causa de los narcisos que crecen la región en primavera, y elaborada por vez primera en 1990.
La visita a la brasserie es todo un espectáculo en un día de elaboración, cuando la cálida fragancia desprendida de la malta macerando flota en el ambiente. Para la elaboración de la Cuvée des Jonquilles, se utilizan 3 tipo de lúpulo: Hallertau, Stisselspalt y Brewers Gold. Tras la fermentación, la cerveza pasa dos semanas madurando y enfriándose antes de ser embotellada. Tras el envasado la cerveza de nuevo es guardada durante un mes antes de ponerla a la venta. El resultado es una biére de garde espectacular.


Graduación: 7º
Temperatura de servicio: 8ºC aprox.
Tipo de vaso recomendado: Copa Teku.
AspectoDe un tono entre amarillo y anaranjado pálido, y con leve nivel de turbidez, genera una buena corona de espuma blanca de algo más de 2 cm. de espesor, de aspecto esponjoso, y con muy buena retención, a la que ayuda una carbonatación activa. Los restos de lacing son abundantes y bien definidos en el interior de la copa.
Aroma: Cerveza muy aromática, con presencia obvia de abundantes ésteres de levadura, con notas cítricas agridulces (naranja confitada) y de fruta dulce como peras, plátano y paraguayas. Sobre un fondo de miel y caramelo también flotan otros matices de carácter terroso, floral y medicinal, que añaden complejidad a la cerveza.
Sabor y texturaEn boca es una cerveza con entrada firme, sabrosa, con alternancia de notas dulces y afrutadas, y otras más ácidas, secas y astringentes. Muy bien equilibrada presenta del mismo modo algún punto terroso y un suave amargor final. De sabor muy agradable, donde aparecen matices a peras, plátano y mermelada de naranja, y un cuerpo medio, acompañado de una vivaz carbonatación, es una cerveza sabrosa y fácil de beber muy ajustada al estilo, siendo sin duda uno de los referentes dentro de la Bière de Garde.
Maridaje: Lenguado en salsa de naranja

Nota




1 comentario:

  1. Magníficas cervezas todas las que mostraste en la web pero si me tuviera que quedar con una sería con La Goudale porque es un tipo de cerveza que ahora con el calor gana mucho y con sabores propios que a cebada que le sientan de maravilla

    ResponderEliminar